Con motivo del COVID-19 todo el esfuerzo, inversiones y enfoque en mejorar la experiencia del cliente cobran más relevancia y permitirá a las entidades financieras ofrecer sus servicios desde una experiencia 100% digital.

Publicado en Editorial