Miércoles, 17 Noviembre 2021 18:10

Con precio por encima de $2 millones, ojalá que llueva café en el campo

Por

El nuevo precio es el premio a la constancia, el trabajo y a un compromiso por mejorar y seguir adelante en un sector siempre difícil, pero en donde los productores no claudican.

La Federación Nacional de Cafeteros celebró el repunte del precio del grano en el mercado internacional y el ajuste en la carga que llegó a 2´093.000. Cabe anotar que el café colombiano cerró en Nueva York a 2,32 dólares por libra, una tendencia que al parecer se sostendrá en el tiempo por toda la situación climática, logística y de tasa de cambio.

El Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, Roberto Vélez Vallejo, expuso que las últimas sesiones de la bolsa de Nueva York ha mostrado una tendencia ascendente en la cotización para el café en los Estados Unidos y en el mundo entero.

Agregó que un mejor precio y la devaluación del peso, ha llevado a que el café internamente reporte mucho mejor valor, hasta superar la barrera de dos millones por carga, una magnífica noticia para los cultivadores del grano que resulta, a criterio del directivo, justa ya que la actividad cafetera estuvo postrada en términos de rentabilidad en los últimos quince años.

 

“Los caficultores ven por fin una luz al final del túnel en aquello que más les interesa a los productores de la famosa bebida y es el precio. Esta no es solamente una buena noticia para los productores de café, lo es igual para las zonas cafeteras y para las regiones en donde se cultiva el grano. Este hecho es afortunado para la economía como un todo porque habrá sin duda mayor demanda de bienes y servicios”, aseveró el señor Vélez Vallejo.

 

En su análisis, el Gerente anotó que precisamente el dinamismo del café y sus precios evitó que más de 600 municipios de Colombia hayan experimentado una pandemia de precaria economía, paralela con la aparición del Covid-19.

Dijo que para más de 540.000 familias, el precio que reporta hoy el gremio cafetero es una magnífica noticia que, aclaró, está lejos de ser un valor de bonanza cafetera puesto que son montos remunerativos para una actividad que estuvo de capa caída más de quince años en materia de rentabilidad.

 

Caficultores del Quindío celebran espectacular momento del café

A su turno los productores de café del emblemático departamento del Quindío le dieron buen recibo a la noticia y lamentaron que la producción haya caído porque de lo contario las cifras del café hubiesen sido históricas.

 

José Martín Vásquez Arenas

 

En charla con Diariolaeconomia.com, el Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros de Quindío José Martín Vásquez Arenas, afirmó que el precio por encima de los dos millones de pesos retribuye trabajo, resiliencia, aguante y audacia en un sector que tuvo que vender por largo rato café a pérdida o por debajo de los costos de producción.

Dijo que si bien la producción no es la esperada, lo real es que los precios actuales ayudan un poco a recuperar la economía familiar de los caficultores que venía siendo impactada por ese factor.

En materia de caficultura y precios, los valores de hoy se ajustan al viejo dicho, “el que reza y peca empata” puesto que hay muy buena cotización en Nueva York, mejor remuneración en las cooperativas, pero menor producción. A lo anterior, manifestó Vásquez Arenas, hay que sumarle el costo de los fertilizantes que sigue creciendo exponencialmente de manera preocupante.

El fertilizante, vital en la actividad cafetera, dio unos saltos recurrentes en precio que lo ubicaron en insumo de gama alta porque por citar un ejemplo, el precio del bulto de urea a la fecha vale 165.000 pesos, una cifra astronómica que le pega muy duro a la caficultura.

El Quindío, luego de analizar el comportamiento de la cosecha en el segundo semestre proyecta una producción de 260.000 sacos de café, inferior a la de 2020 que llegó a los 300.000 sacos.

Por todo lo que acontece a nivel mundial con el clima que afectó cultivos importantes de café más la crisis logística que arrodilló al globo, hay expectativa y es factible que los buenos precios del bebestible se mantengan y sigan en niveles similares, todo en favor de una caficultura que está recuperando el terreno perdido.

Recordó que Brasil, primer productor mundial de café, viene de una situación difícil lo cual invita a esperar para ver de qué manera los brasileros se recuperan y seguir de momento aprovechando las situaciones actuales de mercado.

 

“En el departamento del Quindío con la intensión de darle sostenibilidad a esos precios, estamos trabajando diferentes programas en conjunto con la Gobernación así como de la mano de algunas alcaldías para fortalecer la caficultura desde el componente productivo y también de calidad. En esos planes entra el mejoramiento de infraestructura, capacitaciones y asesorías, todo dando herramientas para que cuando vuelva la normalidad, podamos en conjunto con los caficultores reaccionar al contexto de precios”, agregó Vásquez Arenas.

 

 

El directivo calificó como un desafió muy grande para la agricultura y puntualmente la caficultura el factor climático, una situación compleja para la cual no hay fórmula ni evasiva cualquiera sea la condición atmosférica. Junto con el tema meteorológico, sostuvo Vásquez, está el tema de los fertilizantes con destino a los cafeteros que deben aprovechar las cotizaciones actuales del grano para poder acceder a esos nutrientes para abonar y sacar adelante unas labores culturales de fertilización, todo en procura de optimizar el manejo productivo del café. Reiteró que hay factores externos muy fuertes que golpean duramente la caficultura y en general la economía rural del país lo que invita a prever esos escenarios, monitorear los comportamientos y sortear de la mejor manera ese entorno.

Sin duda, los temas son varios para la versión 93 del Congreso Nacional de Cafeteros que realizó el pre-congreso con el tema ambiental como demasiado estratégico para la Federación y el total de los caficultores que deben de manera articulada evaluar los distintos contextos para poderse anticipar o salirle al paso a las diferentes situaciones que eventualmente puedan llegar.

 

“El tema ambiental está dentro del trabajo de las comisiones que llevará a la creación de unas políticas para el futuro o simplemente fortalecer las ya existentes para el sector caficultor que también ve con angustia lo que acontece con el planeta”, concluyó el Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros del Quindío.

Visto 1413 veces