Miércoles, 03 Junio 2015 07:13

CGT le pide a la OIT salvavidas laboral para el campo

Por

La confederación considera muy urgente aliviar los problemas de las zonas rurales en donde la exclusión y la desigualdad social son el común denominador.

La Confederación General del Trabajo, CGT, pidió la intervención de la Organización Internacional del Trabajo, OIT, para que el Gobierno de Colombia adopte acciones inmediatas encaminadas a combatir la pobreza, la informalidad laboral y evitar el trabajo infantil en el campo.

La petición fue hecha por el presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez Esguerra al intervenir en la reunión de la Comisión de Aplicación de Normas de la OIT, en Ginebra, Suiza, en la que advirtió que la situación de pobreza y exclusión social a que se ven sometidos los trabajadores rurales, amerita una acción urgente de parte de los mandantes de la OIT para combatir estos fenómenos.

El dirigente sindical denunció que el aporte de los trabajadores del campo al PIB, así como sus contribuciones para garantizar la seguridad alimentaria, no se ven reflejadas en políticas de los gobiernos que reconozcan su labor y que, por el contrario, el común denominador es el desconocimiento de sus problemas, la ausencia de servicios públicos de calidad, el abandono de la infraestructura vial, así como la precariedad para garantizar la salud y la educación de los labriegos.

Gómez Esguerra hizo una cruda radiografía de la situación actual de Colombia en la que dijo que por lo menos una cuarta parte de la población vive en el campo, la mayoría de ella en condiciones precarias, afectadas, además, por los fenómenos de violencia que propician organizaciones al margen de la ley, en donde fácilmente se encuentran grupos paramilitares, narcotraficantes, contrabandistas, así como guerrilla.

Agregó que muchos de los campesinos han sido víctimas de las minas antipersonales y recalcó que esta situación es mucho más grave cuando las víctimas son niños y niñas que, si sobreviven, quedan mutilados y afectados de por vida en medio de una guerra absurda.

El presidente de la CGT y delegado de los trabajadores de Colombia habló en Comisión de Aplicación de Normas de la OIT en el marco del tema denominado “dar una voz a los trabajadores rurales” en el que abogó por el debido reconocimiento a los derechos de los trabajadores del campo lo cual constituye no solo un acto de justicia, sino que además, ubica el tema como algo de capital importancia hacia el futuro inmediato del país.

Tras insistir en que la paz comienza en el campo como una apuesta por la vida y la coexistencia pacífica, Julio Roberto Gómez Esguerra hizo un llamado al Gobierno colombiano para que ratifique y de cumplimiento a los convenios 110 y 141 referentes al sector rural.

Visto 1150 veces