Jueves, 25 Marzo 2021 14:33

Caficultura, con buena cara en precios y cruzando dedos por el clima

Por

Los impactos por una menor recolección en Brasil empezarán a sentirse y de salir todo bien, Colombia tendría una cosecha rentable que oscilaría entre 9.5 y 10 billones de pesos.

Los caficultores colombianos que siembran grano en 844.000 hectáreas manifestaron su beneplácito por los buenos precios y manifestaron que, si el clima lo permite, tendrán una cosecha por el orden de los 14 millones de sacos por un valor que por las buenas cotizaciones podría cerrar con un valor que se calcula entre 9.5 y 10 billones de pesos.

El Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, dijo que dadas las condiciones de oferta y demanda, los precios del café en la bolsa de Nueva York debería estar en niveles más altos que los actuales y mostró asombro por el comportamiento de las cotizaciones que al parecer son las del grano de Brasil y no las de los suaves arábicas como el de Colombia.

Anotó que la cosecha de Brasil estuvo en 2020 alrededor de los 70 millones de sacos y sostuvo que el mundo cafetero experimentará cambios en 2021 habida cuenta que Brasil tendrá una reducción en cosecha de entre 15 y 20 millones de sacos.

En ese orden de ideas, expuso el dirigente gremial, el gigante suramericano recolectará en la recolecta 2020-2021 en promedio 50 o máximo 55 millones de sacos, un fenómeno que impactará el precio internación al del café en favor de los cafés suaves y con valor agregado.

Insistió que la mayor afectación la tendrá Brasil en el capítulo de cafés arábicos lo cual supone un cambio drástico en el mercado por la menor oferta de grano suave que tendría que reflejarse en mejores precios en el mercado de Nueva York que hoy se mantienen en un promedio de un dólar con treinta.

 

“Parte de la explicación de por qué no ha subido el valor del café en la bolsa y por qué no ha habido una reacción más fuerte en los precios del café en materia internacional se encuentra en que en este momento todavía se está embarcando parte de la cosecha brasilera del 2020 que reportó volúmenes supremamente grandes y una calidad innegable. Al mirar el inventario en el gran mercado bursátil del mundo, éste volvió a subir casi en un millón de sacos, producto del café brasilero”, explicó Vélez Vallejo.

 

A futuro, dijo, la bolsa y el mercado mundial empezará a sentir la caída en inventarios y embarques de Brasil, consecuencia de una menor cosecha y llevando la industria a hacer uso de los cafés acopiados con grano del 2020. Comentó que ese déficit mundial que estará por el orden de los 10 millones de sacos podría redundar en una mejor cotización.

Para el Gerente de la Federación Cafetera, el precio actual, promedio US$1,30, con los diferenciales reconocidos que han sido excepcionalmente buenos e interesantes ya que las primas por calidad siguen remunerándose a razón de 45 y 50 centavos de dólar por libra, nada desestimable si se tiene en cuenta que el valor del dólar no se ha destemplado y caso opuesto sigue en niveles altos y muy competitivos para las exportaciones.

Con una carga a 1.2 millones de pesos aproximadamente puede decirse que la cosecha adelantada entre enero y febrero ha sido sustancialmente más costosa que la cosecha reportada a igual periodo de 2020. Indicó que al tomar los doce meses corridos, medidos de febrero hacia atrás, es fácil encontrar que el valor de la cosecha ya está en niveles de 9.3 billones de pesos.
De mantenerse la producción, precisó, y si los precios siguen en niveles favorables, no sería sorprendente ver un remate de cosecha cafetera con valores rondando los 9.5 o los 10 billones de pesos, una excelente noticia para la economía colombiana y para el país cafetero.

El café, por sus cifras, muestra que gracias al inquebrantable compromiso, ingresa al majestuoso y privilegiado sitio de los héroes nacionales que jamás declinaron en sus metas, pese a tener una pandemia encima, un reconocimiento hecho por las autoridades económicas de Colombia.

Vélez Vallejo añadió que las expectativas apuntan a un buen año cafetero, esperando que pasa en volumen, y no descartó el tener unos precios mucho mejores al final del ejercicio por toda la coyuntura internacional y el contexto en grandes jugadores como Brasil.

 

Hay que reforzar los temas sanitarios

En temas de salud, el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, indicó que la caficultura, toda, no puede bajar la guardia e invitó a los productores a seguir con los planes de prevención para evitar problemas de marca mayor.

Anotó que como empresa y como gremio hay una enorme responsabilidad, y por ello instó al total de los productores a seguir haciendo la tarea, a apostarle a las mejores prácticas de higiene y a no confiarse porque el virus sigue latente y haciendo mucho daño. En ese aspecto destacó el trabajo del servicio de extensión que ha utilizado la virtualidad y haciendo con todos los protocolos, unas visitas a quienes así lo demandan.

 

“Hemos tomado la decisión de abrir algunas de las localidades de los comités de cafeteros para ver cómo se puede avanzar en eso que quiere el cafetero que es ver a su Federación, actuando normalmente. Recalcó que el sector no ha regreso a la normalidad y fue claro al precisar que hay un compromiso estrecho para proteger a la gente y a todos los Asociados que son los cafeteros de Colombia.

 

En opinión de Vélez Vallejo, los contagios crecen, el problema persiste y la responsabilidad de todos en el café no puede mermar.

Otro reto de los caficultores tiene que ver con renovación en donde no puede dejarse caer la bandera ya que hay necesidad de mejorar las plantaciones, de optimizar la caficultura y apostar por resistencia y mayor productividad. Indicó que el Fondo Nacional del Café sacó 25.000 millones de pesos para esa misión, reconociendo que la suma es insuficiente para cubrir a todos los productores que hacen renovación pues para llegar a la meta, habría que doblar la suma y poner a servicio de la meta entre 50.000 y 55.000 millones de pesos, razón por la cual se le curso una respetuosa invitación al Gobierno para que acompañe a los cafeteros en ese propósito.

 

Reforma tributaria, lo más parecido a roya y broca

Los productores de café han estado a la expectativa de cuál será el impacto final del proyecto de reforma tributaria en los productores del campo colombiano. En días pasados unos cafeteros decían que la reforma era más o menos la suma de tener encima roya y broca porque jamás hay medidas para reactivar la economía y por el contrario llegan medidas impopulares o dañinas para el sector primario.

Sobre el particular el Gerente de la Federación de Cafeteros anotó que hay preocupación por la propuesta impositiva porque contempla gravar insumos y maquinaria, lo que consideró un golpe muy duro para los productores porque verán encarecida su ya elevada canasta de costos.

Para el dirigente cafetero, hay consciencia que hay problemas fiscales y anotó que el ejecutivo debe tomar medidas sin generar detrimento en el sector productivo del país que viene impactado por costos, intermediación e importaciones. Para el caso del campo, subrayó, ponerle tarifas más altas a maquinaria e insumos conlleva a tener una agricultura onerosa, difícil y mucho más costosa.

 

“Gravar insumos y maquinaria con nuevos tributos, es un tema de suma gravedad para la producción agrícola. El asunto, no es dada distinto a como lo ven los demás gremios de la producción, pero cualquier incremento en insumos y maquinaria castiga el ingreso del productor”, apuntó el dirigente cafetero.

 

Indicó que los temas invitan a un gran Foro Cafetero Mundial presencial, pero cuando haya condiciones, entre tanto, el evento será llevado a cabo de manera virtual y poner en la mesa la problemática del café en el planeta, básicamente los planes de ordenamiento cafetero que sugirió el reconocido economista Jeffrey Sachs en Brasil.

Otro asunto a tratar es el de la utilidad del café porque se hace urgente un ingreso para progresar y darle sostenibilidad a las nuevas generaciones del café, muchas apartadas porque han visto años de dificultad en sus padres o abuelos. Para la Federación de Cafeteros, los productores deben ganar lo suficiente para mejorar la calidad de vida y llevar felicidad a los hogares con una siembra especial.

Los productores siguen adelantando sus trabajos con el Gobierno con el fin de lograr un mayor desarrollo en las vías terciarias y brindarle con ello herramientas contundentes a la caficultura y a grueso de la agricultura.

 

El café sigue siendo la mejor embajada de Colombia

El compromiso de los caficultores, su amor y la innovación ha hecho que el mundo siga viendo el café de Colombia como un grano superlativo, excelso, suave y de una calidad única. La marca Café de Colombia y en sí una agricultura pletórica de valores agregados como los cafés especiales, el paisaje cultural cafetero, el turismo y unas mejoras productivas siguen en la mente de los más exigentes consumidores.

Al referirse al Tema, Vélez Vallejo dijo que si bien, hay cada vez un consumidor más riguroso y demandante de granos de máxima calidad, igual hay caficultores inquietos que siguen añadiendo valor con unos cafés especiales y diferenciados que repuntan en ventas y precio.

 

“Hay afortunadamente, un circulo virtuoso hacia la calidad y con ello viene un mejor precio y un trabajo diferente así como juicioso que garantiza sostenibilidad y mercado”, expuso el directivo.

 

El próximo año, dijo el Gerente, será igualmente retador por el entorno electoral y desde luego por la gran fiesta democrática de los caficultores que tendrán elecciones cafeteras.

 

Ojo con los estafadores

La Federación Nacional de Cafeteros denunció que hay un grave problema el cual tiene que ver con la suplantación de la entidad en donde se ha dado paso a órdenes de servicio y compras fraudulentas ya que se hacen por perdonas inescrupulosas que usando los sellos y hasta la falsificación de firmas están defraudando a las personas.

A la fecha se han reportado 233 casos de fraude y ante semejante amenaza el gremio cafetero encendió las alertas para evitar que los delincuentes sigan ganando terreno y estafando a comercios y productores.

La entidad les pidió a todos los involucrados en el negocio del café hacer las respectivas denuncias y evitar fraudes, apelando a los comités regionales o municipales como también a las líneas de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia. De igual forma recomendó hacer preguntas o despejar dudas al amparo de la institucionalidad cafetera, evitando con ello el accionar de los facinerosos.

Sobre las lluvias, el Gerente informó que pese a la intensidad de estás, no habrá daño sobre el café que viene en camino y que está presto a recogerse, empero reconoció que, de persistir los aguaceros, podrían venir inconvenientes en el segundo semestre ante los impactos en la floración. De todas maneras, expresó que las cosas van bien y confió en una cosecha generosa y de un valor histórico.

Visto 1257 veces