Lunes, 02 Diciembre 2019 17:31

Precio interno de compra del café por arriba del millón de pesos

Por

Todo apunta a que los caficultores, si bien, no todos, tendrán una navidad y un fin de año más que tranquilo ya que los precios internacionales llegaron con un aguinaldo que nadie esperaba.

Los cafeteros colombianos arrancaron la semana de la mejor manera, por fin el precio de la carga de café superó el millón de pesos al ubicarse este lunes en $1´004.000 de pesos, lo anterior al hacer la ecuación del precio tazado en bolsa de Nueva York que fue de US$1,22 y una tasa de cambio fijada en $3.509,20.

Este precio interno de referencia para la compra de café pergamino seco por carga de 125 kilos se convirtió en una gran noticia que celebraron los productores de todo el país pues el año no había sido el mejor y los precios alcanzaron a estar por largo rato por debajo de los precios de producción.

La fiesta, y eso hay que decirlo, no es para todos porque hay zonas de producción en donde la cosecha fue recogida y vendida a precios relativamente lánguidos, pero igual los precios de hoy se vuelven un aguinaldo para algunas familias que están recogiendo grano y que le habían apostado a una mayor producción.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros de Quindío José Martín Vásquez Arenas, aseguró que este es un momento en el que todos los productores tienen que aprovechar los escenarios de buenos precios, aclarando que desafortunadamente el sector no se encuentra en la parte fuerte de la cosecha del segundo semestre, pero indicó que la tendencia es precios abre las puertas para que los caficultores puedan apalancar la actividad con estrategias vitales en rentabilidad como compras a futuro.

Agregó que de todas maneras los precios de los últimos días invitan a continuar motivados con las siembras y a seguir creyendo en el café pues comentó que desde la misma Gerencia General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia y desde luego desde los comités departamentales se vienen insistiendo en el tema de calidad lo cual es un ejercicio que no puede perder el ritmo que traía más si se tienen en cuenta los precios actuales.

El trabajo, recalcó, está en el micro-lote, en los cafés especiales y totalmente diferenciados que le sigan dando valor agregado al producto que se exporta porque solo con esa diferenciación será posible tener en la caficultura unos precios rentables y sostenibles en el tiempo.

Explicó que los precios de hoy son la consecuencia de la tasa de cambio que impidió que llegara la quiebra a la caficultura en momentos en los que el grano se cotizaba a valores muy inferiores en el mercado de Nueva York, tan bajos que en muchos casos no cubrían los costos de producción que se calculan en 782.000 pesos por carga.

“No hay duda la tasa de cambio le dio una mano bien importante al precio interno y permitió que la remuneración al productor fuera aceptable ya que venía de grandes pérdidas con ventas muy por debajo de la inversión hecha en las siembras, recolección lo cual incluye insumos y mano de obra. Ese dólar por encima de los 3.500 pesos resultó una bendición”, expuso.

Añadió que otros factores tienen que ver con los escenarios de producción que todavía no se han definido en los grandes productores de café como Brasil, algo Centroamérica y la misma Colombia.

El precio en bolsa de 1,22 dólares, aseveró, es una muy buena noticia, pero especificó que aparte del precio en ese mercado hay un componente adicional y favorable para los cafés suaves colombianos que tiene que ver con el diferencial de precios.

“El café colombiano por ser un café especial y reconocido como suave, tiene un diferencial de precios que en este momento está en 30 centavos, como quien dice que eso implica más plata para el bolsillo de los caficultores a quienes les ha tocado muy duro en este 2019, sobre todo en ese primer semestre que fue bien complejo, haciendo que la situación fuera muy difícil para los caficultores”, concluyó.

Los productores que le dieron muy recibo a esta noticia expresaron que posiblemente el precio alto llega tarde, pero finalmente llega, haciendo que los productores le sigan poniendo el alma a una actividad que va en la sangre y en el corazón. Anhelaron con fe de cafetero que los precios de hoy puedan mantenerse en el próximo año, un 2020 que ya asoma.

 

Visto 219 veces