La siembra ha mostrado nobleza, rentabilidad y compatibilidad con el medio ambiente, además hay cinco millones de hectáreas que podrían abrirle paso a este alimento milenario.

Publicado en Notas de la finca