Domingo, 12 Julio 2015 08:21

Por TLC vienen quiebras ganaderas y reducción del hato

Por

Los productores de ganado, puntualmente de leche aseguran que el negocio no es viable y dicen que el gobierno tendrá que acudir a una salvaguardia porque los hatos cierran y el desempleo campea.

 La fiesta que ronda Agroexpo y ese entusiasmo de los productores pecuarios de diferentes sectores se vio opacado por los anuncios de varias agremiaciones ganaderas que dan cuenta que con cargo al TLC el país deberá soportar una ruina que tendrá costos políticos y sociales.

La presidente de la Asociación Colombiana de Criadores de ganado Pardo Suizo y Braunvieh, Adriana Solano D´Achiardi, le dijo a Diariolaeconomia.com que los efectos del libre comercio y de los TLC están lastimando seriamente a los ganaderos que se dedican a la producción de leche de calidad, situación que ya cobró víctimas porque algunos cerraron sus hatos y otros están pensando en salir del negocio.

Aseveró que es muy infortunado el momento por el que atraviesan los ganaderos de leche porque los frutos de los TLC son nocivos y totalmente duros para un gremio que le apostó a la seguridad alimentaria y al crecimiento económico desde sus fincas o hatos.

“Esta situación es dramática porque hay exceso de leche en el mundo, pero con los tratados de libre comercio la leche se importa más barata en Colombia dejando desprotegidos a los ganaderos locales y por eso el trabajo juicioso con la Cámara Gremial de la Leche en donde están todos los representantes de todas las otras razas lecheras y Fedegán para tratar de buscar una solución porque debe de existir alguna forma de ayudar, alguna salvaguardia, cualquier cosa que mejore un panorama oscuro para los ganaderos”, declaró la señora, Solano D´Achiardi.

Lamentó el hecho que hoy se esté perdiendo leche de la mejor calidad y precisó que para quienes lo sugieren no es fácil cambiar de actividad porque se trata de un proceso de por sí demorado.

Agregó que los TLC no solo amenazan las razas lecheras en Colombia y todo un trabajo genético sino el empleo de miles de personas que están dedicadas a la lechería y a los cuidados de las fincas.

“Los que viven de estas explotaciones de leche se están empezando a quebrar y eso repito es totalmente dramático”, afirmó la presidente de los criadores de Pardo Suizo.

Explicó que actualmente se trabaja en el mejoramiento de la leche para obtener una menor cantidad de células somáticas y mayor cantidad de proteína que es lo que buscan las empresas procesadoras de leche, labor que sin duda mejora la calidad del alimento, obligando a adelantar dichas mejoras, pero demandando mayor tiempo porque hay un tránsito que recorrer y este no se hace de un momento para otro.

La productora dijo que no es consecuente con la actividad ganadera, abrir en medio de una sobreoferta de leche, las puertas de las importaciones procedentes de Chile y de muchos otros sitios.

“La situación tocó fondo, es tan grave lo que sucede que algunas personas entran en paro o lo que es peor, se ven obligados a botar la leche lo cual es muy triste porque hay muchas personas que no tienen como tomarse un vaso de leche. Es una lástima que el gobierno no ayude y duele saber que el consumo de este producto sea mucho menor que en cualquier parte del mundo civilizado. Es increíble no tomamos leche teniéndola porque el Per cápita está en 45 litros de leche al año mientras que en otros países este indicador está en más de 90 litros en promedio”, sostuvo.

Los derivados lácteos en un mal momento

La Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Pardo Suizo y Braunvieh aseguró que las empresas dedicadas a la fabricación de quesos y otros derivados lácteos están pasando por un difícil momento porque ya están entrando quesos de otros países por la vía de los TLC.

Por la caída de los aranceles, dijo, es inminente que las importaciones crezcan haciendo aún más complejo el panorama para los productores colombianos que diferente a los de otras altitudes cuentan con ayudas, subsidios e incentivos. “Hay que buscar la manera de parar todo esto porque el asunto es muy, pero muy complicado”.

En medio de que se buscan acuerdos y consensos, los productores primarios dan por descartado que la industria tire para su lado, dejando de lado al ganadero que gana muy poco y que tiene que ver cómo crecen las utilidades de las procesadoras con cargo al arduo trabajo realizado en el campo.

Asocebú también preocupada

La Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Cebú, Asocebú, manifestó su malestar y angustia por los efectos de los TLC por el terrible daño que estos convenios le han hecho a los ganados cebuinos lecheros que hacen su aporte a la producción lechera nacional.

El presidente de Asocebú, Mauricio Moreno Roa, indicó que lamentablemente es imposible que el gobierno haga algo para frenar el impacto adverso de los TLC los cuales son sinónimo de ruina con el agravante que cada año será más marcado su efecto negativo en los productores.

“No solamente nos preocupa sino que nos deja muy desamparados porque todo esto muestra que en Colombia no hubo una política agropecuaria de estado que le diera musculatura al campo. La producción nacional no podrá enfrentar los embates de los importadores de todos los productos que hoy mantienen con vida a las zonas rurales y eso es muy grave y el ejecutivo no lo quiere reconocer”, declaró el dirigente gremial.

Expresó su preocupación también por el ingreso de otros productos por parte de negociantes que buscarán la manera de ganar mucho dinero a expensas de los productores de arroz, leche o carne por citar un ejemplo.

“Si los mercados internacionales les permiten comprar esos productos para internarlos en Colombia con ventajas competitivas y por debajo de los costos de producción en el país lo van a hacer. Nadie se imagina lo que va a suceder, lo estamos viviendo ya con la leche y el gremio ganadero en cabeza de Fedegán lo había advertido, inclusive en medio de las negociaciones del TLC, hoy el escenario nos preocupa y nos deja cojos no de una pierna sino de las dos y esto es por la falta de políticas para el campo, aquí tapamos un hueco con otro y así es imposible ser viable”, dijo el presidente de Asocebú.

El ganadero indicó que desafortunadamente se está poniendo en franco riesgo el futuro de las familias ganaderas que les están dejando la actividad a sus hijos, pero que terminará por ser una pésima herencia porque es transitar de la prosperidad ganadera a la ruina, lo cual es heredar un problema.

Habrá reducción del hato ganadero

Con estas perspectivas, explicó Moreno Roa, será un hecho la reducción del hato ganadero porque en una economía que responde a la oferta y a la demanda con otros modelos de mercado, será inviable seguir creciendo y por el contrario se hará necesario mirar alternativas como ya pasó en varios países como México en donde se destruyó la ganadería de leche por el efecto del Nafta (Acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá).

En la parte social Asocebú dejó también sentada la preocupación en vista que de la ganadería depende el ingreso de 500.000 familias. Apuntó que si cada colombiano se tomara dos centímetros y medio adicionales de leche al día, el país saldría del problema lácteo que tiene porque en Colombia no hay consumo de leche toda vez que no hay educación sobre el consumo de este alimento el cual reemplazan los hogares con gaseosas o con bebidas innecesarias.

Rechazó el trato que la industria le da al productor primario, aspecto que se puede agravar por la coyuntura climática que tiene a las vacas con baja producción lechera. Añadió que cuando todo vuelva a su lugar y se recupere la producción, habrá verdaderos problemas.

“Hay que hacerles un llamado a los importadores para que no intenten enriquecerse a costillas de unos pocos porque les están embarrando la cara a 500.000 productores lecheros colombianos, entre ellos seres humanos muy humildes que necesitan que les compren su leche para poder subsistir”, concluyó.

Las bondades del Pardo Suizo

Según, Adriana Solano D´Achiardi, la raza Pardo Suizo muestra características especiales y muy rentables que invitan a hacer una apuesta por este tipo de ganado de doble propósito en donde la leche es de gran calidad y su carne de excepcional sabor.
“Son animales que se adaptan fácilmente a cualquier clima, llámese trópico alto, trópico bajo o medio. Es una raza lechera no por cantidad sino por su calidad toda vez que contiene proteína y grasa de inmejorables condiciones”, anotó la dirigente ganadera.

Sobre el Braunvieh, comentó que es una raza muy fuerte, de fácil aclimatamiento y de un rendimiento apreciable en la producción de carne la cual es de muy buena calidad. Dijo además que el cruce entre estas dos razas ha gustado porque arroja ejemplares resistentes y muy fuertes, mostrando una calidad genética a toda prueba.

Para la experta la clave de una buena ganadería está en el aprovechamiento de la genética en donde se hace perentoria la clasificación de los animales y la escogencia de los mejores genes que garanticen un óptimo mejoramiento en los cruzamientos.

En Colombia hay cerca de 4.000 ejemplares de Pardo Suizo registrados y un número muy parecido de la raza Braunvieh.

Para el caso del Pardo Suizo, este ganado es muy querido por sus criadores porque suele ser dócil y de muy fácil manejo.

Visto 1207 veces