Las centrales obreras aseguran que la marcha pacífica es legítima y constitucional porque tan solo busca el despertar de un mandato que no vislumbra los graves líos de la nación.

Publicado en Trabajo y salud