Lunes, 11 Octubre 2021 23:45

Salud mental, cuidados y prevención que deben estar en la cabeza

Por

El sentimiento mayormente reportado en Colombia es el de preocupación o nerviosismo, el cual reporta una disminución del 1,3% entre julio 2020 y junio 2021.

En el marco del día mundial de la salud mental, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la pandemia de COVID-19 ha tenido un gran impacto en la salud mental de las personas. Algunos grupos como los trabajadores de la salud y otros de primera línea, estudiantes, personas que viven solas y quienes tienen afecciones mentales preexistentes se han visto especialmente afectados y, además, los servicios de atención para los trastornos mentales, neurológicos y por consumo de sustancias se han visto considerablemente interrumpidos.

En el caso específico de Colombia, de las 23 ciudades encuestadas en la Encuesta de Pulso Social, el sentimiento mayormente reportado es el de preocupación o nerviosismo, el cual reporta una disminución del 1,3% entre julio 2020 y junio 2021, seguido por “cansancio” con una disminución de 2,2%, para el mismo periodo de tiempo.

Asimismo, según esta misma encuesta, las mujeres jefas de hogar presentaron un aumento en el sentimiento de preocupación o nerviosismo del 49,5%, de la cuales, en junio, solo un 0.9% reportaron haber buscado ayuda de un profesional (psicólogo o terapeuta), a pesar de que las mujeres tienen más tendencia a buscar ayuda. Además, se registra que las personas de 25 a 54 años son quienes más buscan apoyo profesional.

¿Puede uno mismo ayudar a mejorar su salud mental?

La respuesta es sí, y a continuación algunas recomendaciones, tener un adecuado descanso; para los niños entre 8 y 10 horas, evitar estar expuestos a pantallas o luz blanca, especialmente a la hora de dormir, por lo menos una hora antes, hacer actividad física dentro o fuera de casa, para incrementar la sensación de tranquilidad, tener un hobbie, leer, cocinar, juegos de mesa, buscar la tranquilidad y romper la barrera que puso la pandemia de salto de la cama al trabajo y del trabajo a la cama, alimentación saludable, todo lo que encamine al autocuidado.

¿Cuándo acudir a un especialista?

 

“Cuando se empiezan a notar cambios de comportamiento, si empezamos a sentir que en lo que antes éramos hábiles y ahora no o sentir agotamiento y poco disfrute de lo que antes nos gustaba, se debe prestar atención debido a que son factores de riesgo importantes que pueden llevar al aislamiento y la soledad. El hecho de que una persona que tenía una buena socialización quiera estar sola o encerrada son claves para acudir a una atención. Así mismo, cambios en el sueño, en la capacidad física o también mayor o constante irritabilidad, son alarmas para pensar buscar una ayuda profesional” indicó la psicóloga clínica de Compensar, Catalina Cortés.

 

Es importante aclarar que en la salud mental influyen diversos factores como el social, el nivel educativo, la discriminación, los duelos, el aislamiento y según datos de la Organización de las Naciones Unidas, el 65% de las personas que tiene problemas de salud mental no reciben tratamiento, por lo que es un tema de salud pública que no se puede descuidar.

50% de los trastornos mentales inician en la adolescencia

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 50% de los trastornos mentales inician a los 14 años o antes, sin embargo, en la mayoría de los casos, no llegan a ser detectados ni tratados a tiempo, lo que reduce la posibilidad de llevar una vida adulta de calidad.

De acuerdo con Juan Pablo Moreno, gerente médico SNC de Sanofi, una de las principales manifestaciones de los problemas de salud mental es la depresión y el suicidio, que actualmente se ubica como la cuarta causa de muerte entre la población de 15 a 19 años1. En Colombia, el más reciente informe del DANE indicó que en el primer trimestre del año se registraron 709 suicidios por lesiones auto infligidas, un aumento de 124 casos con respecto al mismo periodo de tiempo de 2020.

Además, se registra que el 75% del total de estos casos, ocurren en países de ingresos bajos y medios , debido a los obstáculos para atender a los pacientes, por la escasez de psiquiatras, psicólogos y trabajadores sociales.

 

“Los problemas de salud mental en los adolescentes pueden afectar su rendimiento académico y asistencia a la escuela, debido a diversos motivos, entre ellos el miedo a ser estigmatizados por sus compañeros. Los pacientes pueden experimentar un fuerte sentimiento de desaprobación y, en consecuencia, internalizar creencias negativas, aislarse, desesperarse e, incluso, evitar la ayuda profesional para recibir un tratamiento adecuado”, agregó Moreno.

 

En esa línea, Sanofi, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora el 10 de octubre, lanza la campaña “Rompe el estigma, #reconocetusemociones”, con el objetivo de romper el prejuicio que existe en torno a las enfermedades de salud mental y transformar positivamente la vida de los pacientes.

Por su parte, próximamente, la OMS publicará el Plan de Acción Integral sobre Salud Mental, así como una nueva edición del Atlas de Salud Mental, que servirán como recursos para entender el panorama general y proveer herramientas para fomentar estrategias que disminuyan la brecha de atención. A hoy, se estima que más de mil millones de personas viven con un trastorno mental, cifra que ha venido en ascenso resultado de la pandemia por COVID-19. Adicionalmente, publicarán nuevos materiales, para empoderar a las personas en el cuidado de su salud mental.

Este tipo de acciones son muy importantes para dar una atención integral al paciente, debido a que, en Colombia, se ha visto una disminución preocupante en el número de consultas. En el 2020, en el país se prestaron 1.300.460 consultas por salud mental, 20 por ciento menos que las 1.644.150 realizadas en el 2019 cuando se alcanzó el máximo histórico, y en el primer semestre del 2021 las consultas disminuyeron a 483.792.

Por esto, el especialista reitera la importancia de quien padece este tipo de trastornos sea atendido por equipos multidisciplinarios, que le brinde el mejor tratamiento y acompañamiento durante todo el proceso.

 

“Sabemos que es muy largo el camino que queda por recorrer para atender los problemas de salud mental, sin embargo, todo empieza por poner a disposición de los pacientes ambientes seguros, en los que puedan tratar sus condiciones sin miedo a ser juzgados. Solo de esa forma será posible ayudarlos y, realmente, lograr un cambio en su vida”, finalizó el especialista.

Visto 214 veces