Martes, 05 Mayo 2020 00:41

Supersolidaria garantiza blindaje por eventuales riesgos de liquidez

Por

La pandemia generará una ruptura del circuito productivo, lo que obliga a hacer un seguimiento especial para tomar decisiones oportunas. Urge disponibilidad de recursos con un cupo en el Fondo de emergencias.

Los eventuales riesgos de liquidez y afectación del crecimiento del sector financiero cooperativo, son los temas que preocupan y tienen en alerta al gobierno colombiano que anunció un trabajo de supervisión y un ojo avizor permanente con el equipo de la Superintendencia de la Economía Solidaria.

El Superintendente Ricardo Lozano Pardo, quien intervino en la VII Asamblea General que realizó Federación Nacional de Cooperativas de Ahorro y Crédito, Fecolfín, sostuvo que la situación actual que hace prever complicaciones demandará mucha dedicación analítica para tener variables económicas que permitan actuar sobre amenazas de riesgo y afectación de cartera.

Reiteró que esta es una crisis sanitaria, con afectación del sector real, con un eventual impacto financiero, con efectos sistémicos indeseables, y aseguró que para ello su despacho ha tomado todas las medidas necesarias con el fin de atender una crisis de la cual no existe un referente mundial.

Destacó con preocupación el posible efecto que se presentará a nivel de empleo con la coyuntura, reflejado en un menor volumen de ingresos de la población, en particular de los asociados; de la ruptura del ciclo de la demanda que genera otras afectaciones en el circuito productivo y de una mala perspectiva en términos de producción, por lo que están realizando una serie de análisis para tomar decisiones oportunas.

Así mismo, subrayó que hay gran preocupación por el elevado riesgo en el factor liquidez, por posibles retiros para cubrir los menores ingresos familiares, de las dificultades en procesos de cobranzas y de una posible llegada de lo que se conoce con poco agrado como cultura de no pago.

 

Nueva perspectiva de supervisión

A juicio del funcionario, la actual coyuntura condujo a implementar una serie de ajustes como una nueva perspectiva de supervisión que brinde garantías y tranquilidad en un sector que viene haciendo las cosas bien, pero que ante la magnitud de una pandemia que viene acompañada de contracción de la demanda y un factible deterioro de los indicadores económicos y sociales, se vuelve blanco de incumplimientos y daño en la cartera.

Ante las circunstancias estimó perentorio apostarle al desarrollo de un nuevo modelo de evaluación de liquidez denominado supervisión prospectiva para “adelantarnos al futuro”, con una información que es procesada de acuerdo a los mecanismos y los desarrollos tecnológicos y técnicos financieros que fueron creados para tener una visión de corto y mediano plazo de cada una de las entidades vigiladas.

Consideró vital de igual manera el desarrollo de un nuevo manual de supervisión para épocas de crisis y la definición de un plan de contingencia ante situaciones complejas.

Dentro del análisis de instancias de fuentes de liquidez por el alto riesgo, el Superintendente Solidario dijo que le ha solicitado a la Junta Directiva de Fogacoop, agilizar trámites para que la entidad sea realmente una fuente efectiva de recursos. Igualmente reveló que analiza con directivos del Banco Coopcentral el acceso a cupos de crédito del sistema financiero y manifestó que en los próximos días buscará disponibilidad de recursos para el sector solidario, con un cupo en el Fondo de Emergencias establecido en el Decreto 444.

Hizo un llamado a las cooperativas para que dediquen especial atención a la calidad de la información que suministran puesto que en muchos casos no cumplen con la mínima calidad exigida, lo que retrasa los análisis necesarios.

 

Ejecutivos de cuentas

Una figura que empieza gestión con las cooperativas es la de ejecutivos de cuentas, quienes tendrán contacto personal y permanente con funcionarios de las cooperativas para conocer de primera mano la situación financiera y los riesgos potenciales para tomar decisiones que procuren la estabilidad económica en aquellas entidades que presenten debilidades en el ejercicio.

Comentó que la Superintendencia está actuando en la medida que se lo permite su reorganización administrativa y financiera y reiteró que seguirá haciendo énfasis en el cumpliendo de las normas con la rigurosidad que se requiere, porque de eso depende, apuntó, que la difícil situación golpee de la menor forma posible al país que es el ideal que todos tienen.

“Este trabajo no lo estamos haciendo solos, hemos contado con el concurso de entidades sólidas con las cuales compartimos permanentemente nuestras decisiones y preocupaciones, básicamente están en la instancia del gobierno nacional como el Ministerio de Hacienda y lo propio hacemos con el Fondo de Garantías de Entidades Cooperativas, Fogacoop. Con Toronto Leadership Centre interactuamos de manera importante teniendo en cuenta que se trata de una de las entidades mejor catalogadas dentro del grupo de las cinco más selectas a nivel mundial por su comprobada experiencia en regulación bancaria y financiera así mismo con los acuerdos y el Comité de Basilea directamente entre otras instancias”, concluyó el Superintendente Solidario.

En desarrollo de la Asamblea General de Asociados Fecolfin 2020, en la que intervinieron de manera virtual María Helena Grueso, directora de Fogacoop, Jaime Chávez, presidente de la junta directiva, Enrique Valderrama, presidente ejecutivo de Fecolfin, se realizaron las elecciones de juntas directiva y de vigilancia, revisor fiscal y comité de apelaciones. Para tales efectos, el gremio a nivel nacional está dividido en seis zonas electorales y un renglón libre de elección de todos los asociados.

Visto 671 veces