Viernes, 10 Marzo 2017 03:42

UNAD: Educación con inclusión que acorta distancias y garantiza paz

El Alma máter ya está en la tónica del posconflicto, tema que abordó con antelación con programas educativos. Todo listo para el III Congreso Mundial de Educación Superior a Distancia.

Por 

La Universidad Nacional Abierta y a Distancia consideró que de cara al posconflicto, el verdadero bordón de una paz larga y duradera se construye sobre pilares de conocimiento y acceso a las aulas de aprendizaje, porque educando a la Colombia proscrita y hoy reinsertada, es viable pensar en un país más amable y más próspero a futuro.

Esta institución que cubre 1.016 municipios en todo el país y que educa a más de 70.000 personas ha contribuido con la educación superior utilizando eficientemente la tecnología, gracias a unas plataformas de avanzada que hoy hacen gala de conformar esa nueva revolución industrial que parte de la era digital y las tecnologías de la información hoy puestas al servicio de la paz y los procesos de resocialización.

El rector de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, UNAD, Jaime Alberto Leal Afanador, le dijo a Diariolaeconomia.com que por fortuna el ente ya viene haciendo labor y gestión con los grupos armados al margen de la ley que decidieron desmovilizarse e ingresar a la institucionalidad toda vez que la universidad logró adelantar alfabetización con guerrilleros y con paramilitares, dándoles la opción de culminar su primaria o de terminar el bachillerato con lo cual se han visto transformaciones de vida.

Manifestó que mucho más allá del discurso sobre la paz, Colombia debe entender y comprender que la educación es la verdadera transformadora de la sociedad con lo que será posible dar un paso adelante muy fuerte.

“En este momento la universidad cuanta con unas cartillas que son testimoniales, que corroboran que estas personas de las Farc ya fueron alfabetizadas por la UNAD y que en diciembre pasado graduamos aquí en la universidad”, declaró.

Sostuvo que la gran estrategia es el programa Campo-UNAD porque los muertos de Colombia referenciados en el conflicto armado provienen de los campesinos, algunos porque están en el Ejército, algunos por que fueron paramilitares y otros que fueron o son guerrilleros. Por tal razón para la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, focalizar la atención en la población rural es clave y esa alternativa de Campo-UNAD que hoy se maneja con varios entes territoriales, con varios gobernadores y alcaldes, permite en todas sus fases de desarrollo, no solamente revisar el territorio, sino el micro-territorio porque Colombia es una suma de micro-territorios y en cada uno de estos hay necesidad de caracterizar las demandas educativas, pero además las potencialidades productivas para cambiar las formas cíclicas y muchas veces obsoletas de la explotación agrícola y pecuaria en Colombia.

Dijo que al amparo de ese espíritu comunitario y solidario, inclusive los campesinos que hoy son explotados inmisericordemente en todo lo que implica su esfuerzo productivo, tienen referencias más hacia la miseria y la pobreza que hacia el bienestar que es precisamente lo que está construyendo la UNAD.

“Aquí lo que nos mueve es una causa y a esta causa esta comunidad educativa del país le ha puesto toda la pasión del mundo y en esa referencia, la articulación con el gobierno y con los grupos al margen de la ley la estamos desarrollando y es papel nuestro y responsabilidad seguirla fomentando”, declaró el señor Leal Afanador.

No dudó que la paz será estable y duradera, pero solo apalancada sobre ese bordón de la educación porque en Colombia se habla desde el ejecutivo de equidad, paz y educación, pero en su opinión la ecuación debe ser un poco a la inversa, es decir, educación, equidad y paz porque solamente con la educación como primera herramienta, será posible construir el camino de la paz y es allí en dónde los medios de comunicación pueden dar una mano porque independiente de las expresiones o manifestaciones todos en el país quieren un país tranquilo y viable en donde los niños y jóvenes sean la alternativa del bien y no mediáticamente del mal porque ese es un capítulo que hay que revisar como sociedad.

Anotó que de cara a construir un nuevo y mejor país, la educación debe tomar un papel protagónico, pero no solamente a nivel universitario sino también la educación en los niños y en los jóvenes, la educación, conceptuó el rector, debe ayudar a edificar proyectos de vida dignos y esperanzadores. Aseguró que la única alternativa real que tiene un ser humano para transformarse es la educación, la que le dé su familia y la que le ofrezca el aparato educativo.

“Nosotros tenemos todo ese concepto claro, lo que pasa es que una golondrina no hace verano y necesitamos que todos al unísono trabajemos sobre ese propósito”, aseveró Leal.

El funcionario comentó que por su esencia la entidad es netamente comunitaria y dueña de un proyecto educativo que expresa un valor fundamental para el estamento que es la solidaridad extendida y por ello, anotó, es claro que en Colombia lo que menos se ve es la solidaridad principalmente en las nuevas generaciones. Indicó que la solidaridad, de hecho, pasa más allá de pensar en lo particular para pensar en lo colectivo y es por eso que la UNAD toma una relevancia fundamental en el escenario del posconflicto.

Una Universidad para todos

A criterio del rector de la UNAD, la educación siempre será una sola y tendrá un solo propósito el cual es coadyuvar con la formación integral de los seres humanos, entendiendo que esa formación no se reduce al mero aspecto del conocimiento en una disciplina sino también a las competencias para hacer portadores suficientes de la oportunidad del ejercicio de ser buena persona, de ser buen ciudadano y un inmejorable componente de la sociedad en cualquier nación del planeta.

Anotó la nueva era tecnológica está cambiando el concepto de educación porque si bien cientos de generaciones apelaron al salón de clases y al profesor en donde las variables tiempo y espacio están predefinidas, lo real es que a finales del siglo XX y en lo corrido del siglo XXI ha hecho carrera la sociedad del conocimiento y paralelamente de la información así como de aprendizaje.

Para el rector de la UNAD la tecnología ha conllevado a grandes cambios en la educación y en la estructura del conocimiento porque actualmente las plataformas hacen posible que la educación llegue a todos y en Colombia, precisó, este viaje se ha hecho durante 35 años en una universidad pública que fue creada en 1981 por ley del Congreso y que tenía como misión atender a las comunidades del sur de Bogotá. En 1982 el Presidente, Belisario Betancur, la convierte en universidad a distancia y en 1998 la entidad educativa cambia su nombre y pasa de llamarse Unisur a UNAD. En 35 años de historia, la Universidad ha tenido una evolución que fue a la par con los cambios en el mundo y con la revolución de las tecnologías de la información y la comunicación.

Actualmente la UNAD garantiza una educación abierta para buena parte de los nacionales, pero garantizando calidad, pertenencia e inclusión. La Universidad no solo se ha quedado con ofertas en educación superior sino que como ninguna otra pública del país, ha creado programas de alfabetización de adultos, programas para la básica primaria, bachillerato virtual y logró avanzar en los niveles pos- graduales a nivel de especializaciones, maestrías y doctorados.

La UNAD que incorpora en una sola entidad educativa todos los niveles y ciclos de la educación, cuenta con 62 regionales en todo el país y una adicional en Estados Unidos para atender particularmente a la población colombiana residente en ese país.

“Hoy en la educación a distancia, no hay disciplinas vedadas porque hemos aprendido a desarrollar al lado de la formación profesional teórica todos los componentes prácticos fundamentales para que esas profesiones sean dignamente ejercidas por quienes ostentan el título de egresados de esta universidad. En ese panorama hoy se presenta este tercer Congreso Mundial de Educación a Distancia que afortunadamente ha evolucionado al ritmo de la tecnología”, comentó el rector.

El concepto de educación a distancia nació en Boston hace 150 años cuando un periódico de esa ciudad del estado de Massachusetts empezó a formar a los granjeros de la región con orientaciones de cómo llevar los cultivos. En Colombia también hubo precursores como la Acción Cultural Popular, ACPO, la Cadena Sutatenza y el periódico el Campesino, en fin todos los que hicieron radio y televisión educativa en la década de los sesenta lo cual sigue en el recuerdo de muchos productores de la ruralidad que fueron privilegiados al acceder a esa forma de educación.

Agregó que la Universidad ha sido la única entidad pública que desde hace cinco años y creyendo en el momento en el que estaba el país, ofreció una alternativa real y efectiva para llegar a la población rural del país con el programa “Campo Abierto” que integró todos los medios y mediaciones para ponerlos al alcance del campesinado desde los niños y mujeres hasta el hombre campesino como un actor productivo, no solo para educarlos sino también para influir en las condiciones de mejoramiento de la productividad agraria en Colombia cuando todas las investigaciones que focaliza la universidad desde hace un quinquenio, han sido llevadas para construir herramientas de mejora en la producción agrícola.

La UNAD igualmente desarrolla temas fundamentales para el campesino colombiano como la Tele Salud que desde la enorme plataforma aporta en salud preventiva y en algunos casos, curativa con la interacción entre médicos de las grandes ciudades, especialistas y campesinos en el lugar en donde se encuentren. Adicional a esto está la Tele Justicia que más allá de cubrir temas del conflicto armado se ocupa de del conflicto social y la violencia intrafamiliar que es lo que más violenta a la población colombiana que en la campo nace de asuntos muy pequeños que a la postre generan violencia. Para atacar este problema la entidad creó los Consultorios Jurídicos Veredales con el uso de las tecnologías que finalmente articulan el gran megaproyecto denominado Campo-UNAD que es una herramienta muy útil para Colombia en donde los conflictos se han generado por la ausencia de estado, especialmente en esa posibilidad de educarse.

“Nosotros tenemos una premisa, la universidad va a dónde está el estudiante, a dónde el joven que tiene esperanza y no lo hacemos venir aquí porque otro problema nacional es el desarraigo y la salida de los lugareños de sus provincias a donde nunca más vuelven, esta universidad va dónde están las comunidades, a los territorios más marginales de Colombia”, concluyó.

Congreso Mundial de altura

Colombia será sede y la UNAD anfitriona del tercer Congreso Mundial de Educación Superior a Distancia que será un encuentro ecuménico en dónde será posible propiciar escenarios de reflexión colectiva a partir de la presentación de experiencias exitosas en este tipo de educación que aporten a nuevos diálogos constructivos entre universidad, sociedad y estado que conduzcan a nuevos modelos de organización de la universidad en el ámbito pedagógico y curricular, todo dentro de un escenario de las sociedades del conocimiento y el aprendizaje en el contexto global.

Este gran evento tendrá lugar en el Centro de Convenciones G12 de Bogotá entre el 17 y el 19 de mayo próximos.
Acompañarán a la UNAD en este Congreso universidades de Brasil, Uruguay, Puerto Rico, Estados Unidos, Canadá, España, Israel, Australia, Sudáfrica, Portugal y Turquía entre otras.

Asistirán directivos y cuerpo docente de las instituciones de educación nacionales e internacionales, estudiantes de educación superior, entidades gubernamentales relacionadas con la educación y las TIC egresados de la UNAD, ONG´s afines con educación y tecnología, empresas con unidades de educación, empresas desarrolladoras de tecnologías, medios y recursos educativos así como expertos y analistas locales y extranjeros que conforman una agenda académica nutrida en conocimiento y de enorme prestigio.