La sumatoria total de las deducciones, más las rentas exentas no pueden exceder el 40% de los ingresos brutos menos ingresos no gravados, ni los $182.992.000.

Publicado en Banca y finanzas