Según la ACSP los casos de muerte que estaban en 200 personas fallecidas por día pasaron a 600 y 700 decesos. De seguir la apertura comercial y la indisciplina, el número estará entre 800 y 1.000 cadáveres diarios.

Publicado en Trabajo y salud