Jueves, 07 Octubre 2021 08:33

Frigoríficos buscan institucionalidad para enfrentar sacrificio clandestino

Por

Las instituciones están ausentes y, más grave aún, indolentes frente a esta situación que tiene impacto nacional.

Una voz de alerta y un urgente llamado a las autoridades colombianas como consecuencia del incalculable aumento que se registra en el sacrificio clandestino de ganado en el país, lanzó la Asociación Frigoríficos de Colombia.

El angustioso pronunciamiento lo hizo el Presidente del gremio, Álvaro Urrea, quien precisó que este fenómeno clandestino genera cuantiosas pérdidas a los frigoríficos del país, está gestando un grave problema de sanidad en el sector ganadero y pone en situación de alto riesgo a la población del país.

Es imperioso que el gobierno nacional intervenga inmediatamente y reforme las normativas existentes para que les permita a las diferentes autoridades tomar decisiones y acciones concretas frente al sacrificio ilegal de ganado, comentó el líder gremial al explicar que esta actividad tiene en riesgo la sanidad ganadera y el comercio internacional de carne.

"Hay personas con cierto nivel de informalidad que buscan menores costos matando sus animales en establecimientos ilegales que no cumplen con las normativas vigentes establecidas en el Decreto 1.500,  no pagan impuestos ni son vigilados por las autoridades”, precisó el señor Urrea.

La problemática presenta enormes dimensiones dado que este fenómeno no sólo impacta el sector bovino, sino también de manera negativa a la avicultura y a la porcicultura, sectores estos que no son indiferentes al sacrificio clandestino de animales porque cada año registran pérdidas multimillonarias en la cadena de producción, procesamiento y comercialización.

En las zonas rurales, la problemática va más allá, porque matan los animales en potreros o fincas donde las condiciones inadecuadas atentan contra el bienestar animal, contaminan indiscriminadamente el medio ambiente y, por supuesto y no menos importante, colocan en riesgo la salud de la población.

Impacto económico

No hay un dato exacto de cuanto ganado se sacrifica ilegalmente en el país, sin embargo, al analizar el sacrificio del año 2015 que fue de 3.986.680 animales beneficiados y el 2020 con 3.257.033 animales sacrificados, se observa una caída del 18.3%. Esto significa, explica el empresario, que si tomamos el año 2020 con 3.257.033 animales beneficiados y calculamos que un 30% de este volumen no pasa por las plantas legalmente constituidas, estaríamos hablando de un número estimado de 977.100 animales sacrificados de manera clandestina.

Lo anterior es alarmante, dado que se calcula que un animal sacrificado representa 10 jornales. Entonces, dice, significa que los mismos 977.100 animales, estarían generando 9.771.000 jornales en el año, los cuales hoy día no se crean legalmente.

El Fondo Nacional del Ganado tiene un impacto económico elevado porque ese número de animales sacrificados clandestinamente no permiten percibir cerca de 22.712 millones de pesos, dineros estos que son necesarios para cumplir con todos los programas de sanidad bovina, en especial, los ciclos de vacunación contra la fiebre aftosa.

Los departamentos y municipios también se ven perjudicados, toda vez que el recaudo por concepto de degüello se reduce en 25.000 millones de pesos por año.

En aspectos públicos, el daño es total y la salud de la población se puede ver comprometida porque no existe posibilidad de garantizar inocuidad de un alimento cuando el animal fue sacrificado en condiciones inadecuadas, agrega el dirigente gremial.

Acciones legales

La Asociación Frigoríficos de Colombia instauró una acción popular en la cual exitosamente logramos un fallo del Consejo de Estado, que ordenó y responsabilizó a la Policía Nacional e Invima a tomar las medidas necesarias frente a este flagelo de la ilegalidad en sus diferentes modalidades. El Invima está a la cabeza de este trabajo, pero son más los esfuerzos que los resultados tangibles, no hay un compromiso de las autoridades ni tampoco la articulación necesaria entre ellos para poder mostrar resultados frente a su responsabilidad

El gremio advierte que además de todas las pérdidas económicas que esto genera en el sector ganadero, avícola y porcícola, no se puede desconocer que existe un alto riesgo de perder nuestro estatus sanitario, porque el sacrificio clandestino motiva el contrabando de animales de países vecinos que no cuentan con controles de enfermedades como la Aftosa, el Newcastle y la Peste Porcina Clásica.

Es imperativo que el gobierno tome cartas en el asunto, con compromiso y articulación entre las instituciones para que se generen acciones concretas, concluye el presidente de la Asociación Frigoríficos de Colombia, al advertir que de continuar esta situación, los sectores pecuarios seguirán en una caída que al final conducirá al desabastecimiento de alimento cárnico en la población.

Visto 350 veces