Colombia retrocedió, es un país dependiente y netamente importador de alimentos que corre el riesgo de sufrir desabastecimiento con las sabidas consecuencias. Hay que mirar al campo sin desprecio.

Publicado en Notas de la finca