Viernes, 31 Mayo 2019 12:54

¿Cuál fiesta?, precio del café a los mismos niveles de 2014

Por

Pese a que los precios están repuntando, los productores del grano dicen que las cotizaciones siguen muy bajas en la Bolsa de Nueva York, pues si hubiese mejor pago, otro sería el panorama, café por encima del millón de pesos.

Los caficultores del Huila manifestaron que si bien hay un repunte en el precio interno de compra del café, lo único cierto, real y verdadero es que ese ajuste podría tildarse de mentiroso toda vez que es la consecuencia de los impactos de la tasa de cambio y de las primas que recibe el grano colombiano en el mercado internacional.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros del Huila, Jorge Enrique Montenegro, aseguró que lamentablemente los precios siguen muy bajos en el mercado de Nueva York porque al hacer la ecuación el precio no ha crecido sino tan solo recuperado los niveles de hace cinco años si se tiene en cuenta que en 2014 el café estaba en promedios de 827.000 pesos por carga de 125 kilos y en datos más recientes en 823.500 pesos en enero de 2015.

Hay que dejar claro que en esos años la remuneración fue volátil puesto que hubo precios promedios de 750.000 pesos e inclusive por debajo de los 700.000 pesos. Empero los picos si llegaron a superar los 800.000 pesos.

Los 835.000 pesos de hoy, aseguró, siguen siendo tacaños frente a los costos de producción pues hay que tener en cuenta que si bien la devaluación empuja el precio, lo cierto es que también indexa el precio de los insumos que demanda la caficultura y que arrancando el año registraban aumentos muy por encima del 30 por ciento.

“Hay una coyuntura hoy y es que los caficultores están recibiendo más dinero por su café, pero el tema no es tan positivo porque no hay un incremento sostenible en el precio del café en el tiempo, a nosotros nos toca volver a los precios de hace cinco años para sobrevivir, la pregunta que debe hacerse el colombiano de a pie es ¿cuánto costaba un frasco de café procesado por las multinacionales hace cinco años y cuánto cuesta hoy? Ese es el interrogante, porque muchos hablan de buenos momentos para la caficultura, pero la verdad es que no hay motivos para celebrar o hacer fiestas, el precio subió por un accidente cambiario, por unas primas, pero no porque la Bolsa de Nueva York haya considerado un precio justo y trazado con coherencia, ese mercado bursátil sigue en deuda con los cafeteros del mundo”, declaró el señor Montenegro.

Para el directivo, el factor fundamental para el precio del café es la Bolsa de Nueva York y en ese orden de ideas no es sino tomar la carga de café y multiplicarlas por 1,5 a un dólar de 2.440 pesos, el precio interno de compra de hace cuatro años estaba en 764.000 pesos, café que al sumarle los 15 centavos de dólar por prima subía a 860.000 pesos. El tema, explicó es que esa misma carga de café multiplicado por un dólar y con una tasa de cambio de 3.400 pesos deja el precio de la carga en valores de 700.000 pesos.

“El asunto es sencillo, por muy buen precio que tenga el dólar, insisto, el factor fundamental es el precio de bolsa, lo demás es lotería o azar porque no hace parte de un valor fijo sino de las coyunturas geopolíticas y de un dólar que así como sube, intempestivamente cae, y eso se ve en los famosos ciclos de la economía”, apuntó Montenegro.

Un tema a tener en cuenta en medio de ese rebote de la tasa de cambio es que a Colombia le están pagando unos diferenciales por calidad estipulados en 33, 34 y 35 centavos de dólar, aspecto que ayuda y suma, sin dejar de reconocer que el precio en la Bolsa de Nueva York sigue siendo muy bajo. Hay una situación y es que en medio del fervor que produce el mayor ingreso, a la hora de hacer cuentas, el precio de hoy no cubre los costos de producción y menos deja remanentes para cubrir obligaciones financieras.

“Quiero recalcar en esto, el factor fundamental para un precio de café justo lo determina el mercado de Nueva York y si uno mira el precio y compara gastos y compromisos, la suma no alcanza y no es en nada competitiva, obviamente es mejor algo que nada, pero aquí estamos hablando de un trabajo, de un sector y de un producto que demanda inversiones que sencillamente no son viables porque el precio en bolsa sigue siendo lánguido. En Colombia lo que decimos los productores en cabeza de la Federación de Cafeteros es que nos paguen bien el café ya que es un bien que cuesta porque se extrae con el sacrifico y estrés de 540.000 familias para que unos pocos se llenen los bolsillos, eso no tiene presentación”, expresó Montenegro.

A juicio del directivo, es mucho más conveniente para una economía que el precio del café suba en bolsa y no como consecuencia del mayor precio del dólar porque a la hora de las sumas y las restas, nadie gana en un país productor y si por el contrario hay una tremenda exposición si por alguna razón se desploma la divisa, eso lo tienen que entender los tostadores, los comercializadores y las multinacionales.

Para no ir tan lejos el precio del café está inflado por la coyuntura cambiaria, pero sigue siendo mediocre en bolsa. El tema es que si ese mercado pagara la libra a 1.5 dólares la carga del bebestible pasaría a 1.050.000 pesos con la tasa de cambio de hoy, lo cual demanda un esfuerzo mínimo en la “Gran Manzana”, pero hay unas fuerzas en el mercado que indiscutiblemente no ayudan y sí por el contrario generan detrimentos.

Visto 838 veces