Domingo, 03 Marzo 2024 08:39

Clic, verdadero acierto en integración regional y cielos abiertos

Por

Esta aerolínea, pionera del bajo costo ha llenado todas las expectativas y logró articular país bajo conceptos de calidad y tejido social.

De todo ha pasado en la industria aérea de Colombia y el mundo, todo empezó ese primero de enero de 1914 cuando el piloto Tony Jannus llevó a cabo el primer vuelo comercial el cual se hizo entre San Petersburgo y Tampa, las dos ciudades estadounidenses, tremendamente icónicas en Florida. En ese viaje el único pasajero fue el alcalde de San Petersburgo Abraham C. Pheil. Como no citar al diseñador de aquel pequeño avión Glenn Curtis que partía y arribaba sobre el agua.

En términos históricos la primera aerolínea del mundo fue la Deutsche Luftschiffahrts-Aktiengesellschaft, Delag, una empresa que transportaba por dirigible. Esta compañía llegó a la vida empresarial el 16 de noviembre de 1909.

El mundo aeronáutico es apasionante, no hay duda, y dentro de este entorno Colombia ha brillado con luz propia ya que el país cafetero fue uno de los vanguardistas en esta actividad de llevar y traer pasajeros por los aires, aunque hay que decir que todo fue posible en sus inicios por el elemento agua, la famosa y entretenida, pero vertiginosa acuatizada.

Esos eran tiempos muy especiales, el país empezaba a construirse y a adoptar nuevos modos de transporte, para la época el servicio de avión que salía de Girardot, el vetusto pueblo cundinamarqués, llevaba a Barranquilla familias acaudaladas que iban en busca de sol y playa para sus descansos, también fue muy útil abordar aviones para adelantar negocios y proyectar crecimiento.

Hablar de aerolíneas antiguas o fundadoras no es muy difícil y allí Colombia figura, claro está que es necesario evocar a don Guillermo Echavarría Misas, un empresario antioqueño de pura cepa nacido en Medellín que en septiembre de 1919 y gracias a un agudo ojo para los negocios creó la Compañía Colombiana de Navegación Aérea, CCNA, una de las primeras aerolíneas del mundo, la segunda en su momento.

 

 

Un mes después de este acontecimiento nació la aerolínea neerlandesa KLM, considerada la más antigua ya que opera con el nombre de su creación. El tema era atractivo y llamaba la atención de muchos inversionistas, con el tiempo llega al mercado Scadta, anterior a la socialización de Avianca.

KLM fue gestada en La Haya, Países Bajos y al nacer en 1919 y volar oficialmente el 17 de mayo de 1920, dio inicio a un servicio habitual entre Londres y Ámsterdam. Contabiliza 104 años, siendo la aerolínea más antigua del globo, firma que emplea 35.488 personas. En 2021 alcanzó una flota de 149 aeronaves sin contar las subsidiarias. Esta compañía se especializó en el transporte aéreo de carga y pasajeros a más de 145 destinos.

Es imperativo precisar que el cinco de diciembre de 1919 aparece la empresa Avianca que como anotamos adoptó inicialmente el nombre de Scadta, la inolvidable Sociedad Colombo Alemana de Transporte Aéreo.

Los años pasaron, el país recuerda a Aerocondor que nació en 1955 y dejó de existir 38 años después en 1985, igual dejó huella Aces, Aerolíneas Centrales de Colombia, erigida en 1971 y liquidada en 2003 luego de una inexplicable fusión con Avianca, un golpe bajo al gremio cafetero su dueño.

Otra empresa de antaño fue la Sociedad Aeronáutica de Medellín, SAM, que nace con Avianca y fue borrada del mapa. En fin, nos quedamos cortos en citar empresas importantes que pasaron y se quedaron en la melancólica recordación.

Es por eso que hablar de la Aerolínea CLIC es trascendental, esta empresa de espectaculares características fue fundada en 2006 y operó a partir del 10 de octubre de 2007, desde entonces la compañía ha funcionado como un relojito, logró afianzarse en cumplimiento, aeronaves ATR de la casa Air Bus, totalmente seguras y un concepto de calidad inigualable en tiempos buenos y malos como pasó con la pandemia, Clic, es la gran y afortunada responsable de conectar país y hacer que todos los colombianos accedan a un transporte eficiente, posible y amable.

 

 

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el Gerente General de CLIC Felipe Gutiérrez Forero, afirmó que van 18 años que la afamada firma hace empresa en Colombia, consolidando sesenta rutas a 39 destinos operados con la mayor eficacia, una red que en su concepto es muy buena ya que hay conectividad entre Bogotá y el aeropuerto Olaya Herrera, llegando al corazón de Medellín, además existe conectividad entre la capital del país y Cali, pero igualmente, sostuvo el directivo, desde estos centros de maniobra se facilita la conexión con las distintas ciudades del país.

El tema es elemental, apuntó, puesto que desde los principales cascos urbanos de Colombia es posible ir a todas las ciudades intermedias del territorio, sin embargo, la operación redunda en la mayor conectividad regional de naturaleza y aventura que tiene el pueblo colombiano.

 

“Desde Medellín vamos al Pacífico conectando con Bahía Solano y Nuquí, también es viable volar a Apartadó, Tolú, Quibdó y al Caribe en vista que se viaja a Cartagena y Barranquilla con una frecuencia diaria desde el Olaya en donde igual hay ruta a Santa Marta. Desde Bogotá la red es potencialmente amplia ya que llega al Huila con Pitalito y Neiva, a la Orinoquía, Putumayo conectando con Puerto Asís y San José, el Puente aéreo de Bogotá despacha aeronaves a Villavicencio, Yopal y a los Llanos orientales, como quien dice una conectividad muy completa que nos hace sentir orgullosamente colombianos”, declaró el señor Gutiérrez Forero.

 

Sin lugar a dudas la aerolínea CLIC es muy versátil puesto que facilita planes vacacionales, viajes de negocios y las distintas diligencias que atiende el ciudadano colombiano. La empresa, a criterio del Gerente General de la compañía, es muy para todo el mundo y con la ventaja que no genera sorpresas ni complicaciones. Las directivas quieren una aerolínea sencilla, que no le cobre por separado la maleta al viajero pues el equipaje está incluido, igualmente el check- in, de manera elemental lo que paga el usuario es lo que recibe, las bondades de una compañía muy local que tiene en portafolio desplazamientos cómodos para el negocio y el ocio porque cuenta con destinos de naturaleza, de playa tradicional, aventura, pero también, dijo, es la aerolínea que mejor atiende los viajes de negocio porque tiene a disposición un gran número de frecuencias, por ejemplo a Yopal hay siete vuelos diarios, siete al Olaya en Medellín, cinco a Cali, cinco a Neiva y otras frecuencias flexibles que le permiten al usuario mover su viaje para adelante y para atrás sin penalidades dentro del mismo día, es decir que si la reunión o la asamblea termina antes de lo proyectado, esa persona puede viajar a la hora que desee o el día que lo disponga sin ningún tipo de castigos, una manera muy local y tradicional de viajar, algo que se quiere imponer.

 

Seguridad y confianza en los mejores equipos

 

 

CLIC vuela con equipos ATR, el mejor avión, en opinión de su Gerente General, para llegar a los destinos de Colombia, como valor agregado el aparato consume 20 por ciento menos de gasolina como quien dice, contamina 20 por ciento menos en cada una de las rutas.

Con esos aviones, enfatizó Gutiérrez Forero, es fácil operar rutas a donde todos quisieran llegar v no pueden, verbigracia Bahía Solano, Nuquí, Guapi, Puerto Asís y otros destinos en donde solo un avión con la tecnología del ATR hace que volar sea una gran experiencia. Anotó que CLIC tiene la tercera flota más joven y más moderna de toda Latinoamérica, algo que enorgullece a las directivas de la compañía.

A la fecha la firma cuenta con 20 aviones y anunció que paulatinamente, durante 2024, serán incorporadas tres aeronaves más para llegar así a un crecimiento del 14 por ciento, no solo en ingresos sino en conectividad regional.

Si bien CLIC se identifica como una aerolínea con operación ciento por ciento local, totalmente de la casa, explorará otras oportunidades que sería eventualmente incursionar con frecuencias internacionales, pero por ahora el tema es seguir facilitando el viaje aéreo a los colombianos que siguen muy en deuda en lo que tiene que ver con visitar los distintos destinos domésticos, el nacional debe ir a sitios exóticos, disfrutar de los grandes eventos y festivales de las provincias.

Imperdible es, aseveró Gutiérrez, conocer el Festival de Balsas en Guapi el siete de diciembre en donde las barcazas se iluminan para cumplir con la esperada procesión en honor a la Virgen María, un despliegue de luces por todo el río Guapi hasta llegar a la ciudad en un entorno marcado por árboles.

 

“Yo no conozco eso, lo quiero conocer y allí estaré, pero quiero invitar a todos los colombianos para que vuelen por CLIC y que visiten clicair.co y decidan lo mejor de la Colombia de aventura que demasiados colombianos están en mora de saludar y disfrutar”, precisó el Gerente General de la aerolínea.

 

 

Es paradójico, pero en muchas ocasiones el turista extranjero aprecia más los servicios de CLIC que el propio colombiano, una situación que invita a quererse mutuamente y valorar los esfuerzos de la aerolínea para que todos puedan, en la mejor compañía, recorrer el país, esa Colombia, caracterizada por estar repleta de maravillas.

Las cifras de la economía nacional, manifestó el Gerente General de Clic, pueden mejorar porque dentro de las proyecciones se avecina un repunte más que interesante en turismo, un factor que indexa el ejercicio de las aerolíneas y las mismas comunidades que tendrán mejores oportunidades de desarrollo si los indicadores económicos muestran mayor dinámica. En las sillas de CLIC y en sus aviones, acentuó Gutiérrez Forero, hay hombres y mujeres negocios, empresarios, médicos, educadores, gobierno y otros agentes que demuestran que la dinámica financiera, comercial, de inversión y social de un país, se mueve en avión.

Se mostró de acuerdo con la teoría reciente en el sentido que, si el turismo crece y se dinamiza la economía, todo mejora, y las aerolíneas, afirmó, hacen, por su puesto, parte de esa cadena.

 

Geopolítica hace pensar en cadenas regionales de valor

 

 

Ante las amenazas que trae implícitas la geopolítica, ya manifiestas con el Covid-19, el rompimiento de la cadena de suministro y el terrible desabastecimiento al que condujo las sanciones impuestas a Rusia y Bielorrusia grandes abastecedores de recursos energéticos, pero igual de cereales y oleaginosas, algo similar a lo de Ucrania que es un jugador importante en el mercado de trigo, girasol y urea entre tantos productos básicos, el mundo debe tener claro que el futuro está incuestionablemente en las cadenas regionales de valor.

En eso coincidió el Gerente General de CLIC, Felipe Gutiérrez Forero, quien expresó que el futuro de Colombia es a todas luces regional y puntualizó que el crecimiento económico será posible de manera generosa cuando se termine se unir el país y acercar las cadenas productivas con las de suministro y comercialización, en ese momento, expuso el empresario, Colombia podrá destrabar el potencial que tiene porque hoy los colombianos tienen un país fragmentado y lo único que lo une es una aviación sostenible y responsable con un producto familiar muy colombiano y lleno de pertenencia, obviamente al lado de los vuelos tendrán que mejorar y evolucionar otros sectores productivos, muchos del sector primario.

Un eventual escalonamiento del conflicto o los conflictos internacionales que termine en una Guerra Mundial no tiene preocupados a los directivos de CLIC porque de manera elemental hay consciencia que las empresas no escogen el medio en el que se desenvuelven, hay cosas que se salen de las manos, imposibles de controlar, sin embargo, reconoció, es viable fortalecer la apuesta por Colombia que lleve a hacer una operación sencilla, cumplida, sin sorpresas y con muchos valores agregados, algo que se pueda inspeccionar, y ese es un punto en el que la empresa va a trabajar.

 

Llamado del presidente Petro a aerolíneas invita a bajar costos

 

 

Ante el llamado del presidente de la República Gustavo Petro a las aerolíneas que a juicio del mandatario cobran tarifas exageradas y de monopolio, el Gerente General de CLIC razonó que es necesario frente al tema mirar desde una tribuna público-privada la manera como se puede aliviar el costo de la operación aérea para que los precios en los tiquetes bajen y por esa vía incentivar el turismo.

 

“Nosotros hemos propuesto que se haga una mirada de IVA Regional porque si bien hay unos destinos que por tener una consolidación y de hecho la respectiva madurez, no necesitan una iniciativa pública para incentivar la demanda, pero hay otros destinos inexplorados, de aventura y naturaleza donde la demanda exige una política público-privada, orientada al desarrollo y al fortalecimiento de esas mayores compras, en ese sentido, qué tal si hacemos unos tiquetes a destinos de naturaleza emergentes sin IVA, ahí habría beneficio para las comunidades, la economía y la dinámica que se quiere alcanzar”, subrayó el Gerente General de CLIC, Felipe Gutiérrez Forero.

 

Si bien hubo tiempos complicados para la aeronavegación por el complejo estado de las pistas, cierto es que con el tiempo llegaron inversiones en infraestructura y allí, explicó el directivo, en donde el gobierno desembolsó recursos para el desarrollo y la puesta a punto del sector aeronáutico, CLIC acompañó esa voluntad con una apuesta decidida por conectar esos aeropuertos, un ejemplo es Nuquí el año anterior cuando la Aeronáutica Civil invirtió cerca de 50.000 millones de pesos en el fortalecimiento de la infraestructura aeroportuaria y la compañía de inmediato conectó Medellín con ese municipio del Chocó con hasta cuatro vuelos diarios.

Este año, sostuvo, en la temporada de ballenas en la que se invitó a todos los colombianos a conocer el paradisiaco municipio del Pacífico y a recrearse con el avistamiento de cetáceos, un espectáculo inigualable, habrá conexión entre Bogotá y Nuquí con hasta tres vuelos diarios, es decir que de junio en adelante no hay excusa para ausentarse de las costas del mar del sur desde donde se puede apreciar la llegada de los gigantes mamíferos del océano, todo en medio de una naturaleza exuberante, el mejor sitio escogido para el nacimiento de sus crías los inigualables ballenatos.

 

Combustibles, otro ítem a consultar con la Casa de Nariño

 

 

Los combustibles, gasolina y ACPM, han puesto la economía en serios aprietos porque el costo de esos derivados del petróleo repunta sin respiro haciendo que la utilidad empresarial sea cada vez más estrecha y que los bienes y servicios sigan escalando en precio porque en esa fórmula tediosa una cosa lleva a la otra.

Ahí la iniciativa es la misma y ver qué se puede hacer juntos con el gobierno para fortalecer los territorios pues podría haber en ellos una política especial frente al costo de los combustibles en los territorios apartados, ampliar la medida que aprovechan las zonas de frontera aliviando la economía de muchísimas regiones apartadas del centro y la periferia, el tema sería darle alas a un combustible regional, una apuesta por beneficiar a las comunidades de la Amazonía, la Orinoquía y el Pacífico colombiano que tanto necesitan una iniciativa gubernamental que le inyecte dinamismo a la economía.

El tema de reforma tributaria no quedó por fuera y allí Gutiérrez Forero planteó la idea de aprovechar la discusión para aliviar la carga de impuestos que tienen los tiquetes aéreos en el país porque ese es un favor directo al consumidor y no a las aerolíneas, entonces, anotó, sería una oportunidad para bajar las cargas impositivas de los pasajes expresadas en tasas aeroportuarias, impuesto de estampilla, IVA y otros gravámenes que finalmente asume el viajero.

En su análisis sobre la nueva estructura tributaria, la clave para darle combustible al país y así poder despegar con el crecimiento es abaratar Colombia y reemplazar impuestos que restan competitividad y posibilidad por exenciones y otras gabelas. El ejercicio si bien no es fácil, tampoco es imposible.

 

 

La empresa sigue fortaleciendo rutas y conexiones, igual puso el pie en el acelerador para apoyar las distintas expresiones culturales, folclóricas y regionales llevando aviones a Valledupar desde Medellín para impulsar y masificar aún más el Festival de la Leyenda Vallenata, ciudad que también canaliza vuelos desde Bogotá y Bucaramanga.

En Semana Santa serán conectadas Bogotá y Medellín con Mompox y con ello darle la oportunidad a las personas de que conozcan esta región espectacular a tiempo que aprovechan un turismo religioso de gran reconocimiento. A mitad de año se fortalecerá la operación con el Meta porque habrá frecuencias al municipio de La Macarena y con ello poder deleitarse con los encantos naturales de la sierra de la Macarena, un parque Nacional natural de gran belleza en donde es un hechizo conocer el río d ellos siete colores. A este destino será posible acceder desde Bogotá, Cali, Pereira y Medellín.

CLIC hace parte de toda una estructura empresarial de gran solidez que le permite a la empresa seguir por los cielos colombianos con toda tranquilidad, algo que no pasó con algunas empresas que contario a lo que se pensaba, decayeron y salieron del mercado, Con CLIC manifestó el Gerente General todo ha sido favorable porque el viajero colombiano reconoce que la aerolínea es un producto sencillo, sin complicaciones y sin sobrecostos, el cliente, concluyó Felipe Gutiérrez Forero, observa los valores agregados y la manera diferente de volar.

La empresa firmará una alianza con Awake, un operador turístico esencial para orientar al turista, informar sobre planes turísticos, a quién contactar, qué hacer e informar sobre hoteles y otras soluciones. Sin duda la eficiente aerolínea le hizo Clic al corazón de Colombia.

Tan bien van las cosas en CLIC que la firma anunció una alianza con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID, todo con el fin de dinamizar el turismo en destinos emergentes de naturaleza y festivales matizados por la cultura en Colombia.

Visto 2561 veces