Jueves, 13 Octubre 2022 18:25

Colombia tendrá crédito agropecuario a través de las cooperativas: Finagro

Por

El próximo año y sus complejidades obligará a revisar las colocaciones y la irrigación de circulante, una prevención sana que no le pone palos en la rueda a los préstamos destinados a fomento.

Uno de los grandes cuellos de botella de la agricultura en Colombia es sin lugar a dudas el acceso al crédito de fomento, con tasas de interés apropiadas para el pequeño y mediano productor, base de la economía agraria, y unas condiciones blandas, cómodas y aterrizadas para una ruralidad, generalmente en apuros económicos y con pocos instrumentos para maniobrar y generar mayor productividad.

El Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro, un ante concebido en 1990 para el desarrollo rural del país y el estímulo a la economía campesina, ha puesto al servicio de los productores recursos importantes para los diferentes sectores productivos, pero como siempre pasa, los dineros resultan insuficientes más allá que se presta en billones de pesos.

Los expertos siguen hablando de incertidumbre, de serios efectos en la economía mundial tras la recesión que asoma y de algunas restricciones y prevenciones a la hora de poner plata en manos del público.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, la presidente de Finagro Ángela María Penagos Concha aseguró que habrá dinero y crédito fácil para los productores del campo toda vez que una de las metas del Presidente de la República Gustavo Petro, es reactivar el campo, estructurar la productividad, garantizar seguridad alimentaria y generar oferta exportable.

La directiva apuntó que se viene un arduo trabajo para que haya mayor acceso a los recursos de Finagro a través de las cooperativas que tienen una muy buena cobertura en Colombia, que conocen el territorio, los negocios agropecuarios y que por la vía de un trabajo conjunto así como de conocimiento y fortalecimiento, podrán llevar mayor crédito de fomento a la ruralidad, con unas líneas direccionadas a la transformación de la agricultura y la economía colombiana.

En ese orden de ideas, Finagro tendrá en cuenta para su gran propósito, a las cooperativas que generen confianza, que tengan músculo financiero, pero esencialmente que cumplan con las condiciones que exige el crédito de fomento, razón por la cual la entidad le apuesta a trabajar en la metodología y el fortalecimiento conjunto porque no se trata de cumplir por cumplir sino que van a identificarse las necesidades y por esa vía ver de qué manera Finagro puede colaborar en el cumplimiento de los requisitos para que fluya el crédito de redescuento y llegar así a más campesinos en Colombia.

En medio de la transición del modelo económico y que se identifica plenamente con el sector cooperativo, habrá un trabajo articulado entre el gobierno, en cabeza del ministerio de Agricultura y Finagro, con las cooperativas que realmente lleguen a los labriegos y que acrediten conocimiento sobre el funcionamiento de los sistemas productivos agropecuarios y que además tengan las condiciones para acceder al crédito de redescuento o de fomento que tiene la institución crediticia conocida por respaldar empréstitos destinados a la productividad agropecuaria.

 

 

Un asunto para tener en cuenta es que los campesinos necesitan orientación y educación financiera porque muchos no conocen las bondades del crédito, su manera de diligenciarlo y de hacerlo rentable como también útil.

En opinión de la presidente de Finagro, ese, el de la formación financiera, es uno de los retos más grandes y por eso es muy importante que el crédito no vaya solo pues debe ir acompañado por Finagro y sus métodos de financiamiento, pero en una labor coordinada con las agencias y todas las entidades que prestan el servicio de extensión agropecuaria.

 

"El crédito necesita extensión y la extensión necesita crédito, tenemos que ir de la mano, ese es posiblemente uno de los retos más grandes y en lo que queremos trabajar, por eso haremos gestión desde el ministerio de Agricultura, uniendo todas las entidades del sector para lograr una adecuada educación financiera y hacerla que redunde en eficiencia y mayor productividad", agregó la señora Penagos Concha.

 

La entidad prevé que habrá mayor dinámica en la economía nacional porque vendrán tiempos buenos en los campos y en su agricultura, un tema que aparte de aumentos significativos en producción, generará empleo, ingresos y la debida demanda de bienes y servicios, verbigracia maquinaria, insumos, semillas y adaptaciones. Lo cierto, precisó la presidente de Finagro, es que la gente tiene que comer y producir alimentos lo que explica el por qué la agricultura tiene un potencial tan importante en la transformación social y económica de Colombia.

Con salarios y trabajo, puntualizó Penagos Concha, será posible hablar de vida digna, es decir que el país tiene una tremenda fuerza agraria y toda la oportunidad para tener una economía primaria sólida que debe aprovecharse al máximo.

Con el espaldarazo del Primer Mandatario al reavivamiento de la economía rural, aumentará la colocación de crédito y por eso Finagro asume que se hace perentorio poner más dinero a disposición del campo, un motivo más que obvio para buscar aliados en el sector cooperativo, los cuales con el concurso del Banco Agrario de Colombia, dinamizarán el oxígeno financiero que está pidiendo el agro, una tarea que sugiere una súper labor de cara al desarrollo agropecuario.

Sobre la propuesta que Finagro le hizo a las cooperativas reunidas en Medellín en cumplimiento de la IX Convención Financiera Cooperativa Internacional 2022, la funcionaria explicó que es clave trabajar articuladamente con Finagro, optimizar la metodología para lograr la condición habilitante.

 

 

 

"Señoras y señores de las cooperativas, arriésguense a trabajar con el sector agropecuario, sobre todo con los recursos de redescuento que tiene Finagro, la idea es consolidar una alianza, unas sinergias y un trabajo colaborativo porque sencillamente Finagro no puede solo y las cooperativas igual. Necesitamos trabajar con las otras entidades del sector tanto a nivel nacional como territorial", expresó Penagos Concha.

 

Frente al desconocimiento por parte de los agricultores por Finagro y los enormes beneficios que tiene el estado para incentivar las siembras, la presidente de Finagro dijo que es necesario dar a conocer la importancia de una banca de fomento ya que es un activo que tiene Colombia.

Añadió que el Sistema Nacional de Crédito Agropecuario es demasiado importante y a través de una entidad como Finagro que finalmente es una banca de desarrollo, puede movilizar y propiciar las grandes transformaciones.

A quienes relacionan un crédito agropecuario como un problema pues ven en el sistema de redescuento un favor para la banca privada, la funcionaria especificó que la tesis no encaja con la realidad, no es un inconveniente por cuanto se trata de recursos que tiene el sistema financiero para mover la economía. Aclaró que Finagro es una banca de segundo piso, un factor que la lleva a trabajar con aliados, es decir cooperativas y bancos, entidades muy cercanas a los productores a quienes se les facilitará el acceso a la liquidez.

Más allá de una línea de crédito, afirmó Ángela María Penagos Concha, el éxito de la colocación está en la educación financiera y por eso Finagro es uno de los instrumentos más importantes, motivo por el cual no solo se habla de líneas, seguros o el fake, en síntesis de un paquete versátil que va a acompañado de instrucción financiera, con acceso a tecnologías digitales y el fortalecimiento de las metodologías de hacer crédito.

Insistió que el crédito formal es un determinante significativo de la productividad de los agricultores más pequeños, algo clave y vital para garantizar los préstamos y el repunte de la economía agropecuaria.

En cuatro años, la presidente de Finagro vislumbra un sector primario con mayor productividad, en capacidad para cultivar y cosechar alimentos para todos, diversificado y usando toda una red de aliados que permitirá mover el andamiaje agropecuario con mayor celeridad.

En materia de alivio de deuda campesina, recordó la presidente de Finagro, hay instrumentos para llevar soluciones, que han estado presentes desde hace rato, es decir que de cara a mejorar la condición financiera de los labriegos, la puerta está abierta, eso sí, dejando claro que la gran apuesta es por la productividad y por mejorar las condiciones de acceso a las herramientas que aseguran una transformación rural en favor de todos , especialmente para los campesinos y a quienes nunca tuvieron acceso.

Visto 1120 veces