La protección de las víctimas de siniestros viales corre peligro. Alrededor de 900 mil personas al año perderían el seguro que les garantiza la atención médica inmediata.

Publicado en Notas de actualidad