Viernes, 02 Diciembre 2022 08:00

Federación Nacional de Cafeteros: El zar abdicó

Por

El directivo renuncia en medio de buenos momentos en la caficultura, altos precios y ventas récord de la cosecha. El imparable invierno impidió que los resultados fueran más contundentes.

Después de siete años de gestión, el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, FNC, Roberto Vélez Vallejo, decidió dar un paso al costado y dejar a disposición del gremio y el Gobierno Nacional su cargo al que llegó en 2015.

Su renuncia se produce en el marco del 90 Congreso Nacional de Cafeteros, máxima autoridad e instancia de deliberación gremial. Vélez Vallejo, economista de la Universidad del Rosario, parte del cargo dejando unos resultados financieros excelentes y un trabajo destacado a nivel internacional en donde el café siguió siendo la mejor embajada.

Durante el presente Congreso Cafetero el gerente anunció resultados históricos, como una cosecha valorada en $14.5 billones, exportaciones entre enero y octubre por US$3.748 millones, precio promedio de compra pagado por la FNC entre enero y septiembre de $2.440.000 por carga y primas a cafés especiales récord por $32.684 millones.

 

“Este paso al costado abre un espacio para que, de manera armónica con el actual Gobierno, el gremio siga trabajando por el bienestar de las 540.000 familias caficultoras del país, razón de ser de la institucionalidad cafetera. Dejo un gremio unido, un Comité Directivo que sabe trabajar en equipo y tiene claro el direccionamiento institucional, un Congreso Nacional de Cafeteros que sabe para dónde va y promueve las políticas de largo plazo”, añadió Vélez Vallejo.

 

El líder gremial dijo que este anuncio da inicio a un proceso de sucesión ordenado y pausado, en virtud del cual el Congreso Nacional de Cafeteros elegirá al nuevo gerente general en los próximos meses, pensando siempre en lo mejor para los caficultores, para seguir direccionando a la FNC, al gremio y al sector, por la senda de crecimiento y sostenibilidad, como confirman hoy los buenos resultados.

Aunque se ignora la súbita razón de su renuncia, el país cafetero reconoce la encomiable labor de un líder que le supo poner el pecho a la brisa y que ratificó liderazgo en medio una fuerte pandemia, el surgimiento de la crisis logística así como otras vicisitudes globales. En momentos complejos convocó a los caficultores del mundo para repensar la actividad cafetera en aras de recuperar precios y mejorar las condiciones, así como el ingreso de las familias que se dedican a este cultivo.

Visto 1407 veces