De cara a garantizar la seguridad alimentaria, los criaderos de ganado deben acudir al mejoramiento genético para obtener mejores rendimientos a la hora de hacer la conversión de pastos a carne y leche. Los bovinos de hoy son más resistentes a los climas extremos y garantizan proteína sana para la humanidad.

Publicado en Notas de la finca