Jueves, 04 Junio 2020 13:48

Clínicas y hospitales piden al gobierno no sembrar mantos de duda

Por

Rechazamos cualquier práctica que atente contra la salud de los pacientes y no respete los fundamentales de la atención médica.

La Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas, ACHC, le salió al paso a las declaraciones del ministro de Salud, Fernando Ruiz, en su intervención del tres de junio de 2020, en la Comisión Segunda del Senado y a las del Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal, en el programa Prevención y Acción, del dos de junio de 2020, sobre el supuesto uso inadecuado de las UCI en el país. El gremio que reiteró su compromiso con el país pidió señalar responsables, hacer las claridades del caso y no sembrar mantos de duda.

Según la ACHC, desde el primer momento que las autoridades sanitarias del país hicieron el llamado a prepararse para atender la pandemia de Covid-19, la mayoría de instituciones hospitalarias, públicas y privadas del país, siguiendo su compromiso con la población, iniciaron la preparación e implementación de todos las guías, orientaciones y protocolos ordenados por el Ministerio de Salud; capacitaron al talento humano, organizaron y ampliaron su infraestructura liberando las capacidades en hospitalización y Unidades de Cuidados Intensivos, para brindar la mejor atención posible en las diferentes etapas de la pandemia.

“Pedimos a las autoridades señalar con nombre propio las entidades infractoras y evitar las generalizaciones de estos supuestos manejos inadecuados de las UCI. No se puede sembrar un manto de duda sobre todo el sector hospitalario y desconocer los esfuerzos que cientos de instituciones y su personal médico han hecho para prepararse rigurosamente y atender de manera adecuada a la población”, reza la carta firmada por el presidente de la ACHC, Juan Carlos Giraldo.

El dirigente gremial precisó que respetuosos de la ley, las entidades hospitalarias acogen todas las orientaciones que da la autoridad de vigilancia y control. Enfatizó que en los casos donde existan dudas o denuncias concretas sobre la calidad del proceso asistencial, solicitan que sea la propia Superintendencia Nacional de Salud la que haga una auditoría directa sobre esas atenciones, protegiendo así a la población y a los hospitales y clínicas de este país que no ahorran esfuerzos para garantizar la atención segura y de calidad a los pacientes.

“Nosotros como sector hospitalario reiteramos nuestro compromiso con la población, y lo vamos a honrar en este momento de enorme dificultad, esforzándonos al máximo y dando como siempre lo mejor. Rechazamos cualquier práctica que atente contra la salud de los pacientes y no respete los fundamentales de la atención médica”, concluyó la misiva.

 

Visto 850 veces