Viernes, 29 Marzo 2019 12:51

¿Se acerca México a un ajuste profundo, despidos y recorte de la inversión social?

Por

El despido de un número no estimado de trabajadores públicos fue uno de los primeros conflictos sociales que llegó a tocar las puertas del Palacio Nacional.

En momentos en los que el Gobierno mexicano anuncia un margen de maniobra en asuntos económicos aún más estrecho, Sputnik consultó a un experto independiente para ayudarte a comprender las dificultades que el Ejecutivo de Andrés Manuel López Obrador tiene para manejar el aparato federal y cumplir con las promesas de campaña.

El jefe de la oficina de Presidencia, Alfonso Romo, anunció que habrá una segunda ola de recortes en la administración pública, debido a una "determinación de no caer en déficit fiscal". El despido de un número no estimado de trabajadores públicos fue uno de los primeros conflictos sociales que llegó a tocar las puertas del Palacio Nacional, con reclamos de una audiencia con el presidente.

Según dijo a Sputnik el economista David Lozano, los despidos de casi la mitad de la planilla de trabajadores en algunas áreas del Sistema Tributario (SAT) de la Secretaría de Hacienda "va a rezagar la contribución". Así, el economista advirtió que el Gobierno mexicano va a tener dificultades para financiar obras públicas y los proyectos y programas prometidos durante la campaña electoral.

Una serie de recortes

La situación a algo más de 100 días de Gobierno de Andrés Manuel López Obrador muestra un panorama aciago en lo económico, en el que el desempleo y la informalidad han crecido junto con la inflación. Este panorama ha repercutido negativamente en la capacidad económica de los mexicanos y ha afectado las promesas de recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores del país, luego de un proceso de desfase histórico.

"Esa recuperación anunciada de la desigualdad y el rezago de buena parte de la población, se ve imposible. Hemos hablado con varias personas que aunque estaban alegres, dicen que se están presentando muchos problemas para manejar la economía", apuntó el economista, integrante del Centro de Análisis Multidisciplinarios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El experto comentó a Sputnik que en su centro están preparando un estudio de los ingresos y egresos de la Federación, es decir, del presupuesto que rige al Gobierno nacional mexicano.

El economista aseveró que a partir de las estimaciones de crecimiento de la economía, de la renta petrolera y de lo que preveía que el Presupuesto iba a necesitar, se podría cubrir el 87%. Esa expectativa, expuso, ya cambió, solamente se puede cubrir el 81%. Asimismo, apuntó que se tiene comprometido en un 29% el presupuesto, guarismo que catalogó como "muy alto", en el entorno del doble de lo usual.

"El Gobierno va a tener reajustes de austeridad, ya no por discurso, de los salarios y las personas que se contrataban. Ahora lo vamos a ver en el caso de las obras públicas y a los proyectos y programas prometidos", señaló Lozano.

Menos programas sociales

Uno de los primeros programas afectados por esta restricción en el manejo presupuestal fue un programa de apoyo al empleo juvenil, anunciado por la Secretaría del Trabajo. Explicó Lozano que originalmente habían sido anunciadas 5 millones de becas para jóvenes que no estudian ni trabajan, en un intento por paliar esta situación que viven unos 6,5 millones de mexicanos. Pero ya en el arranque, ha sufrido un recorte mayúsculo.

Señaló igualmente que a partir del primer mes, redujeron más de la mitad del programa a 2,3 millones de becas. Lozano tomó este caso como ejemplo de lo que va a pasar con otros programas de combate a la pobreza, de seguridad alimentaria, de fomento al campo y la industria.

En el turismo, hay una apuesta centralizada en el Tren Maya, un ferrocarril emblema de las promesas de infraestructura de AMLO, cuyo objetivo es dinamizar la economía del sureste mexicano. Sin embargo, la megaobra ha levantado distintas resistencias. Dadas las restricciones presupuestarias, es posible que esta iniciativa vaya a girar hacia la inversión privada.

"De por sí ya estaban girando hacia allá, ahora van a girar más rápido", concluyó el economista.

Visto 328 veces