Domingo, 06 Junio 2021 03:02

Caficultura colombiana en plataforma, ahora compras y aprendizaje en línea

Por

Los productores esperan que en Colombia haya más consumo de café, y para abrir las posibilidades de mercado llegó comprocafedecolombia.com, una nueva opción para cafeteros y clientes.

En su afán por darle nuevos aires a la comercialización de café, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia creó la plataforma comprocafedeColombia.com. El momento es posiblemente el mejor si se tiene en cuenta que los hogares colombianos tuvieron y han tenido en medio de la pandemia la oportunidad de explorar calidades, marcas y experiencias.

El encierro forzado, los momentos de ocio y el tiempo libre conllevaron a que los colombianos apreciaran y pusieran de nuevo el café nacional en el sitial correspondiente. La pandemia permitió que muchos nacionales hicieran un alto en el camino para pensar en el grano excelso local, para tomarlo y buscar en el letargo, nuevas opciones con el bebestible. Las familias han vuelto a las reuniones en torno a la taza de café, pero con distintas calidades y exigiendo denominación de origen. Para muchos, el café está de regreso, la bebida ha vuelto.

El trabajo es arduo en la Federación Cafetera, desde su fundación en 1927 los productores apostaron por la unión y el trabajo articulado, decisión sumamente acertada toda vez que hoy los caficultores conforman una organización de gran importancia, quizás la embajada más querida en el mundo entero porque hablar de café implica viajar a Colombia, el país donde funciona con éxito una de las ONG de corte rural más reconocidas a nivel global.

El café de Colombia le puso sello e identidad al país, la sólida agremiación representa con lujo de detalles a los productores nacional e internacionalmente. Hoy la Federación de Cafeteros sigue enfocada en el bienestar de las familias cafeteras, en su calidad de vida, pero igual en la mejora de los atributos del conocido como mejor café suave del mundo.

Para el gremio cafetero, las metas son muchas, pero una de ellas está focalizada en incrementar el consumo de café y en promocionar las tantas marcas regionales que pueden ser mucho más exitosas con el apoyo de los consumidores que tendrán la oportunidad de saborear y tomar café de todas las regiones, diferenciar aptitudes y propiedades, todo, sacándole provecho a una caficultura juiciosa, novedosa y cargada de gratas sorpresas.

El Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, le dijo a Diariolaeconomia.com, que el proyecto comprocafedecolombia.com, va lento por cuanto se espera mayor dinámica en una plataforma diseñada para que los caficultores que dieron el paso empresarial hasta generar marcas, puedan promocionarlas y vender café de gran calidad.

Imagen de Pexels en PixabaySegún el dirigente gremial, la creación de comprocafedecolombia.com, se dio en el momento preciso. Agregó que en la iniciativa hicieron convergencia varios factores, uno, el anhelo de los caficultores y de los emprendedores del café que quisieron tener mayor exposición hacia el mercado. Anotó que igual se pensó en aquellas personas que venían haciendo un trabajo local y muy en el entorno de la comunidad, las mismas que hoy tienen la oportunidad de poner su producto a nivel nacional, venderlo y hacerlo conocer.

 

“Esto ha sido igualmente un proceso de aprendizaje porque está de por medio el tema económico y logístico, es decir cómo cobrar, cómo hacer los envíos y cómo llegarle al cliente a tiempo, igual medir la satisfacción de quien compra y muchos otros aspectos para hacer de la actividad comercial y de posicionamiento, la mejor usanza. Repito, hay emprendimientos muy locales los cuales aplaudo y me encanta saber de ellos, pero les ha costado un poco más de tiempo el proceso de arranque con la nueva herramienta”, anotó Vélez Vallejo.

 

El Gerente General dijo que de la idea le gustan puntualmente dos cosas, y es el poderle dar una oportunidad a los productores, a los emprendedores y a las cooperativas para que socialicen, presenten y den a conocer sus productos que por su naturaleza son excelentes.

Un segundo punto amable es que el portal le da la oportunidad a quien lo visita de aprender de café, de recibir una verdadera lección sobre esta actividad en donde el común denominador son las calidades. Vélez indicó que el colombiano se ufana mucho del café de la tierra, pero reconoció que lastimosamente sabe muy poco, es increíble, expuso, pero en Colombia, la tierra del café quién se toma un tinto no sabe de dónde viene ni por qué llegó a su mesa, no sabe cómo degustarlo, y menos tiene interés en encontrar el verdadero valor del café.

El directivo informó que al ingresar al sitio comprocafedecolombia.com, resulta fácil darse cuenta de la cantidad y variedad de productos que tiene Colombia, pero así mismo de la multiplicidad de perfiles de taza que le dan más relieve al país cafetero así como del abanico de sabores que está para satisfacer los paladares.

 

“Uno al final tiene que darse cuenta que hay un café colombiano para cada paladar y un paladar para cada café colombiano. Hablar de café colombiano es un error, aquí tenemos que hablar de cafés de Colombia porque cuando uno, con mucho juicio, se da a la tarea de equiparar granos puede darse cuenta que hay diferencias entre los cafés de la Sierra Nevada, por citar un ejemplo, con los de Nariño, los dos supremamente deliciosos, pero totalmente distintos en las características y en el placer que les brinda a quienes los toman. ¿Cuál es el mejor?, sencillo, hay un juez llamado gusto y dará su veredicto de acuerdo a las propiedades puesto que a todos no nos gusta lo mismo, no es igual el placer para algunos con las notas de cítricos, de chocolate o de almendra. Hay personas que les gusta más una cosa que la otra, desde luego, no queriendo decir que la no escogida sea mala”, apuntó el señor Vélez Vallejo.

 

La opción de comprocafedecolombia.com, es una herramienta muy interesante de mercadeo porque se trata de un portal que puede ayudar mucho a los emprendimientos. En opinión del Gerente General de la Federación de Cafeteros, hay un reto grande, que es internacionalizar el instrumento, aclarando que demanda pasos mayores que ya el gremio analiza de qué manera los dará.

 

Colombia ya está tomando mejor café

 

Imagen de Engin Akyurt en PixabayUna situación innegable es que la gente está buscando mejores calidades en el café, ya hay una tendencia estimable por salir de marcas tradicionales para abrirle espacio a nuevas propuestas cafeteras, muchas de ellas provenientes de las regiones productoras de grano en donde muchos hacen un esfuerzo, industrializan y venden un café de calidad enorme. Los colombianos están entendiendo que el café colombiano es una gran apuesta motivo por el cual es el producto que se debe tomar.

La pandemia puso su grano, porque con el confinamiento, como se dijo al inicio de la nota, el consumidor tuvo el tiempo y la curiosidad de comparar sabores y atributos, notando de lejos que el café colombiano tostado y molido de la región que sea, es el mejor obsequio que se le puede dar no solo al gusto, igual al alma.

Para Vélez Vallejo, el Covid-19, no se quedó solo en la tragedia, por cuanto les dio a los colombianos, al mundo y especialmente a la caficultura la oportunidad de muchas cosas. Primero afianzó las compras por Internet y enseñó mucho a diferenciar la materia prima que se requiere para el entorno de desempeño. Explicó que en las oficinas normalmente el departamento de ventas compra lo más barato del mercado, lo cual termina en que el visitante no se tomará el mejor café del mundo, igual pasa en las cafeterías y restaurantes, advirtiendo que en la industria gastronómica se ha mejorado muchísimo.

Estando en la casa, recalcó el Gerente, hay tiempo para probar uno y otro café, comparar atributos lo cual permite que la gente se dé el lujo de escoger el mejor café, o por lo menos el que su gusto indique. El tener ese vademécum de opciones en sabor y aroma, afirmó, permite ser más inquisitivo en la manera de escoger el café.

Otra experiencia en los hogares y en medio del encierro, es que la gente se ha dedicado a observar cómo se prepara un buen café, cómo disponerlo de distintas maneras y el tema se ha vuelto un rito porque quien se queda en casa quiere tomarse un muy buen café, una ventaja grande para el sector porque quien sabe lo que es bueno, no echa marcha atrás, se hace imposible tomar una mala materia prima.

 

Café, una asignatura pendiente

 

Imagen de StockSnap en Pixabay-El tema del café es tan importante por su historia, por el aporte económico y su importancia en el tejido social que debería ser una materia obligada en los colegios, de un lado porque se trata del producto bandera o insignia, pero además porque ha contribuido con la democracia, con la formación de valores, la construcción de país, la equidad y la inclusión.

La idea está ahí, se le ha dicho a varios gobiernos, pero el Gerente confesó que el gremio no ha sido muy afortunado en su aproximación a los diversos mandatos, no al presente o al pasado, a muchos durante la larga historia de la caficultura. El asunto es muy importante porque la idea es que los niños logren compenetrarse con el café y todo su proceso.

Al mirar ejercicios de éxito, Vélez Vallejo señaló que precisamente, uno de los saltos cuánticos que dio Brasil en el consumo de Café fue suministrándoles la bebida a los jóvenes y a los niños en los colegios. Sobre el tema, añadió, se hicieron múltiples estudios entre ellos el del profesor Darcy Lima de la Universidad Federal de Río de Janeiro, que adelantó una investigación con los muchachos de último año de colegio, exploración que terminó en un gran descubrimiento, el consumo de café estaba asociado con el mejor desempeño académico, algo que en Colombia no se acepta.

 

“Nosotros nos hemos acercado en reiteradas ocasiones al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, para que dentro de sus complementos alimenticios adicionen algo con sabor a café, pero hay mucho temor por parte de las autoridades infantiles que ven al grano como un producto que puede hacer daño, lo cual no es cierto. Desafortunadamente el café en Colombia tiene mucho estigma, pero hoy uno ve que los jóvenes del colegio tienen la oportunidad de acercarse a una tienda Juan Valdez y disfrutar de un rico granizado o de las diferentes presentaciones de café calientes o frías, que son muy apreciadas, y poco a poco ese adolecente se va a ir familiarizando con el buen café y serán ellos los consumidores del futuro”, aseveró Roberto Vélez Vallejo.

 

Lo apropiado es que la gente comprenda que el café es un producto clave, no solo en la economía sino en la dieta porque puede combinarse con leche y resulta bastante nutritivo. La población toda, escribió el Gerente, no puede privarse de la versatilidad del valioso grano porque el sabor a café es de los que más gusta, prueba de ello es que en un tiempo cercano, los helados de café eran los más vendidos puesto que la demanda de esta golosina mejoró los volúmenes despachados.

En opinión de Vélez Vallejo, el café es un complemento magnífico para muchas cosas, los jóvenes van aprendiendo y van encontrándole gusto a la bebida que es lo que finalmente se busca.

 

Las marcas siguen con crecimiento exponencial

 

Imagen de Pezibear en Pixabay

 

Los caficultores colombianos están mirando el tema con mayor ambición y eso es muy positivo porque no se están quedando con el commoditie sino que hacen una labor encomiable al industrializar el proceso y vender café tostado y molido de exuberante calidad. El tema es tan sugestivo que ya se hace visible en la cantidad de marcas que hay en el mercado y en las que están por aterrizar, todas muy conscientes que sólo permanece en el contexto de la oferta quien ponga el mejor producto a disposición del consumidor, cada vez más exigente y con mayores conocimientos.

El asunto es impresionante, para el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, sumar todos los sellos es difícil, porque por cada departamento cafetero hay una buena cantidad de nuevas presentaciones. En el portal comprocafedecolombia.com, hay un registro que supera las 50 marcas.

El dirigente cafetero comentó que se ha vuelto muy popular hacer algo en ciertos departamentos cafeteros, “la calle del café”, tal y cómo pasa en Risaralda, y es que cogen la plaza del municipio y le hacen un cerramiento muy decorado y agradable en la mañana para exponer producto.

En la última calle del café realizada en Apía, Risaralda, un municipio de montaña, conformado por 45 veredas y ubicado en la vertiente oriental de la cordillera occidental en los Andes colombianos, participaron 31 marcas de café de la población, un referente de la buena cantidad de marcas que puede tener Colombia si se multiplican las nuevas empresas de valor agregado y tostión de los municipios productores de café.

Para el Gerente General de la Federación de Cafeteros es muy grato en sus recorridos por la Colombia cafetera encontrar personas con emprendimientos y marcas, igual cooperativas o grupos asociativos que apostaron por una marca y una calidad a toda prueba. Igual le genera alegría al directivo ver las asociaciones de mujeres cafeteras que ofrecen un grano procesado de muy altas propiedades.

 

“Otro ejemplo maravilloso es una asociación de productores de Quinchía en el Risaralda, pues la bella Villa de los Cerros, es abastecida por esta asociación que tuesta y muele el 50 por ciento del café que se toman en el municipio. El café de esa agrupación cafetera es comercializado en supermercados, de manera directa, en cafeterías y en unas tiendas que tiene la marca”, precisó Vélez Vallejo.

 

 

El café crece en dinámica, herramientas como comprocafedecolombia.com, y otras que impulsan el mercadeo y las ventas, sin embargo una falencia que persiste es la falta de una estadística más confiable y actualizada porque en materia de café hay muchas más marcas y por consiguiente un consumo más alto, cálculos que no se hacen o quedan a mitad de camino porque no entran en las bases de quienes recolectan datos sobre los consumos de café que están allí y que son parte de algo tipificado por Vélez Vallejo como “la revolución silenciosa de consumo de café de calidad”

Insistió que los esfuerzos en caficultura y valor añadido son admirables, tal y como pasa en Quinchía, porque por regular que sea el café que allí se comercializa, bien sea porque la tostadora no es la mejor, haciendo que las curvas de tostión no resulten ideales, o porque en el momento del empaque, éste no tiene todas las características para dejar salir el oxígeno y todos los defectos que a manera de ejemplo se le quieran agregar, lo más seguro y en esto fue enfático Vélez Vallejo, ese café es mejor que cualquiera de buena parte de las marcas que se ven actualmente en los supermercados y que son de alto consumo en Colombia.

En las regiones coexiste un admirable nivel de emprendimiento cafetero toda vez que hay dos asuntos básicos que han venido cambiando con el tiempo, siendo determinantes, en primer lugar el café mismo y dos, la preparación.

 

“En el café tenemos un paso ulterior y lo digo por todo ese trasegar o movimiento de cafés especiales o de alta calidad, pues resulta fácil comparar el café con el vino y a fe que tiene mucho para hacer el parangón. Uno ve el espectro de sabores del café así como el del vino y son muy parecidos e igual de complejos el uno y el otro. En el vino, el productor lo procesa, lo embotella y ya, quien lo consume, lo único que tiene que hacer es servirlo. En café hay muchos pasos, pero el asunto es mucho más rígido porque uno puede tener el mejor café del mundo en la finca, empero este se puede deteriorar en el transporte o en el almacenamiento, también puede haber problemas a la hora de tostarlo, lo cual genera daños y si el café no tiene el empaque adecuado, o no se hace cómo debe, también se daña. Para rematar, si la persona que lo va consumir, no lo extrae bien, de igual forma lo estropea”, expuso Vélez Vallejo.

 

El directivo expresó que en Colombia no solo ha habido una revolución por el lado del tratamiento mismo del producto sino de las marcas, de las mejores preparaciones por los baristas, personas que se han capacitado en el Servicio Nacional de Aprendizaje, SENA, entidad que ha instruido a 2.000 o 3.000 personas en barismo y elaboraciones de café. Por ello hoy es muy fácil entrar a un restaurante y encontrar en la carta todo tipo de preparaciones de café, un factor vital para aumentar el consumo, para darle diversidad al producto y opciones al consumidor que puede tomar lo que quiere o lo que le gusta.

 

Café tostado, un mercado de gama alta

 

 

En café tostado y atiborrado de valor agregado hay, a criterio del Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, una oportunidad magnífica porque con la pandemia se afianzaron las compras en línea o por Internet.

Hace treinta años el entorno era muy diferente porque vender valor agregado o café tostado desde el origen era todo un problema puesto que había en ese momento una dificultad con la distribución lo cual obligaba al empresario a llevar el café y ponerlo en el anaquel de un supermercado en donde el dueño, sin importar orígenes o calidades, tan solo se interesaba en las ventas masivas, en una rotación vertiginosa que se convirtiera en ganancias. Hace tres décadas era perentorio invertir en publicidad en los mercados exógenos en donde se competía por citar un ejemplo, con Nestlé que en un producto invertía 2.500 millones de dólares en anuncios mediáticos.

 

“Ese problema ya no existe, hay consumidores más dispuestos a comprar café por las vías virtuales, lo cual abre ampliamente la posibilidad de comercializar, lo que hay es que empezar a crear esos puentes para que eso se dé y poder tener un emprendimiento desde Colombia en donde el valor agregado se quede en el bolsillo del productor”, puntualizó Vélez Vallejo.

 

Ahora con comprocafedecolombia.com, se ampliará el espectro de quienes quieren saber más de café suave, también de productos, orígenes y calidades. La plataforma es sin lugar a dudas una oportunidad de oro para seguir exportando café, copado de valor agregado y totalmente diferenciado. El ejercicio inicial, repisó el Gerente, es vender café en Colombia aprovechando las bondades de la red, dejando claro que por tratarse de emprendimientos muy regionales no será fácil masificar la ruta, entre otras cosas porque hay necesidad de instruir a los cafeteros en temas esenciales como facturación y todo el tema legal.

Ese conocimiento que irá acopiándose con la experiencia en Colombia será muy útil cuando la plataforma abra la puerta de las ventas internacionales y así poder sumar metodología y logística para poder cumplirle a quien compra café de un pequeño emprendimiento desde Estados Unidos, Asia o Europa, a través de la plataforma. El asunto, anotó, es llegar a la mesa del consumidor a tiempo.

Si bien no es amigo de los regionalismos, Roberto Vélez Vallejo, expresó que en materia de café esa condición no es descabellada porque justamente las regiones son las primeras que deben respaldar el producto y la caficultura departamental, aun así, aparte del orgullo que genera la denominación de origen y un consumo local, está la opción de comprocafedecolombia.com, una vitrina para ver el producto nacional.

La venta de café tostado con denominación de origen resulta muy sugestiva porque le da mayor valor a lo regional y local, una condición que invita a apropiarse del valor agregado que es lo importante.

Ahora los productores de café en Colombia cuentan con una nueva herramienta, les resultará más fácil llegar a los mercados del país en tanto se hace el curso para incursionar a nivel internacional con ventas en línea. De momento el Marketplace puesto en marcha por la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, tendrá todas las marcas de café en un solo sitio para que los amantes del buen grano escojan o sencillamente puedan darse el enorme gusto de tomar lo que realmente quieren. Con comprocafedecolombia.com, concluyó Roberto Vélez Vallejo, se ratifica que con el Covid-19 y el confinamiento, vino un asombroso despertar del café.

Visto 3044 veces