Berlín (EFE) El consorcio de telecomunicaciones finlandés Nokia asumió el control de su competidor franco-americano Alcatel-Lucent tras una oferta de fusión que fue aceptada por una gran mayoría de los accionistas.

A partir de este principio, el equipo de gestión de clientes puede desarrollar un plan de acción para la inteligencia de negocios e impulsar el nivel de servicio satisfactoriamente.