Sábado, 05 Junio 2021 17:00

A Colombia arriba un proyecto clínico con mucho corazón

Por

Sólo en 2015 murieron 17.7 millones de personas por Enfermedades Cardiovasculares (ECV), el 75% de ellas en países de ingresos bajos y medios como los latinoamericanos.

Los paros cardiacos y cualquier eventualidad coronaria podrán atenderse en Colombia, evitando muertes por falta de atención y carencia de las herramientas médicas de primera mano. A través de un proyecto novedoso y cargado de tecnología, los sitios o espacios públicos tendrán que instalar el famoso Proyecto Salvavidas.

El plan se constituye sin duda en la principal iniciativa de cardio-protección en Latinoamérica y Europa con más de 15,000 entidades cardio protegidas. Con una experiencia que supera los 12 años en la instalación de desfibriladores, capacitación en RCP y mantenimiento, el programa avala una confiable operación y atención de urgencias por eventualidades cardiacas. Un accidente cardiovascular puede ocurrirle a cualquier persona, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Sólo en 2015 murieron 17.7 millones de personas por Enfermedades Cardiovasculares (ECV), el 75% de ellas en países de ingresos bajos y medios como los latinoamericanos. Según la OMS el 30% de ellas se consideran prematuras y se dieron en personas entre los 30 y los 69 años.

Tras la expedición de la Ley 1831 y la Resolución 3316, que hacen obligatoria la instalación y uso de desfibriladores automáticos externos “DEA” en espacios de alta afluencia de público, Proyecto Salvavidas llega a Colombia en la segunda mitad de 2019 para, además de instalar los equipos más modernos y eficaces del mercado, capacitar en reanimación cardiovascular y uso del desfibrilador, darles mantenimiento a los DEA para garantizar su adecuado funcionamiento y fomentar la cultura de la cardioprotección en todos los niveles de la sociedad colombiana. Por esto desde finales de 2019 firmamos un acuerdo con la Fundación Colombiana del Corazón para promover la cardioprotección y los hábitos saludables entre la población.

El Proyecto Salvavidas se creó en España hace 12 años con el ánimo de colocar al país ibérico al mismo nivel de cardioprotección que otros países del mundo como Alemania, Japón o Estados Unidos de América y actualmente cuenta con oficinas en España, Portugal, Colombia y México con planes de seguir creciendo en todo Latinoamérica.

En Colombia desde diciembre de 2021 será obligatorio que la gran mayoría de sitios públicos o privados con alta afluencia de público como oficinas, centros comerciales, colegios, empresas, estadios, terminales de transporte o conjuntos de viviendas entre otros sean espacios cardio protegidos.

Para que un lugar se pueda considerar como espacio cardioprotegido debe cumplir con 6 puntos esenciales:

Tener acceso a un Desfibrilador Externo Automático (DEA) en un máximo de 5 minutos. El desfibrilador cuenta con mantenimiento periódico y está totalmente operativo.

El DEA se encuentra dentro de un soporte o una vitrina de fácil acceso. El lugar está correctamente señalizado para acceder al DEA.

Cabe anotar que hay personal capacitado en Salvamento vital básico y uso del desfibrilador. Según los expertos en salud, se hace importante realizar simulacros para verificar la capacidad de respuesta ante un evento cardiaco.

El hecho de contar con estos espacios cardio protegidos permite a quien sufra un paro cardiaco ser atendido de forma inmediata y tener muchas más posibilidades de sobrevivir sin mayores secuelas. Estos instrumentos pueden dar una mano determinante a quienes salvan vidas por conformar un equipo de emergencia muy útil y novedoso en el ámbito clínico, especialmente en el de los paramédicos.

“Proyecto Salvavidas Colombia” es la única firma en el país que ofrece un servicio integral de cardioprotección y que además lo hace mediante distintas formas comerciales como arriendo o venta de todos los elementos indispensables para la certificación (DEA, vitrina, mantenimiento, señalización y capacitación).

Puede apelarse a la implementación de campañas solidarias como “Manillas Salvavidas”, para la cardioprotección de entidades con recursos o presupuestos ajustados.

Igual a través de colaboración con socios o patrocinadores como sociedades de prevención de riesgos, dónde el proyecto gestiona toda la cardioprotección de sus clientes.

La cardioprotección de espacios consiste en convertir lugares habituales en zonas de primeros auxilios equipadas con desfibriladores para asistir de forma temprana a las víctimas de paros cardíacos. Esta medida se adapta a entornos extra hospitalarios con el fin de poder salvar la vida de quienes podrían sufrir ataques al corazón repentinos, en espacios lejanos a los centros médicos.

Un espacio cardioprotegido debe tener desfibriladores externos semiautomáticos, de fácil acceso. Estos espacios cardio protegidos suelen verse en lugares de mucha afluencia de personas, como centros comerciales, escuelas, residencias, metros u hoteles, entre otros. De igual manera, se deben tener a disposición en aquellos lugares donde se practica actividad física o hay presencia de personas con problemas cardíacos.

Visto 211 veces