Miércoles, 01 Abril 2020 20:08

En tiempos difíciles, el señor arroz hace una señora contribución

Por

La organización Roa Florhuila, destina $5.000 millones para apoyar programas sociales en todo el país por el Covid-19.

La Junta Directiva de la Organización Roa Florhuila S.A, ORF S.A, líder de la industria arrocera en Colombia, aprobó un aporte de 5.000 millones de pesos para apoyar a familias en todo el territorio nacional, en especial de los sectores más vulnerables, ante la grave crisis que enfrenta el país por la propagación del brote de COVID-19. Igualmente garantizó la estabilidad laboral de sus 1.800 trabajadores a lo largo de la crisis.

El Presidente de la ORF S.A. Aníbal Roa Villamil indicó que como ha sido costumbre a lo largo de más de 50 años, el grupo empresarial está en las buenas y en las malas con las amas de casa y con todos los colombianos.

Explicó que la empresa canalizará los aportes a través del programa “Ayudar nos hace bien”, de la Presidencia de la República, que lidera la primera dama María Juliana Ruiz, la iniciativa “Colombia Cuida a Colombia” de la Asociación Nacional de Bancos de Alimentos, programas de apoyo al adulto mayor, a través de la Cruz Roja, iniciativas propias a través de la “Fundación Amigos como Arroz” de la ORF y de diferentes programas de asistencia alimenticia en todos los departamentos, con énfasis en Huila, Tolima, Meta y Casanare, donde están los centros de producción.

Manifestó también que ante la difícil coyuntura que vive el país la Organización adelanta una rigurosa política interna para garantizar a los consumidores productos seguros.

 

“Fortalecimos la cultura del autocuidado y cuidado colectivo en todas nuestras plantas, oficinas, bodegas y en toda nuestra red de transporte, para evitar que los alimentos sean un vector de transmisión”, expuso el señor Roa Villamil.

 

Igualmente anunció que conscientes de la importancia del arroz en la canasta familiar, la ORF apoya los reclamos de algunos consumidores contra manifestaciones de acaparamiento y especulación en la venta de arroz. Explicó al respecto que el precio del arroz traía una dinámica de crecimiento desde octubre de 2019, debido a las condiciones de la oferta y la demanda en el mercado nacional, en particular el aumento de los precios de la materia prima, arroz paddy verde, el valor de los empaques y en las últimas semanas por la devaluación de la moneda para el caso de las importaciones de Ecuador y Perú.

 

“Excepción hecha de esas condiciones, ajenas a nuestra acción y voluntad, como ha sido tradicional a lo largo de toda la historia de nuestra Organización, mantendremos los precios de nuestros productos en las condiciones normales del mercado” concluyó Roa Villamil.

 

A su turno el Gerente General de la ORF, Hernando Rodríguez, recalcó que para la empresa más que una donación, el gesto es un compromiso toda vez que la empresa lleva más de 50 años en el mercado nacional recibiendo no solo respaldo sino todo un reconocimiento del público que con su fidelización ha contribuido al afianzamiento de marcas gracias a la fidelización.

Indicó que la iniciativa encaja de manera perfecta en un momento vital en el que las personas en Colombia y en el mundo necesitan de ayuda y unas manos amigas. Agradeció igualmente la solidaridad y la generosidad que han mostrado otras empresas del sector y de diversas actividades económicas que han sabido responder con altura a un clamor por el bienestar de muchos damnificados por la compleja enfermedad.

 

“Es muy grato ver que las empresas en Colombia se han volcado hacia las gentes más necesitadas para llevar una ayuda y un acompañamiento solidario y especial porque hay crisis paralelas que muchos sufren como el desabastecimiento de alimentos y todo esto implica un legado para las nuevas generaciones porque en momentos de dificultad es cuando más unidos tenemos que estar”, puntualizó el vocero.

 

Sostuvo que ante la gran incertidumbre que existe con el problema sanitario de la humanidad, hay que saber esperar y ver cuál será el desenlace del problema de hoy pues son muchos los interrogantes con todo y que hay siembras y cosechas, porque basta saber que todos superen el escollo, ojalá, manifestó, con vida.

Dejó claro que por tratarse de un problema de fuerza mayor los trabajos permanentes de la agroindustria de se ven enturbiados por la misma responsabilidad con los colaboradores y la comunidad.

Anotó que la inversión social hecha demandó acudir al endeudamiento, pero aclaró de manera tajante que en medio de lo complejo que es mover la caja, lo real es que esa ayuda “Colombia se la merece”.

En opinión del ejecutivo, todo lo que está pasando con el Coronavirus y los líos transversales hacen parte de una gran enseñanza porque en el planeta el dinero no lo es todo y en materia de especie, todos los seres humanos están hechos de lo mismo por lo que demandan el mismo respeto, la misma manera de vivir y las mejores condiciones.

 

“Esta es una enseñanza de humildad y confiando en Dios empiecen a parar las muertes que lleva la pandemia pues estos desastres golpea e invitan a cumplir con las medidas impartidas por el gobierno y a hacer caso de las recomendaciones dadas por los profesionales de la salud”, concluyó Rodríguez.

 

 

Visto 2381 veces