Jueves, 17 Marzo 2022 12:19

Renovación arquitectónica hospitalaria, apuesta de la Clínica Carolina

Por

La arquitectura hospitalaria se define como un diseño estratégico de instalaciones que contribuyan a mejorar los espacios de salud con el fin de que sean más seguros, eficientes e “inteligentes”.

Con la pandemia del Covid-19 el sector salud evidenció las grandes falencias que existen en cuanto a infraestructura y falta de modernización de sus centros médicos y de atención ambulatoria. Esto provocó en parte las múltiples quejas que hubo por la mala atención del paciente, y la deficiencia en procesos tan esenciales como lo son la atención médica, los procedimientos, exámenes y el mismo diagnóstico.

Un informe realizado por la Federación Médica Colombiana y el Colegio Médico Colombiano, en el que se encuestó a 939 profesionales de la salud, evidenció que el 58% de los encuestados consideraba que la dotación en su centro de atención era pésima o mala. Además, la mayoría señalaba que dentro de los hospitales no había áreas de aislamiento y no se contaba con la infraestructura suficiente para tratar crisis como la que se está pasando actualmente.

Según Alejandra Ordóñez, gerente de la Clínica la Carolina S.A. quien recientemente implementó el plan de modernización para esta institución, una clínica basada en arquitectura hospitalaria de vanguardia debe tener en cuenta espacios modernos, diseños paramétricos, es decir, que tengan un modelo óptimo para adaptarse a todos los equipamientos sanitarios y garantizar su correcto funcionamiento, e incluso, debe pensar en la inclusión tecnológica.

Estos espacios, apuntó la vocera, deben garantizar al personal médico, pacientes y sus acompañantes la integración de procesos que garanticen su comodidad y bienestar, convirtiéndose en un elemento esencial para el cuidado de la salud. En cuanto al personal médico, expuso, deben componerse salas adecuadas para descansar. Mientras que los sitios de operación requieren de elementos de bioseguridad exigidos por los entes de control como una buena ventilación, luz y equipos especializados.

En el país se calcula que existen 1.965 centros de salud que han sido adaptados durante los dos últimos años para atender las emergencias producidas por el virus, sin embargo, esto aún no es suficiente y se requiere de una transformación en el desarrollo de la arquitectura hospitalaria en Colombia.

Después de 30 años de trayectoria y volverse un referente de la cirugía ambulatoria, Clínica La Carolina S.A., es un ejemplo innovador de arquitectura hospitalaria, gracias a sus cambios constantes en su infraestructura. Uno de los más recientes fueron sus aires con filtro HEPA, que tiene como función eliminar partículas contaminantes como esporas de moho, ácaros y polvo.

Incluso, según el estándar europeo, un filtro HEPA certificado puede ser capaz de eliminar al menos el 99,95% de las partículas suspendidas en el flujo de aire que lo atraviese; algo de vital importancia en medio de la coyuntura, en donde el filtrado de agentes infecciosos o contaminantes, reduce el contagio por COVID-19 en interiores.

Con ese mismo fin incluyeron una ductería antimicrobiana. Mientras que buscando la comodidad tanto de los pacientes como de los médicos quienes suelen prestar servicios en la clínica, se desarrollaron salas tipo hotel, en las que se prioriza la entrada de luz natural, son amplias, y tienen mobiliarios ergonómicos que han sido pensados en función de las personas y sus tiempos de espera.

En cuanto a los trabajadores del área de la salud ahora cuentan con nuevos espacios para descansar o comer, en donde el diseño de interiores se combina armoniosamente con detalles decorativos de glamour, con el fin de promover un buen ambiente de trabajo, pero también para enriquecer las experiencias de quienes están allí.

Así mismo se incluyó un nuevo y robusto software para tener toda la información disponible en la nube con servidores de Amazon. Esto es un gran paso que se empieza a dar en Colombia, y que le abre las puertas al futuro de la arquitectura en centros médicos, en donde se estima que en unos años deberá integrar la inteligencia artificial y el big data.

Desde la importancia de la luz, el confort térmico, el silencio, el paisajismo, la sostenibilidad y el diseño interior en un hospital se han convertido en elementos determinantes para que las personas que los ocupan sientan un mayor bienestar físico y emocional. O por lo menos, así lo considerado desde siempre Clínica la Carolina S.A., que teniendo como premisa la idea de la evolución constante de sus espacios, se ha convertido también en un referente de la arquitectura hospitalaria, a la que a diario llegan nuevos médicos para prestar sus servicios.

Visto 308 veces