A diferencia del tradicional proceso con la banca, los créditos digitales se pueden solicitar en minutos, desde cualquier lugar del mundo y recibir los recursos en cuestión de horas.

Publicado en Banca y finanzas