Martes, 30 Abril 2019 10:14

Rusia, presta a llevar soluciones energéticas a China y el mundo

Por

Nadie en el planeta está interesado en guerras comerciales y restricciones en la economía global, a excepción de aquellos que las inician.

El país más grande del mundo está dispuesto a satisfacer las necesidades de petróleo de China y muchos otros países porque puede extraer más que ahora, afirmó el presidente ruso, Vladímir Putin, en una rueda de prensa al término de su visita a China.

"Rusia está dispuesta a satisfacer las necesidades de China y de muchos socios nuestros en el mundo. Somos el productor más grande del mundo, extraemos 11,5 millones de barriles diarios y somos capaces de extraer más", dijo.

Además, el mandatario declaró que nadie en el mundo está interesado en guerras comerciales y restricciones en la economía global, a excepción de aquellos que las inician.

"Nadie quiere restricciones, nadie quiere guerras comerciales, a excepción de aquellos que activan estos procesos", sentenció Putin a tiempo que destacó que todos los representantes de los países con los que se reunió en el marco del evento quieren cooperar con Rusia.

"Para nosotros es importante porque tenemos relaciones muy buenas, de negocios. Muchos son nuestros socios. Todos los líderes con quienes me reuní quieren trabajar con nosotros", dijo Putin.

Afirmó también que China está interesada en promover sus bienes para que salgan a mercados externos, pero que hoy el país enfrenta ciertas limitaciones e intentos de algunos países de congelar su desarrollo.

Sanciones contra Irán

Asimismo, Putin expresó la esperanza de que Estados Unidos se abstenga de las nuevas sanciones contra Irán que planea imponer en mayo.

"Ya lo dijo el ayatolá Jameneí, los intentos de Estados Unidos de boicotear la venta de petróleo iraní serán vanos. Espero que al fin y al cabo eso no suceda", dijo el mandatario.

Putin declaró que no puede imaginar cuál será la reacción del mercado mundial de energía a las sanciones estadounidenses contra Irán.

"Si recuerdo bien, las decisiones estadounidenses vinculadas con diversas sanciones contra Irán deben entrar en vigor a principios de mayo, y no me imagino cómo el mercado mundial de energía reaccionará a estos acontecimientos", dijo Putin al término de las negociaciones con su homólogo chino.

La Casa Blanca informó el 22 de abril que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió que no renovará las excepciones de sanciones a ningún país que actualmente esté importando petróleo iraní cuando estas expiren el 2 de mayo. Los ocho países que recibieron las exenciones de Estados Unidos en noviembre de 2018 son China, la India, Italia, Grecia, Japón, Corea del Sur, Taiwán y Turquía.

Sin embargo, Grecia, Italia y Taiwán ya no necesitan exenciones porque suspendieron sus importaciones de petróleo iraní, según reportes mediáticos. La Casa Blanca indicó en un comunicado que Estados Unidos, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos prometieron proveer la suficiente oferta petrolera al mercado internacional para compensar la anticipada reducción de crudo iraní debido a las sanciones.

Lucha antiterrorista en Idlib

Putin también comunicó que Rusia continuará luchando contra los terroristas que se encuentran en la zona de distensión de Idlib en el norte de Siria.

"Debemos continuar luchando contra los terroristas, que en su mayoría se asentaron en la zona de Idlib", dijo Putin, quien advirtió de que si los terroristas continúan atacando desde Idlib, "recibirán ataques en respuesta".

Además, no excluyó la posibilidad de realizar una operación contra los grupos terroristas en la zona de distensión de Idlib, pero destacó que hasta la fecha no es apropiada debido del riesgo de causar daño a civiles. Recordó que las operaciones militares en el país árabe están a cargo del Ejército sirio mientras que Rusia solo le proporciona apoyo de aviación.

La gobernación de Idlib, en el noroeste de Siria, fue ocupada en 2015 por varios grupos terroristas, entre ellos el Frente al Nusra, también conocido como Hayat Tahrir al Sham, prohibido en Rusia.

En virtud de los pactos entre las facciones insurgentes y Damasco, se fueron trasladando a Idlib los grupos que se negaron a abandonar la lucha armada durante las operaciones antiterroristas de Alepo, Homs, Guta Oriental, Deraa y Al Quneitra. En 2017, Idlib pasó a integrar una zona de distensión patrocinada por Turquía. Idlib es la última provincia siria controlada por terroristas y agrupaciones ilegales armadas.

Caso de María Bútina

Según el mandatario ruso, la condena de 18 meses para la rusa María Bútina en Estados Unidos es una arbitrariedad. El Presidente Putín declaró sobre este particular que el Ministerio de Asuntos Exteriores ya dio su comentario sobre dicha condena y apuntó que sin duda alguna se trata de una arbitrariedad.

Putin denunció que a la chica la llevaron a la cárcel pero no tienen nada para incriminarle, absolutamente nada, pero para que no se vea absolutamente absurdo, añadió, le dieron 18 meses para mostrar que es culpable de algo.

Un tribunal federal de Estados Unidos sentenció el 26 de abril a la ciudadana rusa María Bútina a 18 meses de prisión por conspirar para actuar como agente extranjera en territorio estadounidense. La rusa, hay que decirlo, ya cumplió la mitad de su sentencia.

Antes de recibir su condena, Bútina pidió perdón al tribunal, señalando que nunca tuvo la intención de violar ninguna ley estadounidense. Esta ciudadana aseguró que se hubiera registrado como agente extranjera de haber sabido que era obligatorio, y dijo lamentar que sus acciones dañaran las relaciones entre Washington y Moscú.

Bútina, detenida en Estados Unidos desde mediados de julio del año pasado, se había declarado culpable de conspirar para actuar como agente extranjera no registrada. El Ministerio de Exteriores ruso declaró a través de un comunicado que Moscú considera la sentencia a la ciudadana rusa María Bútina en Estados Unidos como un encargo político.

Reunión con Zelenski

Putin afirmó que no descarta celebrar una reunión con el ganador de las elecciones presidenciales en Ucrania, Volodímir Zelenski.

"Si algún día tenemos un encuentro y si se inician las negociaciones, lo que no descarto, en primer lugar tenemos que examinar cómo terminar el conflicto en el este de Ucrania", dijo Putin.

Añadió que los ucranianos esperan que Zelenski tome decisiones que promuevan una solución del conflicto en Donbás.

"Todos están cansados de este conflicto, esperan que los nuevos líderes políticos, incluido el futuro presidente, resuelva este problema", precisó Putin.

Tras el escrutinio del 100% de las papeletas, Zelenski ganó la segunda vuelta de las elecciones en Ucrania, celebrada el 21 de abril, con el 73,22% de los votos, según los datos publicados por la CEC. El actual presidente del país, Petró Poroshenko, recibió el apoyo del 24,45% de los votantes.

Pasaportes para habitantes de Donbás

Asimismo, el presidente ruso declaró que la entrega de pasaportes rusos a los habitantes de Donbás no afectará al presupuesto de Rusia. El 24 de abril, Putin firmó un decreto que facilita el trámite del pasaporte ruso para los habitantes de determinadas áreas de las provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk, es decir los territorios de Donbás fuera del control de Kiev.

"No habrá ninguna carga importante para el presupuesto ruso. Esta posibilidad está absolutamente descartada", dijo Putin en una rueda de prensa en Pekín.

Precisó que los gastos para entregar pasaportes a los habitantes de Donbás durante varios años pueden situarse en 100.000 millones de rublos (1.540 millones de dólares). Putin destacó que la decisión sobre la entrega de pasaportes no fue espontánea y que Rusia evaluó todos los gastos y consecuencias posibles.

El líder ruso destacó con anterioridad que Rusia no pretende crearle problemas a Kiev con esta medida y argumentó que se trata de una decisión humanitaria, al alegar la grave situación de los derechos humanos en Donbás. Desde abril de 2014, Kiev lleva a cabo una operación contra las milicias en Donbás, en el este del país, donde se proclamaron las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk en respuesta al violento cambio de gobierno ocurrido en febrero del mismo año.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto, pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia, cuyo resultado la ONU estima en unos 13.000 muertos.

Visto 598 veces