Viernes, 27 Marzo 2020 21:45

Mitsubishi: marca, prestigio, calidad, confort y sol naciente

Por

La casa distribuidora de vehículos japoneses en Colombia indicó que pese a la compleja situación, la empresa sigue adelante, acompaña al país y al mundo, pero no deja de lado sus compromisos.

La japonesa fabricante de carros Mitsubishi, una firma llena de historia y anécdotas nació en 1870 como una empresa que tenía como actividad el transporte marítimo. La historia la inicia el señor Yataro Iwasaki, miembro de una saga samurái que no solo puso la primera piedra para el desarrollo de una empresa gigante sino para el mismo repunte industrial de Japón.

La marca de los tres diamantes deriva su nombre precisamente de los términos “mitsu” que se traduce en japonés como tres y el complemento “hishi”, castañas de agua triangulares.
Cuando llega 1873, la empresa crecía y prosperaba de manera acelerada y es cuando recibe el nombre de Mitsubishi Shokai. Como en un comienzo la empresa siguió con un vertiginoso desarrollo y se mostraba como una de las corporaciones más vigorosas de Japón.

Esta reconocida y muy pdida marca no se quedó en las cuitas marinas, dio saltos importantes y en 1880 se matricula en la banca como Mitsubishi Bank, con lo cual abre su portafolio a diversas inversiones. En 1893 es erigida Mitsubishi Corporation que maneja diversos negocios y líneas, entre ellas Mitsubishi Motors, el gran fabricante de automóviles. Desde entonces la afamada marca ha puesto un sello exclusivo y de gran reputación en el mercado del automóvil en donde supo establecer, como es costumbre, mucha ventaja y toda la diferencia frente a sus competidores.

Retomando la difícil época que vivimos y dejando la historia en ese cofre sagrado del saber es bueno saber de la marca y sus grandes desafíos, no solo en el mercado sino ante una situación que empezó con una pandemia que de manera acelerada contaminó la economía, haciendo que el momento sirva de prueba para muchos empresarios y así puedan mostrar de dónde vienen, qué tanto saben y de qué están hechos. Aunque para esta marca japonesa el reto es una experiencia más porque lleva en su ADN precedentes industriales vanguardistas, pero igual toda una muestra de reconstrucción corporativa.

Marco PastranaEn plática con Diariolaeconomia.com, el Gerente General de Mitsubishi Motors Colombia, Marco Pastrana, anotó que lamentablemente todas las proyecciones que fueron trazadas para 2020 dieron un giro de 180 grados porque las tendencias fueron cambiando con la amenaza del lío sanitario que implica el Covid-19 y por ello variables como tasa de cambio, demanda, confianza en el consumidor, créditos de la banca, y mayor demanda de coches, se fueron derrumbando hasta llegar al momento de inactividad económica y en medio de números y comportamientos macroeconómicos que aplazaron las sonrisas.

De todas maneras, informó, la actividad al interior de Mitsubishi sigue y por ello se piensa en los reprogramados lanzamientos que para este año suman cuatro y en seguir trabajando en un portafolio con grandes innovaciones tecnológicas que serán sin duda alguna la gran novedad y atracción en el Salón del Automóvil que se cumplirá en noviembre.

Agregó que la situación toma a la marca por sorpresa porque jamás se llegó a pensar que una enfermedad que empezó al otro lado del mundo fuera a tomar las dimensiones que hoy se ven y que obligaron al gobierno colombiano a tomar unas medidas drásticas para contener la pandemia y evitar los saldos que pueden verse lamentablemente en Italia, Francia y Estados Unidos entre tantos países afectados.

Pastrana comentó que ante el cambio de contexto, la idea es empezar a planear por escenarios porque es muy difícil aseverar que va a pasar finalmente lo cual lleva a considerar esos escenarios y de acuerdo a ellos ir actuando en la medida en que se tenga más información y claramente en regla con las decisiones del gobierno colombiano para colaborar en la máximo posible.

Indicó que infortunadamente el primer semestre será de saldos negativos pues no estaba dentro de las expectativas de nadie y para el caso de Mitsubishi, expuso, estaban previstos los lanzamientos de tres nuevos vehículos y luego hacer dos más después de junio.

 

“La situación hace que los lanzamientos y la presentación de los nuevos modelos se pospongan y desde luego a esperar que todo sea plausible en el segundo semestre en donde al unísono, el sector real de la economía, espera una mejoría con entornos mucho más tranquilos y favorables. Por ahora lo que estamos haciendo con este primer periodo es cambiando nuestras estrategias de acuerdo a las ventas y a los resultados que se esperaban en el sentido de cuadrar con las diferentes fábricas en el mundo y en el caso nuestro con Japón, teniendo en cuenta que el problema no es solo de Colombia sino de muchos países, para poder pasar entre todos la tormenta”, declaró el señor Pastrana.

 

Dentro del plan de la empresa está superar la coyuntura concentrándose mucho en temas como mantener la liquidez de los concesionarios, igual el empleo y las operaciones en un stand by mientras que se logra en el segundo semestre, con los diferentes fábricas, retomar el despegue lento que dicho sea de paso debe ser muy seguro y bastante centrado en las metas para 2020.

Sostuvo que ya los fabricantes están conscientes de la situación y precisó que hay fábricas con unas operaciones algo lentas en fabricación de carros, debido al avance de la pandemia.

Sobre la devaluación, Pastrana dijo que siempre los empresarios en el sector automotor manejan un ciclo largo de negocios, es decir que actualmente la marca cuenta con inventarios que fueron adquiridos, fabricados, ensamblados o importados con el dólar de mercado con el que arrancó el año, ellos gracias a que los tiempos de mercado está entre los cinco o seis meses hacia adelante.

La gran pregunta, señaló el Gerente General de la marca, es cuánto tiempo puede durar Mitsubishi con los inventarios que tienen el dólar de inicios de 2020 y como segunda inquietud, dijo, está el saber cuáles serían los carros que llegarían con el nuevo dólar, con lo cual y claramente, de seguir la tendencia, habría una reducción de la demanda para poderse adaptar a los temas de la economía y sobre todo a una tasa cambiaria que no estaba en los planes de nadie.

 

“Definitivamente si en el segundo semestre no logramos tener una tasa de cambio similar a la del principio del año, indiscutiblemente se tendrán que hacer el traslado a los consumidores y esto castigará de manera general las cifras del mercado que tendrá que sufrir, esencialmente en las gamas bajas y medias en donde los incrementos del 10 o el 15 por ciento generan un impacto importante en los compradores que padecen la situación. Las capas altas no lo sufren tanto porque se trata de personas que utilizan el automóvil para su actividad económica y otras labores que usualmente resultan rentables”, explicó Pastrana.

 

Especificó que la caída en las ventas se dará, no solamente por la baja demanda, sino porque hay fábricas que cerraron. La marca recibió la información en los últimos días del cierre de varias plantas importantes en Europa y ese factor explica que por obvias razones no habrá disponibilidad de producto en el corto plazo y aclaró que ese fenómeno va a llegar acompañado con una caída en la demanda.

Indicó que tal y como van las cosas el mundo tiene que preparase en todos sus sectores económicos para un aterrizaje forzoso para luego reiniciar con un despegue lento pues las empresas y la marca en particular tiene que ir viendo la manera de ir adaptándose a las nuevas atmósferas ya que por ahora las proyecciones económicas no dan mucha tranquilidad porque hay plazos de recuperación en la academia que van desde dos meses hasta un año, pero en sí, aseguró Pastrana, el tema va cargado de incertidumbre.

En su lectura recalcó que lo ideal es lograr el acoplamiento a la nueva y difícil situación para darle sostenibilidad al empleo y a una dinámica que paulatinamente ira acomodándose a unas cifras económicas muy diferentes a las planteadas, pero subrayó que el tema económico será tan abrumador que invita a tomarlo con mucha calma y con todo el análisis.

 

Japón, un socio que merece Colombia

 

La situación que vive hoy el planeta hace que algunos negocios o acuerdos pendientes logren rubricarse con toda la celeridad pues de lograrse el acuerdo de cooperación económica con Japón, las cosas en asuntos de mercado serían mucho más viables y los costos más flexibles por temas de desgravación.

Sobre ese punto Marco Pastrana afirmó que precisamente Mitsubishi Colombia está trabajando muy de cerca con el acuerdo en mención y dijo que la ronda que estaba pendiente para finales de marzo y principios de abril entre los equipos debió posponerse.

 

“Japón en este momento la mostrado al mundo cómo se contiene y qué tipo de manejo se le debe dar a este tipo de pandemia, es impresionante ver las políticas de estado que tiene ese país y llama poderosamente la atención la estrategia para mitigar los efectos económicos y por eso un acuerdo de cooperación en este momento sería un muy buen punto porque no estamos hablando de un socio cualquiera y precisamente Japón podría ser determinante en la reconstrucción de los sectores que se van a ver afectados con esta problemática, y no hablo solamente de transferencia de tecnología sino del envío de personal altamente capacitado y formados técnicamente, con todas las capacidades para incursionar en todas las industrias y en sectores vitales independiente de la salud, como agua potable, mejora del aire y ataque a la contaminación, medicina y una serie de experiencias y de cooperación que vendrían de una nación líder y fuerte en inversión extranjera”, señaló.

 

El Gerente General de Mitsubishi Colombia añadió que una alianza con Japón podría ser una gran oportunidad, no para hablar de acceso a mercados, pero si priorizar un acercamiento con ellos para que Colombia logre articularse con un país con el que hay más de cien años de amistad y así tener un gran socio en la Cuenca del Pacífico el cual puede, de darse la opción, brindar alternativas y ayudas para poder levantar a Colombia del duro golpe que dejará en la lona a varios sectores de la economía.

La apuesta de Mitsubishi es por vehículos limpios y no contaminantes que puedan contar con todos los temas de seguridad activa y pasiva, pero pensando mucho en el campo, un sector que no puede dejarse atrás porque es un sector vital pues el tema agrícola no solo abastecerá de alimentos sino que ayudará a paliar todo el desmoronamiento de la economía. Para el agro, afirmó Pastrana, hay camionetas de alto rendimiento y pick up 4 x 4 que serán muy importantes para fortalecer la ruralidad y su productividad.

La firma tiene lista la nueva propuesta, nada más y nada menos que su camioneta pick up 200 Triton, un carro completamente nuevo y lleno de novedad, tecnología, calidad, confort y exquisitez.

 

El problema solo se supera con trabajo y colaboración

Mitsubishi Colombia invitó al optimismo y a trabajar unidos para poder sortear con responsabilidad y disciplina la actual coyuntura pues si hay un trabajo aplicado y con protocolos, será más rápida la salida del embrollo. Insistió en el trabajo por escenarios que para la marca implicará en principios dos meses de trabajo bajo esa perspectiva.

Invitó a los colombianos a acompañar al gobierno en sus medidas y anunció que ante la coyuntura, la empresa se fue de vacaciones colectivas, pero responsables hasta el próximo trece de abril.

 

“No podemos repetir las experiencias de Italia, España o Estados Unidos, ya sabemos que este asunto es bien serio y que solo confinándonos lo podemos contener”, apuntó Pastrana.

 

Esta empresa como se dijo, vanguardistas, es de las pocas marcas 100 por ciento japonesas en donde prima la filosofía y la visión de la excelencia y por ello se fabrican automóviles de muchísima calidad, en donde no solo es tenido en cuenta el diseño sino la responsabilidad con el medio ambiente. La firma pone en el mercado carros de gran durabilidad y rendimiento que suelen ser grandes aliados de la competitividad.

Después de la segunda guerra mundial, un 30 de septiembre de 1946 el conglomerado es disuelto, hubo prohibiciones y muchas condiciones, pero la firma así como Japón, al igual que el ave Fénix se rehicieron de sus cenizas para volver paulatinamente a retomar su grandeza con carros de inmensa calidad, pero igual creciendo en otros sectores como la energía nuclear, la química, el sector financiero, las comunicaciones y el espacio.

Visto 760 veces