Sábado, 16 Mayo 2015 18:01

Estrellada contra la devaluación: La mala hora de los carros en Colombia

Por

Aumentan precios, caen ventas, se dispara robo y aumenta tráfico ilegal de carros hurtados en Estados Unidos y comercializados por las nuevas trochas fronterizas. Los precios altos seguirán con la tendencia dicen importadores.

Los importadores de vehículos y sus partes aseguraron que la época de carros baratos quedó en el pasado toda vez que la devaluación le pasó a la industria una factura muy cara la cual tuvo que trasladar al consumidor final. Los expertos aseguran que de los incrementos no se salvan ni los económicos carros chinos.

En diálogo con Diariolaeconomia.com el presidente de la Asociación del Sector Automotriz y sus Partes, Asopartes, Tulio Zuluaga Revollo, dijo que la realidad es que son muy pocos los coches que quedan con precio anterior porque estaban en inventario, empero, aclaro que a la fecha los precios están subiendo de manera alarmante desde diciembre, básicamente los de gama alta.

“Esta es una realidad, a los carros de precio bajo les queda a lo mucho un mes más, pero subirán de manera considerable por la coyuntura del dólar”, indicó el dirigente gremial.

Explicó que por el escenario de país y del mundo, la tendencia de ajuste en los precios es algo normal y de largo plazo por el valor de la divisa la cual seguirá apreciada, entre otras razones, por la recuperación de la economía en Estados Unidos.

Según Zuluaga, por todo el entorno, este año Colombia venderá menos carros que en los años anteriores porque se pasará de 326.800 unidades comercializadas a 280.000 o 290.000, lo cual es un bajonazo importante. Aclaró que de todas maneras, la situación no es tan apremiante, si se tiene en cuenta que hace 17 años se vendían tan solo 65.000 vehículos.

Sobre la llegada de nuevos jugadores al mercado del automóvil, Zuluaga anotó que no es previsible que ingresen nuevas marcas al país por cuanto hay una consolidación de las ensambladoras y de las marcas que ya están impulsando ventas desde ya hace unos años.

Destacó el buen momento de Hyundai y KIA, marcas que llegaron para quedarse por su excelente calidad y su inmejorable tecnología. Sostuvo que con la entrada en vigencia del TLC con Corea estos autos llegarán más económicos si se tiene en consideración que los carros ingresan con un 35 por ciento de arancel. “Esto quiere decir que los carros coreanos bajaran un 3.5 por ciento hasta llegar a cero lo cual abre el interrogante sobre con qué herramientas o con qué elementos competirá la industria nacional”.

Zuluaga lamentó la situación de la infraestructura colombiana la cual es precaria y sin visos de competitividad. Dijo que el retraso vial es bien preocupante y consideró que este factor puede ser el talón de Aquiles de los acuerdos comerciales porque no será fácil transitar con camiones por caminos de herradura a los que les llaman carreteras.

“En alguna ocasión, en momentos de la negociación del TLC con Estados Unidos yo le dije a un Ministro sobre qué pasaría con las vías en este nuevo entorno de comercio y para sorpresa mía me respondió que había que esperar que arrancara el TLC, es decir que el funcionario obvió que las vías se requieren con o sin TLC, pero esa es tristemente la mentalidad, muchas veces, del estado colombiano”, declaró el señor Zuluaga.

Enfatizando sobre los temas de comercio e infraestructura, Zuluaga comentó que en Colombia impera el mandato del mundo al revés, situación que para el caso del transporte ha dejado un saldo importante de muertos por los accidentes que deja la precaria infraestructura y las falencias de normatividad.

Sigue la venta de carros gringos robados

El presidente de Asopartes, Tulio Zuluaga, aseguró que el gran problema de la venta de carros robados en Estados Unidos continúa sin que el lío le duela a alguien.

Esos carros, anotó, llegan de los puertos del país norteamericano a Maracaibo en Venezuela para luego ser vendidos en Colombia a través de las trochas que tras la última decisión del presidente, Nicolás Maduro, aumentaron porque pasaron de 280 a 320 accesos ilícitos entre la Guajira y Cúcuta.

“Esos carros entran por todas partes y llegan desguazados desde Estados Unidos, es decir que ingresan por partes”, reveló Zuluaga.

Según cálculos del gremio y de las mismas autoridades a Colombia entran en promedio 15.000 carros americanos, empresa oscura que le hace daño a las cifras del mercado legal de autos y a la economía en general.

Aumentó el robo de carros

Asopartes denunció que el incremento en el robo de carros se catapultó en los últimos meses a niveles tan preocupantes que ya superan el 24 por ciento frente al reporte del año 2014.

Si bien el gremio reconoce el enorme esfuerzo que hacen las autoridades, destaca la alarmante cifra que viene acompañada de homicidios, heridos y terror. Dijo que infortunadamente este delito que está penalizado no se acompaña de penas fuertes y ejemplarizantes, lo que hace que las bandas y las mafias del hurto de automotores sigan operando sin mayores preocupaciones. “Estamos hablando de jueces que sueltan a los ladrones para que sigan delinquiendo o de casos en los que los malhechores reciben castigos de seis a trece años, lo cual no es excarcelable pero en Colombia aumentan los robos, crecen las pandillas de ladrones y en los centros penitenciarios no hay jaladores, algo raro y muy degradante”.

Al paso en que va el robo de carros la cifra de 18.000 hurtos de hace cinco años quedará pequeña porque se prevé un número que supera los 23.000 carros robados. “La verdad, nos preocupa mucho ese crecimiento”.

La tributaria viene en coche

Dentro de las preocupaciones que expresa la industria de las autopartes y coches importados está el cambio constante en las reglas de juego por el cambio permanente en el estatuto tributario.

“Nos afana el tema de la reforma tributaria porque no podemos seguir con la seguidilla de reformas impositivas que generan, no solo expectativa, sino incertidumbre. Esto ya se volvió manía de todos los años sin que el ejecutivo consolide la solución al problema fiscal. Le quitaron a los empresarios el pago de los parafiscales y les inventaron un CREE que resultó más nocivo porque hizo mella en las empresas”, apuntó Zuluaga.

El vocero de los autopartistas cuestionó el hecho de que en Colombia no se promocione ni se incentive la creación de empresas porque el trato es muy duro y a garrote limpio.

“Sinceramente hay un total desánimo en las empresas de este país. Conmueve que el gobierno fomente la ilegalidad con tanta norma y con tanto castigo al empresario, ese que pasa por debajo de la cerca y omite las reglas la pasa mejor, es increíble que eso pase mientras que al legal, al que paga impuestos y genera empleo lo tratan de la peor forma”, aseveró.

Agregó que ciertamente la economía colombiana no pasa por un buen momento porque las cifras reales dejan al descubierto que hay problemas agudos como el de la cuenta corriente de la balanza de pagos. Alegó que no se puede confundir el bienestar de la construcción y la banca con la alicaída situación de la industria y del sector real como tal.

La situación es tan precaria que ya varias empresas del sector cerraron sus puertas, en lo corrido del año 2014 se fueron diez factorías y otras optaron por cambiar de actividad o por salir para Centroamérica, Ecuador o México.

Visto 2122 veces