Jueves, 22 Julio 2021 16:44

La locura, café con precios históricos, ¿camino a dos millones la carga?

Por

El mundo está leyendo la realidad del mercado cafetero, sabe que hay incertidumbre y que los bajonazos en producción se van a sentir. En buena hora.

Las muy buenas noticias tienen denominación de origen y en este caso el café sigue regalando sonrisas y alegrías en los productores que al cierre de este 22 de julio de 2021 precios en Nueva York a 1,93 dólares la libra, valor que representa un precio interno de compra de 1´790.000 pesos la carga de 125 kilos, una dicha, y una cifra de no te lo puedo creer.

En plática con Diariolaeconomia.com, el Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros de Boyacá Carlos Roberto Restrepo Rodríguez, afirmó que la noticia es muy buena, pero indicó que si bien hay un mayor ingreso, el país no puede confundirse ni pensar en una bonanza, porque las cotizaciones actuales del café están compensando los años de vacas flacas.

Expuso que actualmente hay unas expectativas que no son las mejores al interior del mercado cafetero porque la fuerte baja en la producción de Brasil desbalancea la industria cafetera mundial, un tema muy complejo. Agregó que el precio de hoy superior a 1.7 millones de pesos para el mercado interno es muy bueno porque permite en hacer mejoras y poner al día el ejercicio económico de las fincas.

Recalcó que la baja producción cafetera en Brasil, que, según la Gerencia General de la Federación Nacional de Cafeteros, puede estar entre 15 y 20 millones de sacos, afectará el negocio cafetero mundial como mínimo seis meses, porque el daño está en la cosecha brasilera para la vigencia 2021 y 2022, luego ese déficit en oferta de grano permitirá que sigan dándose los buenos precios en el mercado global durante un buen tiempo.

Carlos Roberto Restrepo RodríguezExpresó que el actual es un ciclo afortunado en la caficultura nacional que debe aprovecharse, empero lo preocupante, expuso, es que el contexto empiece a generar un ambiente de bonanza, nada conveniente porque dispara los precios de la mano de obra, los insumos y otros productos, con el inconveniente que cuando trepan bienes y servicios en valor, no vuelven a bajar.

 

“Hay que tener en cuenta que esta generosidad en precios será algo transitorio, no se trata de una situación permanente, dejando claro que llevamos con buenas cotizaciones más de un año, sin embargo, no es una situación de largo aliento y la recuperación de la caficultura brasilera no tardará más de seis u ocho meses hasta que vuelva nuevamente la producción, castigada por sequía y heladas. Llegará desde luego el momento de estabilización”, declaró el señor Restrepo Rodríguez.

 

El asunto de Brasil pesa y es el origen de todo, pero hay otros escenarios como la roya en Centroamérica que tiene muy afectados a los países productores de cafés suaves, lo cual gracias a unas políticas acertadas y a una gestión aplomada y visionaria, el gremio y su institucionalidad afianzó una estructura cafetera robusta frente al tema fitosanitario y puntualmente al de las enfermedades que atacan al café, asuntos en los que el país alcanzó resistencia para enfrentar fenómenos climáticos y el cambio ambiental, toda una ventaja competitiva.

A lo anterior se adiciona, anotó el directivo, que en los últimos años el café colombiano ha tomado fuerza como materia prima.

 

“Ya lo decía el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, los comercializadores de café en el mundo sienten que el café de Colombia se vuelve prácticamente irremplazable”, expuso Restrepo Rodríguez.

 

Comentó que el momento es ideal y afortunado, permitiendo ratificar que los milagros en la caficultura existen, pero subrayó que no se puede entrar en bonanzas o loterías cafeteras puesto que la caficultura tuvo unos años de profundad dificultad, un factor que ha logrado superar paulatinamente el sector con los actuales precios.

Estimó que aparte de mejorar las fincas y pagar obligaciones, el momento es ideal para que los cafeteros piensen en ahorro porque hay un contexto favorable que no será eterno y por ello es bueno guardar esa reserva para atender nuevos ciclos que muy seguramente vendrán con notificaciones no tan amables. Acopiar reservas, en este momento no es posible por la estructura del Fondo Nacional del Café y la misma contribución cafetera, empero el momento es ideal para que las familias cafeteras atesoren sus ganancias para los años críticos.

El precio de hoy es un justo premio a una caficultura juiciosa, trabajadora y comprometida, un obsequio divino a quienes con resiliencia afrontaron momentos complejos, apostando por una actividad que a la fecha está muy vigorosa y entregando importantes ingresos al país en los instantes posiblemente más apremiantes, habida cuenta que Colombia atraviesa por una retadora pandemia.

Manifestó que también aportó a los buenos indicadores el aumento del consumo de café, un común denominador de la pandemia porque en el encierro la gente aprendió de cafés, de orígenes y valoró con gran fuerza un cultivo especial que ayudó a desestresar hogares al sabor de una taza de bebestible bien preparado que supo a notas especiales dándole un sabor único al anhelo de superar escollos.

Menor producción de café generó nerviosismo, Vélez Vallejo

Roberto Vélez VallejoEl Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, precisó que el de hoy es el mayor precio registrado por el gremio en su historia. En primer lugar, anotó, ya Brasil venía con una menor cosecha, producto de la sequía ocurrida en noviembre del año pasado.

Reiteró que el pasado fin de semana pasado, las dos regiones productoras de café arábico del Brasil, experimentaron una helada que hoy deja a ese país con unas pérdidas calculadas en cinco millones de sacos.

 

“Esos dos fenómenos hará que Brasil deje de producir cerca de veinte millones de sacos aproximadamente frente a 2020, haciendo que el balance cafetero mundial pase de un superávit a un déficit que no sabemos cuánto más se prolongue. Hay nervios en la industria, en los inversionistas que han estado comprando futuros de café los mismos que subieron en la bolsa de Nueva York por encima de veinte centavos de dólar por libra en los últimos días, precio que acompaña muy bien el nivel de tasa en Colombia”, puntualizó Vélez Vallejo.

 

Según el dirigente gremial, el nuevo entorno favorece las exportaciones de café y le imprime mayor dinamismo a una caficultura que sigue rauda en producción, así como valor agregado.

Visto 625 veces