Sábado, 29 Julio 2023 00:32

Colombia, mercado corto para tractores y otros bienes agrícolas: New Holland

Por

Los expertos de la marca lamentan que Colombia reporte una baja compra de artefactos cuando por área y perspectiva la adquisición de bienes de capital debería estar disparada.

La multinacional New Holland, empresa americana dedicada a la metalmecánica, experta en la producción de maquinaria agrícola y pesada para obras civiles, sigue creciendo y potenciando portafolio, una serie de soluciones que empezaron a escribir su historia en 1895 en las promisorias tierras de Pensilvania.

Este gigante de la industria agrícola hace parte del Grupo CNH Global que a su vez opera como empresa de Fiat Industrial, apéndice del grupo Fiat Chrysler Automobiles. Por su calidad, estampa y rendimiento, los equipos al amparo de New Holland se comercializan de manera eléctrica en todo el globo con una respuesta más que afable por parte de los agricultores y empresarios que los adquieren.

Un tema muy atractivo en agricultura es el de los tractores que cada vez llegan mejor equipados y con mayor potencia. Desde un tractor aperado con tecnología se puede leer el clima y la conveniencia de sembrar o no, igual traen sensores que identifican qué lugares del predio demandan más fertilizante o cualquier otro insumo, algo así como una máquina para el ahorro y la competitividad.

 

 

El Director Nacional de Negocio Agrícola de la marca New Holland dentro de Distribuidora Nissan S.A., Camilo Andrés Rodríguez, le dijo a Diariolaeconomia.com, que el de los tractores, es un asunto bien interesante más cuando hay agricultura 2.0, 3.0, 4.0 y 5.0, la primera, 2.0 cubría todo el tema de tractorización y mecanización, el 3.0 tiene que ver con agricultura de precisión, es decir el control que se tiene de las variables a partir de mapas de rendimiento y tomar decisiones agronómicas en campo, la 4.0 que fue una innovación de hace unos tres años o algo más, se relaciona con la robótica, tractores autónomos que no necesitan operador y que restan así un costo fijo en la actividad agropecuaria, por último la 5.0 es la propuesta de inteligencia artificial que se apalanca en satélites, variables de clima y así decide en qué momento recolectar o plantar.

Esa, aseveró Rodríguez, es la innovación, y manifestó que Colombia al parecer apenas está dando el salto a la tecnología 3.0 o de agricultura de precisión, es decir que se hace necesario que todos los agricultores del país tomen esta variable como un requerimiento idóneo y necesario para lograr mayor productividad.

 

“Caña lo hace muy bien, es apremiante que la gente vea todo lo bueno que con tecnología se hace en ingenios para que puedan aplicar en cultivos como el arroz, que ya viene poniéndolo en práctica, maíz y soya en donde los grandes agricultores muy bien lo hacen, pero ahora se necesita que se adelante con ganadería, palma de aceite y otros cultivos más”, declaró el señor Rodríguez.

 

 

Para la versión de Agroexpo 2023 llegaron equipos muy avanzados e innovadores como la cosechadora TX4.90, pero además tractores para todos los segmentos, en exhibición hubo artefactos entre 90 y 120 caballos que es el rango donde más se comercializan equipos a nivel nacional. Del mercado colombiano que alcanza los 1.200 o 1.250 tractores más o menos el 75 por ciento está en esa categoría, 90 y 120 caballos, unos aparatos novedosos con los que se cubren las necesidades del cliente.

En otro escenario y con mejor agricultura, Colombia, apuntó el Director Nacional de Negocio Agrícola de la marca New Holland dentro de Distribuidora Nissan S.A, debería ser un mercado de 2.500 o 3.000 tractores sobre todo si se tiene en cuenta que la flota colombiana es preocupantemente envejecida ya que la edad promedio de los tractores agrícolas esta tasada entre los 15 o 20 años, lo que sugiere iniciativas desde lo estatal para poder adelantar la renovación de esa maquinaria porque un tractor viejo es más costoso para el agricultor puesto que maneja espacios de tiempo en donde no es productivo, simplemente porque una varada puede durar un mes o mes y medio, tan sencillo como cerrar la ventana de siembra o de cosecha.

Todo muestra que Colombia necesita tractores nuevos, mucho más productivos y que no dependan tanto de mantenimiento bajo repuestos. Las cifras de país, acentuó el directivo desconciertan porque hay regiones para crecer, buenos suelos, ventajas climáticas y un diferencial a nivel mundial, estar en el Ecuador, prerrogativas y complicaciones, no obstante la gran bendición de tener agua, una serie de factores que dan para seguir creciendo en área cultivable.

Los números de Colombia en compra de maquinaria agrícola deben despertar al país productivo porque en un año normal Brasil vende 60.000 tractores y en un periodo bueno supera los 80.000. Los brasileños en un año dinámico despachan 14.000 cosechadoras, una cifra mayor que ubica a Brasil como el tercer o cuarto país en demanda de bienes de capital para la producción rural.

 

 

A nivel Andino, Colombia, Perú y Ecuador son mercados semejantes en el consumo de tractores, el tema es que se trata de países más pequeños que la tierra de la cumbia, el café y el encanto.

Aclaró que la Colombia agrícola y pecuaria tiene a su disposición equipos con trimetría básica, dotados con GPS y algunas variables como monitoreo para poder operar a distancia, otros de muy buena calidad con innovaciones técnicas, dover power, una reserva de par dentro de la transmisión e igualmente creeper por algunas necesidades puntuales de los clientes como ganaderos y en mayor número palmeros en el tema de zanjadoras. En equipos grandes, especificó el entendido, los hay con full tecnología con agricultura de precisión, monitores de rendimiento y toda la trimetría con lo que puede hacer diagnóstico de falla a distancia remota como también atención remota por algún percance en los equipos con variables electrónicas.

Un tractor de 250 caballos full agricultura de precisión es un equipo que cuesta entre 250.000 y 350.000 dólares dependiendo de algunas variables adicionales de la mecánica, si viene o no con alces hidráulicos o si se trata de una máquina definida solamente para tiro. Un tractor básico de la marca, de 55 caballos con una tecnología idónea para una agricultura no muy extensa cuesta alrededor de los 130 millones de pesos, nada costoso por tratarse de un activo eficiente que produce adicionalmente plata porque es una compra que hace retorno de inversión en corto tiempo.

 

Rusia y Ucrania, golpe a las ventas

 

 

Una cuestión geopolítica que impacta seriamente la operación mundial de New Holland es la guerra entre Rusia y Ucrania porque los ucranianos son los segundos productores de granos a nivel global, un golpe durísimo para la marca porque en Ucrania se comercializan fácilmente unos 14.000 tractores anuales que igual deben ir a otros mercados que deben estar gozando de plena salud para que puedan absorber esas producciones y así evitar medidas como disminuir o cerrar turnos en las plantas que suplían esos clientes, el lío es para todos, fabricantes y agricultores, un inconveniente que afectó los fertilizantes en donde el país de Europa Oriental también es un proveedor de primer orden.

La buena noticia por lo que hemos escuchado de nuestros productores es que el precio de los fertilizantes empezó a disminuir. A nivel local, si bien persiste la incertidumbre, hay inquietudes que generan las reformas, pero lo perentorio es trabajar y poner el foco en el mercado porque la incertidumbre siempre estará sea por una cosa o por otra, lo inminente es que Colombia tiene que ser cada vez más productiva y para eso está la marca.

En su plática, Rodríguez dijo que independiente del gobierno, lo único cierto es que el campo siempre tiene que estar en el top of mind de sus ideas porque después de pandemia quedó claro que el negocio a nivel global debe volver a lo básico, la alimentación ya que el mundo sufre por comida y ante ese escenario Colombia debe superar las seis o siete millones de hectáreas y llegar a la frontera agrícola de 39.2 millones, si el país crece el doble y llega a 14 o 15 millones, con seguridad la tarea se está haciendo sumamente bien.

Un fondo a tener en cuenta es el de la infraestructura en donde la debilidad es toda y para el desarrollo de la Altillanura se requieren vías para que la inversión privada llegue y segundo para poder extraer las cosechas.
Rodríguez subrayó que a eso hay que apuntarle y dijo que con la iniciativa soya-maíz, que junta a todos los actores de la cadena en donde en conjunto, independiente de que se tenga que trabajar con la competencia, se quiere aportar ideas, conocimiento y bienes de capital muy productivos para afianzar el progreso de la prominente región.

En esa labor, reconoció el vocero, están las tres marcas que compiten y lideran el mercado, pero todas con el buen ánimo de ver repuntando la producción y la actividad agropecuaria en el oriente colombiano, una iniciativa que deben mostrarse en el país porque se pueden desplegar en otras culturas, un paradigma de como los sectores público y privado pueden unir fuerzas en beneficio del bien común.

 

Los rezagos de la crisis global logística son notorios

 

 

Es un hecho que los problemas que generó la famosa crisis global logística tendría consecuencias inclusive a largo plazo, paulatinamente fue descendiendo la inflación, pero hubo precios que pese a su caída siguieron altos, como si fuera poco persisten los inconvenientes con las entregas de componentes y por eso muchas industrias como la de automóviles, maquinaria y otras, no han podido entregar los equipos facturados, un lío de todos en el mundo y que de apoco va resolviéndose.

Los inconvenientes aumentan con los indicadores económicos, en esencia los que tienen que ver con tasa de cambio que sigue marcada por la incertidumbre la misma fluctuación.

A juicio del Director Nacional de Negocio Agrícola de la marca New Holland dentro de Distribuidora Nissan S.A., aún existen dilaciones o atrasos en el tema de la cadena logística y es porque esos dos o tres años en que las navieras no pudieron mover sus buques, está ocasionando que las flotas traten de recuperar sus ingresos durante los siguientes cuatro o cinco años pos-pandemia, algo entendible pero lleva a que los costos de los equipos New Holland, no disminuyan así la tasa representativa del mercado, TRM, esté bajando.

 

“Eso es quedar claro con todo el tema del mercado agrícola como está y realmente las tasas de interés aumentan debido a que es la medida que utiliza el gobierno para frenar la inflación, generando plusvalía en la economía y poniendo freno a las compras del público, de hecho ya se están viendo los frutos, ahora esperamos que a la par con el bajonazo de la inflación el encarecimiento de las tasas de interés fijadas por el Banco central empiece a ceder para que la banca comercial ofrezca tipos de interés más competitivos en favor de quienes demandan bienes y servicios”,, expresó Camilo Andrés Rodríguez.

 

 

Expuso que también están las tasas subsidiadas por el Gobierno como las del Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro, un banco de segundo piso que impulsa las Líneas Especiales de Crédito, LEC, que financia diversas actividades agropecuarias, por ejemplo programas como “A toda Máquina” que en búsqueda de mayor competitividad pueden hacerse a los equipos agrícolas de New Holland.

En opinión del experto, en estos momentos de incertidumbre que se está generando en cultivos y agricultores, lo mejor es buscar equipos altamente confiables y productivos que los haga más competitivos ya que muy a pesar de que la tasa de interés esté muy alta el tractor o la recolectora pueden pagarse por su propia labor.

El representante de la marca dijo que las cosechadoras en los últimos dos años tuvieron un aumento del 45 por ciento en promedio, sin embargo, con la tecnología se puede tener un equipo con un coste inicial más alto, pero con una productividad que es casi el doble, es decir máquinas que en cuatro o cinco años, el granjero está librando fácilmente, dicho de otro modo una muy buena inversión si se analiza la variable de costo beneficio, porque una cosa es el precio y otra las ventajas competitivas que ofrecen los equipos de marcas como New Holland.

Señaló que la marca le punta a ofrecer el equipo más productivo, siempre enfocado en que los agricultores tengan mayores beneficios en su producción rural.

En el marco de Agroexpo 2023, Dinissan informó que está importando la cosechadora TX4.90 que cuenta con una tecnología de trilla híbrida, totalmente innovadora y atiborrada de tecnología New Holland. Esta línea llega con una capacidad muy alta de cosecha y bajos índices de pérdida al contar con cabezas de hasta 30 pies. 

 

 

Este equipo es de muy alto rendimiento porque diferente a las cosechadoras convencionales que tenían su mecanismo de separación con sacudidores, ahora viene con rotores que garantizan mayor productividad porque se puede trabajar a mejores velocidades con óptima limpieza de grano.

 

“New Holland siempre ha sido enmarcada o referenciada por los agricultores como la máquina ideal para tener mejor calidad de grano, en cuanto a limpieza y partidura de gramínea. El tema de rendimientos igual da para resaltar en el nuevo equipo que registra pérdida no mayor al uno por ciento, es decir que no se dejan granos dentro del campo. Esta nueva tecnología, con las diez máquinas que hemos entregado en el último año, está dando mucho de qué hablar, todos los clientes aseguran que son equipos más productivos, en condiciones ideales estamos con máquinas en arroz teniendo todas las variables controladas, buen cereal, inmejorable clima y buena capacidad de suelo con lo que se cosecha entre 2.000 y 2.200 bultos por día, un número extraordinario porque en clase tres o cuatro esa recolección llegaba a 1.000 o 1.200 bultos diarios, todo un avance en competitividad por conocer las capacidades que cada marca tiene en productividad”, precisó Rodríguez.

 

Evidentemente el tiempo ahorrado y la mayor eficiencia en recolección representan demasiada plata en ahorro y en menores costos de producción. En consideración del directivo, las ventanas climáticas cada vez se cierran más tanto para siembra como para cosecha y ello conmina a trabajar con equipos altamente productivos porque al ser cada vez más pequeñas las mencionadas ventanas, debe recolectarse la mayor cantidad de arroz en un escenario apretado.

 

New Holland, los motores y la tecnología que el campo necesita

 

 

El directivo aseguró que la marca tiene un espectacular comportamiento en Colombia más allá de las vicisitudes y turbulencias. Expuso que hace dos años empezó la distribución a través de Dinissan Maquinaria, tiempo que sirvió para recorrer el territorio y observar que cada vez hay más equipos azules, tractores y cosechadoras en los campos colombianos.

La empresa deja ver tal progresión que en este momento se ubica en el top tres de marcas y en el top of mind de sus clientes, una marca y una empresa distribuidora como Dinissan que le apuestan al agro-negocio, sobre la base de las necesidades y requerimientos de los compradores y atendiendo con un servicio posventa oportuno, según la exigencia de los agricultores colombianos.

Los productores que muestran apego a la marca saben que cuentan con todas las garantías expresadas en repuestos, mantenimiento y atención puesto que la premisa de la compañía es la posventa razón por la cual existe el convencimiento en Dinissan que un cliente se fideliza a través del servicio, lo que explica por qué New Holland tiene la red más amplia de cobertura a nivel nacional.

Una buena noticia, agregó, Rodríguez, es que en el mes de agosto se inaugurará la sede de Yopal, todo un beneplácito para la distribuidora que quiere que los clientes sientan la marca más cerca y tengan la atención posventa requerida en ese departamento, Casanare, una potencia agrícola en donde cada vez que el arroz está bien, las áreas en la región crecen.

Este departamento, aparte de arroz y ganadería es muy fuerte en la producción de maíz y soya, alimentos con los que alterna una vez termina la recolecta en los arrozales, pero en los que el país es deficitario.

 

“Hace unas semanas estuvimos recorriendo la Altillanura con una comitiva Argentina viendo los proyectos que están establecidos como los de la familia Ágel, Cosargo, La Fazenda y otros que muestran en cada viaje que la capacidad que tiene el país en crecimiento y en desarrollar de su frontera agrícola es monumental si se tiene en cuenta que hay 39.4 millones de hectáreas disponibles cuando en la actualidad se hace agricultura en seis o siete millones, una cifra que varía según el año. El potencial es grandísimo y como compañía queremos apostar para que ese crecimiento se dé prontamente”, apuntó Camilo Andrés Rodríguez.

 

Cierto es que el presente y futuro del mundo está en la agricultura y en propender por perfeccionar los rendimientos y eficiencias en los predios cultivados, una meta que solamente se logra invirtiendo en maquinaria insuperable, tecnología e instrumentos de punta. Un ejemplo de la innovación la muestra New Holland con sus tractores y cosechadoras que aparte de tener una estampa poderosa, están cargados de herramientas tecnológicas.

Sobre el tema, el vocero manifestó que la agricultura de precisión que maneja la marca New Holland, PLM Intelillegence está enfocada a que los agricultores nacionales sean cada vez más productivos y rentables, tanto así que la distribuidora empezó con un tema súper sencillo, ello con las cosechadoras que ahora vienen con el tema de monitores de rendimiento que permiten mapear la cosecha y a partir de ahí, la información entabla relación con otros equipos, sembradoras y fumigadoras, todo para establecer en qué puntos no hubo la producción esperada o deseada, pero con la sembradora es factible determinar dónde poner más semilla o fertilizante y luego con la fumigadora se hace selección prioritaria en el cultivo, toda una optimización selectiva, lo que hace que una explotación consuma menos insumos y aumente su productividad dentro de las siembras.

Rodríguez enfatizó que el objetivo de agricultura de precisión de New Holland es que los agricultores sean rentables, sostenibles y sustentables en el tiempo.

 

 

Cabe anotar que la información que canaliza la maquinaria inteligente de la marca opera en cadena con los demás equipos involucrados garantizando eficiencia y mejores rendimientos. Dinissan, afirmó, recurre a soluciones Topcon, un tema que viene trabajando la compañía porque no se trata de suministrar tecnología sino proveer la adaptación del conocimiento. Añadió que distribuidora Nissan tiene un área dedicada solamente a capacitación.

La firma cuenta con una iniciativa que se llama “Club del Operador”, que es totalmente gratis, sin ánimo de lucro pues lo que persigue esta propuesta es que los operadores tengan cada vez más conocimiento y adopten mejor la tecnología, el asunto no pasa por mostrar marca, tan solo llevar ese determinante conocimiento para que el agricultor y sus colaboradores, en este caso quienes están a cargo de las máquinas, saquen mayor provecho y logren ser cada vez más productivos.

New Holland es optimista, en medio de las complicaciones del mundo sigue creciendo y por ello l globo en sus campos seguirá viendo equipos productivos y tractores azules rodando por los predios y sitios de siembra y cosecha. La marca, concluyó, quiere ser el socio estratégico de sus clientes para que sean mucho más prósperos.

El grupo sigue firme en sus metas y propósitos, continúa presentando soluciones llenas de tecnología para coadyuvar con los agricultores y su productividad, New Holland es una casa innovadora que ve en el tiempo un ahorro importante, reitera hasta el cansancio que es amiga del campo. La firma ha llegado más lejos de lo pensado con Óculos, una lente de pequeñas cámaras, hace fácil que un técnico, sea de planta o concesionario, observe y lleve a cabo un diagnóstico rápido y acertado, también el casco de realidad aumentada tiene por misión adiestrar operadores y técnicos sin que ello implique desarmar la máquina.

Visto 3367 veces