Jueves, 30 Mayo 2019 18:12

Noruega le apuesta a productores que cosecharán el “Café del futuro”

Por

Se trabajará en la adopción de prácticas de agricultura climáticamente inteligentes para reducir emisiones de carbono, evitar deforestación, mejorar el uso del agua, a la vez que aumentar la calidad del grano y la productividad de las fincas.

El café es la bebida más consumida del mundo pero su futuro suministro está amenazado por el cambio climático. Con el fin de contribuir a la resiliencia de los cultivos del café y su adaptación a esta realidad, así como a mejorar la productividad y los ingresos para los agricultores, el Gobierno de Noruega y la organización internacional Solidaridad Network presentaron en Bogotá, con la presencia del viceministro de Desarrollo Rural de Colombia, Javier Pérez Burgos, y el viceministro de Clima y Medio Ambiente noruego, Sveinung Rotevatn, el proyecto Café del Futuro.

En Colombia viven del café más de 540.000 familias y un 96% de los productores son a pequeña escala. Hoy en día, las comunidades cafeteras están afectadas por las constantes fluctuaciones en el precio internacional del café, coyuntura que podría profundizarse por el cambio climático que aumentaría las plagas, reduciría la vida fértil de los arbustos y disminuiría la calidad del cultivo.

Estos problemas afectan a la producción de café y la competitividad del sector como generador de divisas extranjeras y puestos de trabajo, poniendo en riesgo la sostenibilidad del negocio. Sin embargo, la solución está en el propio cultivo con la adopción de prácticas climáticamente inteligentes que incluyen, entre otras, renovación o rehabilitación de cafetales con variedades resistentes y densidades óptimas, mejora del uso del agua incluyendo reducción, reuso y tratamiento de aguas residuales, manejo adecuado de suelos, protección de corredores forestales y siembra de árboles de sombra.

“Para nosotros como gobierno de Noruega es muy importante respaldar estos esfuerzos en países productores como Colombia. La producción de café tiene una gran importancia ambiental, específicamente en temas como la conservación de ecosistemas forestales, la resiliencia al cambio climático y la protección de cuencas hídricas”, aseguró el viceministro noruego Rotevatn.

Aumento de la productividad, los ingresos y la resiliencia de los cultivos

El proyecto Café del Futuro presentado en Bogotá se desarrollará en Colombia en nueve municipios de los departamentos de Risaralda y Cauca, donde se buscará beneficiar a más de 3.769 pequeños productores y transformar 9.141 hectáreas sembradas de café tradicional a climáticamente inteligente. En total, incluyendo Perú, el proyecto beneficiará de manera directa a 6.169 pequeños productores, impactando 13.174 hectáreas de tierra bajo producción sostenible.

Asimismo, con el proyecto se prevé un aumento en más del 10% del rendimiento de la producción y un incremento y mayor estabilidad de los ingresos para los productores que adopten estas prácticas, a la vez que se espera evitar la emisión de 20.152 toneladas de CO2, capturar 132.556 toneladas de carbono equivalente y proteger 5.234 hectáreas de bosque.

“Trabajaremos en tres aspectos: finca, mercado y paisajes. Ya tenemos un modelo probado de producción. Ahora una meta importante de este proyecto es crear un esquema de mercado que permita comunicar y transferir beneficios de este tipo de siembra hacia compradores y consumidores. Buscamos un caso de negocio en el que sea reconocido también el rol de la caficultura en la protección del patrimonio natural de Colombia”, aseguró Joel Brounen, director de Solidaridad Colombia.

Específicamente, a nivel de mercado se trabajará con socios en Europa y Estados Unidos para que compren al menos 4.619 toneladas de café climáticamente inteligente e inviertan en su producción. El proyecto busca producir en total 25.664 toneladas métricas de café de origen climáticamente inteligente en 3 años entre Perú y Colombia.

Antecedentes: un modelo probado

El Proyecto “Café del Futuro” tiene una fase previa con el desarrollo del Proyecto “Café, Conocimiento y Carbono para REDD+” que implementó Solidaridad en 2013 en Colombia, Perú y México, de la mano del gobierno de Noruega. Durante los tres años que duró esta fase de implementación, se capacitaron 7.361 productores en los tres países en técnicas de agricultura climáticamente inteligente y se implementaron buenas prácticas en 16.000 hectáreas de cultivo ya existente, con una producción de 17.500 toneladas de café. En términos de productividad, el proyecto aumentó un 21% la producción de las fincas participantes.

Gracias a la plantación de árboles de sombra nativos tanto dentro de los cultivos como en corredores de conservación y al buen uso de los fertilizantes y el manejo de las aguas residuales, se redujeron entre 2013 y 2016 la emisión de 27.869 toneladas de CO2 y se logró la captura de 97.818. Estas reducciones y capturas fueron registradas por la calculadora de carbono Cool Farm Tool que fue aplicada en el proyecto. Así mismo, se evitó que 3.312 hectáreas fueran deforestadas.

Solidaridad Network es una organización internacional sin fines de lucro con más de 50 años de historia y especializada en trabajar con los actores de las cadenas de valor de distintas materias primas. Nos enfocamos en buscar soluciones de mercado para la creciente demanda de alimentos y materias primas con respeto por la gente y el planeta. Trabajamos en alianza con el productor, el sector privado y el sector público a través de una red global con experticia local.

En síntesis, Colombia es uno de los países más vulnerables al cambio climático. El sector cafetero ha perdido millones de dólares en años anteriores por los efectos asociados a fenómenos como El Niño y La Niña. El proyecto se desarrollará en Colombia y Perú. En Colombia tendrá lugar en 9 municipios de los departamentos de Risaralda y Cauca, donde se buscará transformar 9.141 hectáreas sembradas de café a climáticamente inteligentes.

Se prevé un aumento de más de un 10% del rendimiento de la producción y una mejora de los ingresos para los productores, a la vez que se espera capturar 20.152 toneladas de emisiones de carbono y promover la reforestación. El proyecto busca que unas 4.620 toneladas de café, sean absorbidas por el mercado de Estados Unidos y Europa como café climáticamente inteligente.

 

Visto 536 veces