Jueves, 24 Marzo 2022 18:37

La Estrella impulsa ganadería regenerativa y ambientalmente responsable

Por

Esta práctica responsable ayuda con el mantenimiento de coberturas vegetales y humedad relativa que potencializa la fotosíntesis en las plantas para cerrar el ciclo del carbono.

Carnes la Estrella, una cadena que se especializa en la distribución de productos cárnicos saludables y de alta calidad, anunció que su estrategia de negocio se fundamenta en la ganadería regenerativa, un método que se está expandiendo en Colombia y que se caracteriza por ser ambientalmente amigable.

De acuerdo con un informe publicado en Biodiversidad, informe del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, en Colombia, actualmente hay más de 170 fincas en las que se están implementando estrategias bajo el sistema la ganadería regenerativa, principalmente en las regiones Caribe y Andina.

Estas estrategias, puntualiza la publicación, aseguran la conservación de la fauna y la flora, incrementando el hábitat de diversas especies que favorecen la resiliencia de estos agroecosistemas, buscando progresivamente un equilibrio natural que se traduce en rentabilidad de la actividad ganadera.

De acuerdo con el gerente de Carnes la Estrella, el reconocido Chef Mario Martínez, la ganadería regenerativa es un método de crianza de ganado en la cual se busca ser muy amigable con el medio ambiente, pero también entregar al consumidor final un producto saludable y con alto contenido proteínico.

Se trata de un método que opera con pequeñas manadas, las cuales se van moviendo de un potrero a otro, a diferencia de la ganadería tradicional, que se caracteriza por utilizar mucha tierra para pocos animales. En el caso de la regenerativa, se trata de criar más animales, con una mayor rotación del ganado.

Así las cosas, la res va pisando su propio estiércol y lo que hace es abonar la tierra, introduciendo sus nutrientes y acelerando el crecimiento de los pastos, así como su renovación, fomentando, además, su diversidad.

Eso, en la práctica, conduce a que las reses comen variedades de pastos, lo que se traduce, no solo en bienestar animal, sino en la acumulación de nutrientes que cada uno de estos puede aportar, señala Mario Martínez.

Y asegura que una hectárea de ganado regenerativo fija más carbono que el metano que produce. En otras palabras, promueve cero deforestaciones en la cadena cárnica, ya que los animales pastan en ecosistemas naturales y no se incurre en la destrucción de plantaciones para extender potreros.

Pero, además de la protección de la biodiversidad de los hatos con esta modalidad, otro principio de la ganadería regenerativa es el cuidado de las fuentes hídricas, puesto que los potreros no se contaminan con abonos y químicos, cuidando, precisamente, la misma agua que consume el ganado.

Carne saludable

De acuerdo con el Chef Mario Martínez, quien desde ‘Mercado Municipal’ en Villa de Leyva, Boyacá, promueve el producto final derivado de la ganadería regenerativa, explica que este tipo de carne es muy sana para el organismo humano por ser más rica en aminoácidos simples, nutrientes, su grasa es rica en omega tres y por ser poliinsaturada, es muy benéfica para la salud.

Además, por su alto contenido de selenio, ayuda bastante a los hombres a evitar el cáncer de próstata, explica el experto.

El mismo informe del Instituto Humboldt, aseveró Martínez, ratifica que la carne proveniente de la ganadería regenerativa permite obtener alimentos saludables y limpios para los consumidores por el no uso de productos de síntesis química como fertilizantes, insecticidas, pesticidas, herbicidas y otras sustancias contaminantes y perjudiciales para el ambiente, así como para la salud humana.

Amigable con el ambiente

Otros aspectos que destaca el informe de Biodiversidad sobre la ganadería regenerativa tiene que ver con incubación de microclimas que reflejan las dinámicas evolutivas de bosque y pradera, mantenimiento de coberturas vegetales y humedad relativa que potencializa la fotosíntesis en las plantas para cerrar el ciclo del carbono, mejoramiento de la salud y la fertilidad del suelo con el incremento del contenido de materia orgánica, así como la capacidad de infiltrar y retener agua, de igual manera, precisa el estudio, este tipo de cría bovina, conserva la fauna y la flora, incrementando el hábitat de diversas especies que favorecen la resiliencia de estos agroecosistemas.

Visto 219 veces