Viernes, 24 Febrero 2017 01:52

Centrales obreras se oponen al ingreso de Colombia a la OCDE

Por

En París los trabajadores aseguran que en Colombia se han violado de manera sistemática las normas que amparan la libre sindicalización.

Ante los representantes de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, la Confederación General del Trabajo, la Confederación de Trabajadores de Colombia y la Central Unitaria de Trabajadores, expresaron su oposición al ingreso de Colombia a ese organismo internacional.

La posición unificada de las centrales obreras, fue sustentada en la reunión de la Comisión Sindical Consultiva ante la OCDE, TUAC que acaba de concluir en París, en la que la dirigencia sindical colombiana advirtió la inconsistencia del Gobierno del presidente Juan Manuel Santos frente al movimiento representativo de los trabajadores.

El presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez Esguerra afirmó ante los voceros de la OCDE que Colombia ha violado sistemáticamente las normas que amparan la libre sindicalización, ha marginado a los representantes de los trabajadores de las discusiones de los temas sensibles del país como son los de la paz, la implantación de regresivas medidas económicas contempladas en la reforma tributaria, la tercerización laboral, ausencia de trabajo decente, así como la imposición unilateral de un pírrico salario mínimo, entre otras medidas.

El presidente de la CGT recordó que pese a los permanentes requerimientos de los dirigentes sindicales, la administración del presidente Santos ha sido renuente a cumplir los acuerdos laborales incluidos en los Tratados de Libre Comercio suscrito con Estados Unidos y la Unión Europea y los compromisos sociales firmados con los propios trabajadores. Dijo que el constreñimiento a la libertad sindical ha llevado a que los niveles de trabajadores sindicalizados en Colombia alcanzan apenas un escaso siete por ciento con tendencia a reducirse aún más como consecuencia de la tercerización laboral, la informalidad, los contratos basura, el desempleo y la persecución a las organizaciones de los trabajadores, entre otros fenómenos.

Gómez Esguerra denunció que Colombia vende ante los organismos internacionales un discurso que no se ajusta a la realidad que viven los trabajadores colombianos por lo que reiteró la oposición al ingreso de Colombia a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico del que hacen parte los 35 países con mayores niveles de desarrollo.

 

Visto 1070 veces