Sábado, 14 Enero 2023 06:15

Tecnología, una necesidad en el campo: Del agricultor al agricul-DRON

Por

Este tipo de vehículo aéreo no tripulado lleva más de 150 años, una tecnología añeja y no, como muchos creen, una solución reciente fruto del auge tecnológico y digital.

Los drones, unos aparatos autónomos de enorme utilidad, no son tan novedosos y recientes como muchos creen, llevan siglo y medio en distintos entornos, pero quienes conocen el tema aseguran que esta tecnología llegó como un adelanto castrense que resultó útil para adelantar espionaje, lanzar bombas y distraer a la contraparte. Algunos pensaban que este mecanismo tenía cédula reciente, pero no, desde el siglo XIX fue desarrollado precisamente en medio de una guerra.

El primer dron fue utilizado en 1849 cuando los ejércitos austrohúngaros estrenaron un avance para contrarrestar a los rebeldes venecianos. Desde ese tiempo en el que se demostró que había una manera sutil y discreta de combatir, más de sesenta países han dedicado tiempo y recursos en el mejoramiento y evolución de esta herramienta militar, igualmente útil en sectores productivos como el agropecuario, la vigilancia y las garantías que ofrece en seguridad.

Los vehículos aéreos no tripulados, UAV, por sus siglas en inglés, han resultado de mucha utilidad, con ellos es posible adelantar estudios geográficos, combatir con eficiencia, pero igual mejorar las tareas de labranza ya que hace parte de la agricultura de precisión con la cual se hacen aplicaciones suficientes, se adelanta control de plagas, mejorando rendimientos e ingresos.

Ese extraño y novedoso aparato que fue vital para que los soldados austrohúngaros bombardearan el 22 de agosto de 1849 con cerca de 200 globos cada uno con 150 kilos de explosivos, localidades de Venecia, claro está que como en todo, el primer episodio dejó cosas por mejorar, ya que por cambios intempestivos en las corrientes de aire estallaron en el sitio de lanzamiento.

Esta técnica no se quedó en Europa, entre 1861 y 1865 durante la Guerra de Secesión Estadounidense, los militares de la doctrina unionista atacaron con globos acondicionados con mecanismos incendiarios al ejército confederado.

 

 

Sin lugar a dudas el talento del hombre ha estado a la orden del día, lamentablemente para destruir y apagar muchas vidas sin importar edades, género o condición social, simplemente el exterminar hace parte de la consigna humana, razón por la cual hoy, el planeta está con cuenta regresiva.

En 1918, poco antes de iniciar la Primera Guerra Mundial, Estados Unidos creó una bomba dirigida que llegaba de manera exacta al objetivo, explosionando en el momento justo. Se trataba del torpedo aéreo, inspiración del ingeniero Charles Kettering, un aparato tipo biplano con capacidad para volar aproximadamente 80 kilómetros.

Los ingleses hicieron lo propio y se dedicaron a fabricar todo tipo de instrumentos aéreos no pilotados para atacar los dirigibles alemanes. Allí fue importante el trabajo de radiocontrol impulsado, obra de Archibald Low, una técnica que fue ineficaz hasta su perfeccionamiento en 1924 cuando desde un buque de guerra partió un avión autónomo con unas alas que median siete metros, ese primer vuelo oficial enviado por radiofrecuencia duró en el aire 12 minutos.

Con el tiempo y en medio de las guerras vinieron varias propuestas bélicas de explosivos voladores como la bomba zumbadora desarrollada en Alemania en 1944, torpedo que alcanzó los 640 kilómetros por hora.

En medio de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos elaboró un torpedo volante que operaba a control remoto, además tenía como novedad la instalación de una cámara, era el Interstate BQ-4/TDR (TDN), varios de estos aparatos hicieron blanco en barcos japoneses en el intenso 1944, el escenario el mar pacífico.

 

 

Con la Guerra Fría llegó un auge en este tipo de tecnología, el espionaje estaba de moda y para eso era importante contar con tecnología discreta y de punta, aparatos no pilotados para sobrevolar tierra enemiga y obtener audios e imágenes, en este caso fotografías. El programa Red Wagon puso en el aire naves no tripuladas, totalmente autónomas para entrar y salir de la extinta Unión Soviética. Los americanos despuntaron en este tipo de tecnología luego de que en 1960 fuera derribada por las tropas rusas la aeronave de Francis Gary Powers, piloto que fue capturado, juzgado y condenado a diez años de cárcel, por fortuna la suerte estaba de su lado, pues por un intercambio de agentes fue liberado a los dos años.

Vietnam, un conflicto en el que Estados Unidos terminó derrotado, fue un contexto para nuevos desarrollos y tecnologías en prueba para esta ocasión creaciones incorporadas a los famosos y potentes aviones Hércules. Las exigentes formas de conflicto hicieron que Israel se pusiera a la cabeza en nuevas fabricaciones y avance en vigilancia y ataque preciso con drones.

Después de 1973 cuando los israelíes perdieron buena parte de su flota en ataques de Siria y Egipto que mostraron las bondades de sus bases antiaéreas, el gobierno de Israel lanzo un plan de drones con los que logró responder eficientemente y sin bajas.

Las innovaciones son asombrosas, en los últimos diez años Estados Unidos logró desarrollar drones para ofensiva puesto que disparan misiles con toda exactitud, un arma vital para contrarrestar los embates de los hostiles pueblos de Centro Asia. Combatir la yihad con la tecnología encontrada en el dron, resultó esencial para las tropas americanas, de todas maneras, hay reclamos y denuncias por la muerte de personas inocentes que incluye niños y gente al margen de esa enemistad.

 

 

La historia ha encontrado en este tipo de herramienta creada según los expertos en 1907 por los hermanos Jacques y Louis Bréguet, en esa época se expuso un modelo que demandaba de cuatro personas para lograr su total estabilización.

Los avances no paran, siguen de manera presurosa a tal punto que en Estados Unidos la policía ha adelantado operativos con drones, de hecho, en 2006 la Federal Aviation Administration, FAA, expidió permisos comerciales de este tipo de solución, muy útil en actividades diversas como el campo y otras industrias.

Un prestigioso grupo francés presentó en 2010 el primer dron manipulado a través de telefonía móvil inteligente gracias a las garantías que ofrece la red inalámbrica Wi-Fi. Años después, en 2016, socializan un aparato muy sofisticado dotado con visión inteligente y una tecnología automática de aprendizaje, que le permitió volar sin tocar empachos y tomar fotografías en perspectiva de excelente resolución.

En 2029 fue presentada la versión de dron mensajero con la cual Amazon hará entregas eficaces de paquetería y en el menor tiempo. Este aparato operado con electricidad está aperado de cámaras, sensores y otras ayudas que le permitirá sobrevolar sin el inconveniente de los obstáculos.

Hoy el dron ha salido un podo del espectro bélico para poner al servicio de la economía un instrumento de alta competitividad ya que ayuda con la aplicación de fertilizantes y otras labores inherentes a la ruralidad, gracias a este artefacto la inteligencia del hombre llega a sectores productivos en donde la vida es un himno.

 

 

En charla con Diariolaeconomia.com, el directivo de AeroScan Tech Juan Carlos Duarte, aseguró que la apuesta por el dron en las actividades agrícolas es todo un acierto por cuanto es sinónimo de precisión, eficiencia, competitividad y rentabilidad. Esta empresa creada en 2012 creció y vivió la grata experiencia de la transición tecnológica.

En opinión de Duarte, AeroScan Tech fue uno de los grupos innovadores y creadores de los primeros drones para fumigación en Colombia. La compañía logró la transformación, fabricó sus drones y los operó con la tecnología DJI o T30, más puntualmente el agras DJI T30, un equipo extremadamente avanzado con unas tecnologías de punta y bastante evolucionado que está dando muy buenos resultados en el sector agrícola.

 

“La tecnología está avanzando, reduciendo costos y este dron es de precio elevado, pero cuando el agricultor es consciente que con equipos de punta ahorra y gana, abre los ojos y decide por una inversión en favor del progreso”, declaró el señor Duarte.

 

La marca elementalmente suma drones de fotografía, aspersión aérea e insumos agrícolas, de manera paralela desarrolla tecnología sobre pilares de ingeniería mecatronica, robótica y con ello diseña unos drones de liberación para el control biológico, en otras palabras, suelta la cotesia, una avispa que ataca la diatraea o barrenador del tallo, una plaga que golpea fuertemente los cultivos de caña. La compañía hizo unas pruebas o demostraciones con Bioenergy en Puerto López y los resultados fueron espectaculares.

 

 

El experto indicó que de la mano del agricultor viene la tecnología que avanza a pasos agigantados y en una transición de casi 11 años deja ver que los avances, más que una locura, resultan indispensables y afortunados en la agricultura que verá mejores beneficios a futuro.

En temas agrícolas quedó demostrado que invertir un poco más redunda en ganancias, controles, ahorros y mejores rendimientos, por ello, expuso Duarte, adquirir drones para la ruralidad es más que un gasto, una buena apuesta.

Los equipos de AeroScan Tech están dotados con cámaras hiperespectrales, con sensores que garantizan imágenes más precisas que permiten por esa condición hacer un estudio detallado de los cultivos en porcentajes de afectación o favorabilidad, todo de acuerdo con la situación del sembradío. Según el conocedor, ese tipo de cámaras que son viables por vía satelital, en avión o por drones, resultan, como es el caso de la compañía, más eficientes, ya que el equipo fílmico aplicado al dron le permite al labriego generar una producción de mejor eficiencia, sumamente efectiva, es decir hacer las cosas en reducido tiempo y al menor costo posible.

Insistió que agricultura más tecnología deja como resultado el mejor ejercicio en productividad y rentabilidad, todo lo que un empresario del campo pide frente a grandes retos de mercado que se hacen retadores por el factor climático.

En agricultura los drones aparte de ser eficaces en aplicaciones, son ventajosos en fotogrametría, que es la medición, los levantamientos topográficos, levantamientos con lidar o con cámaras normales, todo para hacer el estudio detallado de la superficie de la tierra, algo de alto costo, pero que viene desde hace varios años.

 

 

El tema de innovación aseveró el técnico, ha gustado demasiado en grandes cultivos como Bioenergy, a Fazenda, reveló, le gusto el asunto y quieren verlo, básicamente para control biológico.

 

“Los sistemas de agricultura con drones están revolucionando el campo porque en extensiones gigantes estaba el avión de fumigación, soy piloto retirado de la Fuerza Aérea, llevo 32 años volando, pero me atrevo a decirle con total tranquilidad que en las explotaciones agropecuarias, los drones ya le están mostrando dientes a las avionetas, el dron tiene capacidad de 30 litros, ya salió el de 40 litros, luego en temas de deriva, precisión y entrega, este es un computador volante más no el aviador que vio el pájaro, el árbol, la cuerda de fluido eléctrico, no es el piloto que debe estar atento a la velocidad del avión, al riesgo y a una situación de exposición y peligro, hace poco murió un aeronauta en un accidente grave. Aquí no arriesgamos nada, los drones están asegurados, hay pólizas en la empresa contra terceros y todo riesgo, un contrato que supera más del millón de dólares”, puntualizó Duarte.

 

El dron DJI puesto en Colombia oscila entre los 21.000 y 22.000 dólares, básico, solamente con tres baterías, si los clientes eventualmente necesitan más acumuladores o condensadores, el precio aumenta.

 

El precio del dólar un palo en la rueda para los negocios

 

 

Pese a que los drones y la tecnología son una fórmula ganadora para el campo, lo cierto es que el precio del dólar es un palo en la rueda para este tipo de negocios y para otros que generalmente dependen de las importaciones tal y como pasa en diferentes industrias.

Al cliente, recalcó, es mejor hablarle en dólares porque al hacer la conversión a pesos con la tasa de cambio actual más la volatilidad vigente, el precio sube de manera exagerada o lo que es peor no permite dar un valor exacto por los recurrentes movimientos en la tasa de cambio.

El manejo de drones está regulado por la Aeronáutica Civil, hay un permiso especial y por ello los dispositivos no pueden volar en cualquier parte, especialmente en cercanías a embajadas, entidades del Gobierno, presidencia o bases militares, de todas maneras hay un visto bueno otorgado por la autoridad aeronáutica y la Fuerza Aérea, entregado desde el 10 de octubre de 2022, dejando claro que la reglamentación es cada vez más rigurosa, algo que viene mejorando porque actualmente cualquier persona puede acceder a un dron.

 

 

Manifestó que la normatividad no debe pasarse por alto puesto que ya ha habido accidentes de drones con aviones, igual el aparato no pilotado que cayó en un centro comercial causando heridas a unas personas, es un tema que viene ahondando la Aerocivil y ya para volar un dron debe haber un permiso especial.

 

“En temas de capacitación y entrenamiento estamos trabajando al máximo y con todas las exigencias, hay operadores de dron que certifican cinco años, con escuelas aprobadas, así como con el debido aval de la Aeronáutica Civil. Nosotros damos la preparación también, no en curso inicial sino ya en especialización para gente con experiencia en el manejo, enfocada en agricultura o en fotogrametría, algo así como un médico que busca ser cardiólogo”, expresó el directivo de AeroScan Tech.

 

Actualmente los drones están marcando la pauta en la guerra que libran Rusia y Ucrania, es decir que no los puede manejar cualquier persona, son equipos que deben estar en manos y mentes llenas de preparación, pues no se piensa solo en choques bélicos sino en trabajos en el campo y en las ciudades, lo que incluye eventos públicos.

 

 

En el momento en el que un agricultor compre un dron, este tiene en primer lugar todo el soporte técnico y mantenimiento. Los drones que importa la compañía son fabricados en China, país que cuenta con la mejor tecnología en vehículos aéreos no tripulados, UAV, prestigio que comparte con Rusia, gran desarrollador de este tipo de aparatos.
Las adquisiciones traen todo el soporte y los drones que vende AeroScan Tech tienen un año de garantía.

Las nuevas tecnologías están dejando en el recuerdo la agricultura hecha a fuerza de hombres, la que mejoró con mulas y bueyes, esa del gran salto con el tractor y hasta las ayudas aéreas, en opinión de Duarte, tal y como van las cosas todo agricultor va a tener su dron, la firma le apuesta a eso.

La agricultura con drones garantiza mejoras y rendimientos, subrayó el experto, pero hay que capacitar a los productores porque en Puerto Berrio, Antioquia, un cultivador insistió en la compra, fue capacitado, estrictamente entrenado, pero después del segundo vuelo se accidentó, lo que dice que no es un manejo fácil.

Una opción de contar con drones en zonas de cultivo es a través de procesos asociativos, algo que se habló con la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales, leguminosas y Soya, Fenalce, pues sería ideal que alguna entidad apoye al pequeño y mediano productor con esa tecnología y para ello AeroScan Tech podría importar drones asequibles que de acuerdo con la cantidad tendrían descuentos muy interesantes, ello teniendo en cuenta que son representantes de la firma china DJI en Colombia.

 

“Estamos en eso, ya miramos con el ministerio de Agricultura como se ayuda a los pequeños agricultores con este tipo de tecnología porque el tema no es solo aspersión aérea, este dron está acondicionado para esparcir semillas, está adaptado para asuntos de fotogrametría y ahora la innovación son las cámaras hiperespectrales”, acentuó Duarte.

 

 

 

La empresa no para y por eso trabaja no solo en agricultura de precisión sino en inteligencia artificial, de hecho, el dron tiene un radar que evita colisiones, tanto como que se puede lanzar contra una pared y el aparato se frena impidiendo la estrellada. El equipo cuenta con cámaras traseras, es totalmente sistematizado, despega solo, integra el producto de manera autónoma y cuando se acaba la materia prima el sin ayuda aterriza, el piloto tan solo debe cambiar baterías si el dispositivo lo necesita, y también el producto que se está aplicando.

Según el vocero, también hay una transición en el tractor que lleva implementado el equipo de aspersión por todo lo relacionado con compactación del suelo, el daño del cultivo y otras falencias. Al adquirir un dron, el acompañamiento al agricultor se hace desde antes del cultivo porque se han hecho quemas con glifosato previo a la siembra.

Finalmente, el directivo de AeroScan Tech Juan Carlos Duarte explicó que hay cultivos como maíz o caña entre otros en los que se hace imposible entrar y con el dron es posible llegar a los puntos a donde nunca había llegado con aspersión o aplicación de insumos agrícolas.

Actualmente la tecnología está siendo utilizada por ganaderos en vista que los equipos tienen cámaras infrarrojas muy útiles en hatos ganaderos. En Estados Unidos, uno de los socios vive en Orlando y el Estado de Florida le dio un contrato para hacer conteo y censo de venados y cocodrilos, los primeros de enorme control por su elevada tasa de nacimientos que finalmente representan un peligro en vías.

A la fecha el trabajo que adelanta AeroScan Tech en suelo norteamericano consiste en instalar unas cámaras infrarrojas en un avión para originar conteo y censo de las especies citadas. En Colombia igualmente los hatos grandes pueden realizar ese ejercicio y adelantar control de inventario por bovinos, es decir resulta necesario volar con cámaras infrarrojas de día o de noche y luego de un proceso se puede establecer el número de cabezas por área, algo que a lomo de caballo nunca se podrá ejecutar. El sistema es determinante en la búsqueda de reses perdidas, fallecimiento de animales y otros aspectos.

Visto 2567 veces