Lunes, 25 Abril 2016 22:40

Ginecólogos preocupados por nacimiento de niños prematuros

Por

Fecolsog rechaza nacimientos antes de las 39 semanas. Todas las Infecciones Vaginales durante el embarazo se deben tratar oportunamente.

La Federación Colombiana de Ginecología y Obstetricia, Fecolsog, lanzo una campaña para todos los ginecólogos colombianos, tendiente a evitar el nacimiento de niños prematuros y adicionalmente a prevenir los problemas respiratorios que en muchos prenatales se están presentando posteriores al nacimiento.

Esta iniciativa está orientada a prevenir la morbilidad respiratoria del recién nacido por cuanto la Organización Mundial de la Salud considera que el parto pre término y el nacimiento de prematuros, es un problema de salud pública y de esta forma, según los facultativos, no se ha concebido en Colombia.

El mundo está embarcado en una política de cero a siempre, la cual busca que los seres humanos desde el momento de su nacimiento y por el resto de su vida, tengan las mejores condiciones posibles para tener una vida sana y libre de enfermedad.
Esta política tiene un sustento. Si la expectativa de vida es mayor, pero la carga de enfermedad sigue siendo la misma, va a terminar con un paciente que tendrá problemas inmanejables en la edad adulta.

Estas iniciativas a criterio de Fecolsog promueven el nacimiento en Colombia de niños en las mejores condiciones posibles.

“Nosotros como ginecólogos tenemos claro que el momento cero de un recién nacido no es el momento del nacimiento. La salud de un recién nacido viene desde la preconcepción. La salud de un recién nacido va a depender de la calidad del embarazo, lo que se haga antes del embarazo y durante este será determinante para garantizar el producto de la concepción.”, señaló el Presidente de la Federación de Ginecología y Obstetricia, Fecolsog, Edgar Iván Ortíz.

En esa perspectiva de salud pública, a pesar de los esfuerzos que se han hecho, las tasas de prematuros no bajan en el mundo.
La prevalencia de parto prematuro en países como Estados Unidos es del 12 por ciento. Colombia maneja una tasa similar. Los datos más recientes hablan de un 12 por ciento de partos prematuros.

Hay tres posibles causas de bebés prematuros, puede ocurrir cuando en el momento del parto, los galenos lo identifican, pero desconocen que sucedió, hay un segundo grupo asociado a problemas infecciosos y a rompimiento de la fuente y el tercero se debe a parto por indicación médica que es cuando el ginecólogo decide interrumpir el embarazo antes de las 37 semanas por cuanto considera que es mejor preservar la vida de la madre y del recién nacido.

El porcentaje de partos prematuros asociados a indicaciones médicas se ha incrementado.

Es muy importante para disminuir el nacimiento de prematuros, el hecho de que las mujeres durante la atención prenatal identifiquen patologías del tracto vaginal para que sean tratadas puntualmente por infecciones.

En Colombia las infecciones del tracto vaginal son muy frecuentes y si no son tratadas oportunamente, las bacterias ascienden de la vagina hacia el cuello de la matriz y se vuelven un factor determinante y de riesgo para que la membrana se rompa, señaló el Presidente de FECOLSOG, quien sostuvo que estas infecciones son detectables y manejables.

Falta compromiso del gobierno

La primera iniciativa que quieren reforzar los ginecólogos colombianos tiene que ver con el oportuno diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del tracto urinario.

La segunda intervención son los partos prematuros que no tienen causa evidente. “Por eso hay que promover la medición de cuello uterino a las 18 semanas, principalmente a las embarazadas que están en riesgo. Si es menor de 25 milímetros tiene un riesgo tener un parto prematuro y se puede tratar a tiempo”.

Ortíz expresó que en este sentido se requiere de un compromiso del gobierno colombiano porque en muchas ocasiones las EPS y otras entidades de salud rechazan el procedimiento porque no está consagrado en el plan obligatorio de salud (POS). En ese sentido el gremio de los ginecólogos consideró importante que la propuesta científica que busca que las futuras madres tengan acceso a la ecografía especial que se requiere por parte de los prestadores de salud sea oída por ejecutivo.

La tercera intervención tiene que ver con el devenir de los prematuros asociados a indicaciones médicas, esto implica tener protocolos claros de manejo en pacientes que son proclives a que el embarazo finalice antes del tiempo determinado.

“Nosotros los ginecólogos, que somos el grupo de profesionales estamos convencidos que esta propuesta es simple y soportada en la evidencia científica que va a prevenir el nacimiento de bebés prematuros”, señaló el Presidente de Fecolsog.

Este grupo de profesionales de la salud lanzó una iniciativa tendiente a disminuir la morbilidad respiratoria y determinó que no hay relación entre cesárea y prematuros. Hay, asegura, una correlación directa entre cesárea y recién nacido.

El médico explicó que un prematuro es el que nace antes de las 37 semanas. El término es entre 37 y 42 semanas.

Agregó que hay un grupo de prenatales que se conoce como término temprano y son los recién nacidos que llegan al mundo con parto inducido con la particularidad que tienen mayor riesgo de presentar morbilidad respiratoria y son niños que de manera injustificada van a cuidado intensivo.

Ortíz comentó que este es un problema que va de la mano porque en ocasiones los profesionales de la salud deciden finalizar los embarazos por vía vaginal o por cesárea, procedimiento que se hace antes de las 39 semanas y es justo allí donde hay un inmenso riesgo.

“La propuesta de Fecolsog es rechazar o vetar el hecho de que a una mujer finalice el embarazo antes de las 39 semanas sin que exista una indicación médica que lo justifique. Creemos que el Estado tiene que cooperar a través de políticas públicas con esta iniciativa”, señaló, Edgar Iván Ortíz.

En resumen, Fecolsog dice no al nacimiento sin indicación médica antes de las 39 semanas, no a la cesárea sin indicación profesional antes de las 39 semanas e insta al Gobierno Nacional a generar una política pública que meta el problema en cintura.

La comunidad debe participar en esta política. Si una embarazada tiene flujo anormal, consulte, cambios en la orina o urgencia, consulte, antecedente de tener recién nacido prematuro, consulte. Lo ideal no es la cesárea, si se realiza antes de las 39 semanas sin una indicación médica.

En Colombia, manifestó el experto, no hay una política oficial en el sistema de seguridad social y por eso los recursos se están colocando en la atención de la enfermedad y no en la prevención.

Según los ginecólogos, uno de cada cinco embarazos se presenta en la población adolescente donde hay menos acceso, menos educación y menos métodos de planificación familiar.

“Las adolescentes planifican con preservativo o pastas, pero también con el método del día después. Uno de cada cinco embarazos ocurre en menores de 19 años y otros en menores de 15 años”, dijo.

Para esta comunidad galena, la oferta de métodos anticonceptivos actualmente está basada en los más inseguros y advierte que si Colombia no entra en un programa de educación en preconcepción y métodos anticonceptivos seguros, el país no va a cumplir ninguna meta.

Concluyen que de manera preocupante hace falta educación y métodos modernos de planificación.

Visto 785 veces