Viernes, 13 Marzo 2015 19:21

Wall Street cierra con pérdidas y el Dow Jones cae un 0,82 %

Por

Nueva York,  (EFE).- Wall Street cerró  con pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cayó un 0,82 % tras una jornada marcada otra vez por la fortaleza del dólar y unos datos económicos peores de lo previsto.

Ese índice, que agrupa a 30 de las mayores firmas cotizadas del país, bajó 145,91 puntos hasta los 17.749,31 enteros, y el selectivo S&P 500 se dejó un 0,61 % (-12,55 unidades) hasta 2.053,40 puntos.

Por su parte, el índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que cotizan algunas de las mayores empresas tecnológicas del mundo, cerró la jornada con un descenso del 0,44 % (-21,53 enteros) y se ubicó en 4.871,76 unidades.

Los operadores en el parqué neoyorquino se decantaron por las ventas desde el arranque de la jornada arrastrados por un par de datos económicos que quedaron por debajo de lo que habían previsto los analistas.

Por un lado, el índice de precios a la producción (IPP) bajó en febrero un 0,5 %, según informó el Departamento de Trabajo, a pesar de que los mercados habían calculado una subida del 0,5 % en ese indicador.

Por otro, la confianza de los consumidores en la evolución de la economía retrocedió en marzo por cuarto mes consecutivo y se situó en 91,2 puntos, por debajo de los 95,5 puntos que habían previsto los analistas.

Pero la atención de los inversores estuvo sobre todo puesta en la cotización del dólar, que siguió exhibiendo su fortaleza frente al euro y se cambiaba ahora a 1,04 dólares, y en el petróleo de Texas, que cerró la sesión por debajo de 45 dólares.

El sector de materias primas lideró las pérdidas en Wall Street, con una caída del 1,41 %, por delante del energético (-0,82 %), el industrial (-0,74 %), el financiero (-0,71 %) y el tecnológico (-0,72 %).

La gran mayoría de los valores del Dow Jones terminaron en números rojos, liderados por IBM (-2,34 %), United Technologies (-2,06 %), Visa (-1,69 %), Coca-Cola (-1,63 %), General Electric (-1,42 %), Nike (-1,27 %) y Caterpillar (-1,20 %).

Al otro lado de la tabla encabezaron las ganancias las firmas tecnológicas Microsoft (0,88 %) e Intel (0,42 %), por delante de UnitedHealth (0,32 %), Verizon (0,23 %), DuPont (0,12 %), McDonald's (0,10 %) y Merck (0,05 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas caía a esta hora a 45,16 dólares el barril, el oro avanzaba a 1.154,5 dólares la onza, la rentabilidad de la deuda pública a 10 años bajaba al 2,119 % y el dólar subía ante el euro, que se cambiaba a 1,049 dólares. 

Wall Street cerró  una incómoda semana en la que vivió, literalmente, las dos caras de la moneda, pues la fluctuación del dólar, cada vez más fuerte respecto a otras divisas internacionales, llenó de preocupación a los inversores y produjo un descenso semanal del Dow Jones del 0,59 %.

De viernes a viernes no suena la cifra tan dramática, a pesar de que este índice se aleja de los 18.000 puntos, y el Nasdaq, desde que probó las mieles del éxito el lunes pasado y tocó los 5.000 puntos, ha entrado en retroceso.

Lo preocupante es, en realidad, el despiste de los inversionistas ante todos los acontecimientos económicos que han pasado en los meses recientes, desde que abandonaron el piloto automático de los récords, y parecen ser ellos mismos los primeros incapaces de descifrar el clima económico global.

Igual pasó con el petróleo, cuya crisis pasó desapercibida para el mercado y no caló hasta que estaba bien instalada y ahí sigue, pues hoy el crudo estadounidense perdió la barrera de los 45 dólares el barril.

Esta semana, cual epifanía, en el parqué neoyorquino cayeron en cuenta de que el ritmo creciente del dólar en los últimos meses podía debilitar los mercados de valores y, como si aplicara de manera retroactiva, las acciones cayeron de manera desproporcionada.

Hoy el euro se cambiaba a 1,049 dólares, con la paridad que los analistas habían previsto para mediados de 2016 a tiro de piedra, y no hay nada que ponga más nerviosos a los operadores de bolsa que el hecho de que los analistas se equivoquen.

En consecuencia, hubo en estos últimos días en el Dow Jones caídas de más de 300 puntos o, como la de hoy, de casi 150, recuperaciones parciales un día de más de 250 unidades o de casi 140. Todo ello como reflejo, quizá, de 3 centavos de dólar por euro. "La guerra de las divisas", la han llegado a llamar.

En cualquier caso, el doble filo de una moneda tan fuerte se sumó a lo que, en 2015, ha sido una concatenación de disgustos en Wall Street: además del petróleo y el dólar, Wall Street ha vivido el drama de Grecia y la consiguiente incertidumbre en Europa, con programa de compra de bonos de deuda incluido.

Pero la preocupación por el dólar parece estar sujeta a que llegue la primavera y vuelva a los escenarios la estrella dramática nacional de Estados Unidos: la Reserva Federal, que cierra su carrera como estímulo oficial de los mercados con la inminente descongelación de los tipos de interés. EFE


 

Visto 855 veces