Sábado, 05 Diciembre 2020 00:26

Por la pandemia hubo medicamentos con cero ventas: Megalabs

Por

El 2020 fue un año matizado por los desafíos a los que llevó la pandemia, pero las empresas tienen que seguir repensándose sobre pilares de innovación y eficiencia.

La pandemia resultó de alto impacto para muchos que tuvieron que cerrar sus negocios, liquidar fábricas y perder el ingreso, haciendo que el efecto dominó entre a operar, exigiendo medidas inminentes por parte del gobierno y de las empresas que lograron superar el problema.

Es claro que demasiadas industrias acumularon inventario, otras vieron caídas estrepitosas en las ventas y con ello llegó un replanteamiento del modelo de negocio, más teniendo en cuenta la disponibilidad de materias primas, los costos del transporte y la misma tasa de cambio. Los tiempos no son los mejores, pero de la adversidad se aprende y algunos más optimistas ven la coyuntura como una oportunidad y por encima de todo como una gran enseñanza porque muchas cosas venían con serios problemas que necesitaban de manera perentoria meterse en cintura.

La industria de la farmacia alcanzó a sentir el sacudón de la pandemia y por ello varias industrias se vieron en dificultades porque el volumen de ventas bajó, pero aparte de ese asunto llegaron otros que en su momento encendieron las alertas.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el Gerente General de Megalabs para Colombia, Claudio Ferrari, indicó que la empresa no fue ajena al momento más crudo de la crisis por cuanto las ventas cayeron y hubo un momento de angustia por la dificultad para importar materias primas, elemento trascendental para que subieran los costos de producción y los precios de algunos medicamentos.

Según Megalabs por la coyuntura pandémica, el año a nivel farmacéuticas ha resultado retador y para la empresa por hacer parte fundamental e integral del sistema de salud, el 2020 resultó también de enormes desafíos porque la demanda de medicamentos cambió abruptamente con la situación del Covid-19. Así las cosas, expuso, hubo una realidad compleja y es que muchos productos cuya venta era importante, decayó, en algunos casos a nivel cero, debido al confinamiento, a la falta de consultas médicas, al temor de contagio, un marco que cambió todo porque a pesar del virus, las afecciones respiratorias comunes no se generaron.

Otro desafío, dijo Ferrari, fue abastecer el sistema de salud con medicamentos puntuales que reportaron una mayor demanda, un reto muy complejo porque en su momento el mundo estaba inactivo, algunos países cortaron las exportaciones, se notó la gran dependencia del exterior porque además hubo materias primas que no se conseguían, una situación que elevó el precio de las medicinas porque como si fuera poco vino un problema logístico por cuanto no había barco, avión o sistemas básicos de cargo para que llegaran productos terminados o insumos.

El tema, dijo el directivo, fue complejo, pero destacó el trabajo al unísono con el gobierno y sus entidades regulatorias como el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, con lo cual fue factible sortear las vicisitudes de una manera adecuada.

Un temor adicional tiene que ver con el repunte en el precio de los fletes y la baja disposición de contenedores, como quiera que todo fue siendo un lío, hoy la industria reporta normalización y confía en que los mercados retomen su dinámica para volver a la tranquilidad y con ello a recuperar los costos reales del transporte y de los productos básicos o primarios.

Recalcó que si bien hay una tendencia a retomar la senda de mercado, el momento fue muy complejo porque la industria tenía que pagar los insumos y los bienes de consumo fuera como fuera y asumir costos por varias razones. De un lado, el mundo acusó escasez, algunos países optaron por restringir el despacho de sustancias y componentes que fueron disparando su precio de manera alarmante. A lo anterior, afirmó, se unió la devaluación del peso y el valor en los fletes, un combo que terminó siendo un golpe determinante para los fabricantes de todos los sectores.

 

Megalabs, farmacia innovadora, eficaz, preventiva y amiga

 

Megalabs, la empresa alemana del sector farmacia con 29 años de trayectoria en Colombia y con presencia en 18 países de América Latina sigue creciendo en el mercado con productos fabricados con lo último en tecnología y orientados al cuidado y a la salud humana, todo con los más altos estándares de calidad.

Dentro del portafolio de la multinacional están las soluciones médicas para enfermedades huérfanas y oncológicas, pero igual la firma es fuerte en la fabricación y comercialización de medicamentos de venta libre. Megalabs llega igualmente al público con cosmética y todo lo atinente al cuidado de la piel.

Esta compañía que factura 80 millones de dólares anuales aproximadamente invertirá en 2021 recursos importantes en un nuevo centro de desarrollo dermatológico que responda a las necesidades de los mercados en donde la marca hace presencia.

Hay que decir que esta empresa, la farmacéutica global de la región, cambió su nombre pues dejó de ser Scandinavia Pharma para relanzarse como Megalabs, eso sí la calidad de sus productos siguen vigentes y por eso gozan de enorme prestigio en un mercado de alta exigencia. Podría decirse que si bien vino el cambio nominal, fue integrada, de alguna forma, la imagen del grupo porque es el laboratorio con más presencia en países de toda Latinoamérica.

 

“Teníamos una identidad muy fragmentada, con nombre y razones sociales distintas en muchas de las naciones en las que estamos y hoy estamos integrando todo eso, pero lo más importante de todo es que nos hace ver como realmente somos, farmacia muy profesional hoy, y proyectada de cara al futuro”, comentó el Gerente General de Megalabs.

 

Sobre el portafolio, Ferrari puntualizó que por fortuna el grupo es grande y muy bien diversificado porque tiene presencia en casi todas las categorías y las áreas terapéuticas. Por eso hay producto desde patologías nicho, oncología, patología de alto costo hasta una interesante venta libre y dermatológica. Todo es posible, especificó, por las 17 plantas de producción y seis centros de desarrollo.

La empresa tiene en Argentina toda su operación en donde desarrolla y produce medicamentos biotecnológicos que son exportados a la región, pero igual a países lejanos como Dubái, país a donde llega producto terminado. La firma ha logrado posicionarse en líneas, no solo farmacéuticas sino cosméticas lo que permite ver la amplitud de la compañía.

Explicó que en el caso de dermatología, lo interesante es que el corazón de la compañía está en Colombia, país que cuenta con un espectacular centro de desarrollo, investigación e innovación. En el país cafetero suceden cosas maravillosas porque en él hay imaginación, creación, invención, fabricación y exportación a los diferentes países, lo que se constituye en todo un orgullo para Megalabs porque hay toda una generación de valor, trabajo, inventiva y logística para ser muy precisos en los despachos y en todo lo concerniente a comercio exterior.

 

“Todo lo hemos podido hacer porque el trabajo ha sido arduo, hubo un reconocimiento del Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación, Colciencias, como uno de los centros confiables y dignos de ser avalados, un voto de confianza que nos abre una buena cantidad de puertas y oportunidades. Somos uno de los tres laboratorios de medicamentos y cosméticos que están aprobados por esta prestante entidad para su centro de desarrollo, un orgullo y un logro que ha llevado a que la compañía también decida reforzar la sede en Colombia pues en el año 2021 vamos a iniciar las obras de un nuevo complejo de desarrollo que nos pondrá en un nivel superior, teniendo en cuenta que se hace necesario porque la demanda ha crecido de manera importante”, señaló el Gerente General de Megalapbs.

 

Hay que blindar la inversión local y extranjera

 

En opinión del muy amable Claudio Ferrari, el hecho que las inversiones sigan siendo determinantes en Colombia, esto no quiere decir que el país latinoamericano sea la Meca de los capitales porque hay preocupantemente, un elemento crítico que invita a correctivos.

Aseguró que como Gerente para Colombia concluye que la firma debe ser muy cuidadosa y tener en cuenta la importancia así como todo lo que la empresa genera para que el país sea y siga siendo cada vez más un buen destino de inversión. La compañía entiende que tiene competencia inclusive con otras filiales en donde produce la factoría en la región.

Sobre el tema de condiciones, Ferrari apuntó que la empresa tiene que competir en un mercado interno inmenso, pero igual con países como México que tiene beneficios para estimular la producción local al igual que las bondades que en medio de las dificultades brinda Argentina.

 

“Tenemos que entender que estamos en un entorno competitivo lo que obliga a hacer de todo, por un lado hay que cuidar la imagen país y en ese sentido Colombia hoy sigue siendo una nación reconocida dentro de la región por su estabilidad política y económica, un valor que debe cuidarse mucho”, expuso Ferrari.

 

En su charla razonó que es necesario reducir los diferenciales fiscales que hacen a Colombia menos competitiva. Insistió que siguen siendo varios los factores por corregir porque es necesario reducir la burocracia, facilitar los procesos para hacerlos más simples y así poder hacer empresa, innovar y poder invertir. Agregó que aún persiste un gran reto con la infraestructura y la logística porque debe haber una acción contundente en ese frente para que no sea tan demorado y costoso llevar un producto de Bogotá a Puerto o de puerto a Bogotá porque ese traslado cuesta más que traer materiales de China.

Colombia, dijo Claudio Ferrari, demanda más acercamiento del estado con las empresas porque son generadoras de empleo, un ítem vital en la estructura social del país. Allí, subrayó, las empresas son definitivas en esa construcción nación y equidad, razón por la cual no es aconsejable ir en contra del empresariado ya que se requieren unos equilibrios para poder garantizar sostenibilidad.

A criterio del directivo, con el gobierno hay que conversar, reconociendo que el actual no ha sido bastante abierto en ese sentido, obviamente, detalló, que el desafío es que esas cosas terminen pasando porque un sector empresarial escuchado por el ejecutivo, tiene futuro y permite crecer mejorando todos los indicadores incluidos los sociales. Megalabs, expresó, tiene un Pacto por el Crecimiento del sector porque entiende la importancia estratégica en la generación de puestos de trabajo que la industria fomenta, pero igual en las opciones de exportación.

 

“Estamos luchando por crear una política industrial farmacéutica lo cual está muy bien sobre el papel y el escritorio, pero hay que hacer todo lo posible porque ésta no sea un intangible, una idea o buena voluntad, sino toda una realidad visible, contundente y útil”, aseveró.

 

Sobre la evolución económica de Colombia y América Latina medida en dólares, el vocero industrial expuso algunas reservas porque los analistas proyectan un crecimiento plano, muy cercano a cero, aclarando que hay variabilidad en los países puesto que hay unos más estancados que otros. Obviamente, añadió, la tasa de cambio juega un papel importante, pero igual estimó que los ejercicios financieros dependerán de la estructura que tenga cada compañía para el caso del sector privado.

Luego de ese análisis, Megalabs consideró que la diversificación en portafolio brinda cierta posibilidad de asumir riesgos de mejor forma, obviamente teniendo en cuenta la coyuntura que tiene algunas líneas de la compañía muy impactadas y otras que tuvieron un crecimiento fuera de lo normal un fenómeno que lleva al equilibrio de alguna manera.

 

Después de la pandemia, un mundo más digital

 

Según declaraciones del Gerente General de Megalabs, la Covid-19 llegó para dar lecciones a un costo muy alto, pero lo importante de la situación es que el ser humano haya aprendido de toda la calamidad para que haga sus correctivos, mejore su compromiso con el medio ambiente, logre reconciliarse con la naturaleza, retome valores y piense que la especie está en riesgo.

 

“Dicen que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos veces con la misma piedra, lo que ratifica que la humanidad es la única especie que recae reiteradamente en los mismos errores. Muchas veces la memoria dura poco y por eso de todo esto tenemos que sacar aprendizajes, por su puesto, dentro de ese proceso debemos entender cuáles son otras vías de trabajo y crecimiento porque esto nos ha mostrado que un camino es la virtualidad, el trabajo digital y la mejoría de la productividad gracias a la tecnología en vista que es un elemento para tener en cuenta en el inmediato futuro. Yo no creo en los blancos y negros, en los extremos o en esa teoría que dice que el mundo será absolutamente otro, pero estoy convencido que la pandemia si acelerará muchos procesos y que nosotros tenemos que aprovechar lo aprendido. En la medida en que saquemos ventaja de las herramientas tecnológicas combinando todo con una agenda física y de relaciones, será plausible tener un equilibrio mejor que el de antes”, determinó Ferrari.

 

Al hacer sus proyecciones para 2021 expresó toda su confianza porque el nuevo año sea el del retorno a la normalidad, no dejando de lado que estará acompañado por muchas incertidumbres porque la pandemia sigue presente haciendo de las suyas en Europa y Estados Unidos, poniendo de presente que el riesgo sigue latente y que cualquier cosa puede pasar.

Aseguró que la segunda ola de pandemia puede ser muy fuerte en la medida en que la economía se vaya abriendo, en la pérdida del miedo y en el aburrimiento por el cuidado, el confinamiento y las restricciones. Esos factores, concibió, puede llevar para atrás, haciendo que el entorno esté cargado de incertidumbre de cara al 2021.

 

El mundo se ilusiona con la farmacia, pero la vacuna no será la panacea

 

En opinión del Gerente General de Megalabs, Claudio Ferrari, el mundo tiene la vacuna como su gran esperanza, pero fue tajante al precisar que si bien llegará como un paliativo, no será algo que le solucione la vida a la especie humana de manera inmediata por lo que el nuevo año seguirá siendo de grandes desafíos.

La vacuna, que tiene que ser efectiva y confiable demandará tiempo y por ello el versado anotó que lo mejor es que la ciencia siga haciendo su trabajo, sin ningún tipo de presión y totalmente concentrada en los objetivos. Recomendó darle un trato profesional a un tema médico y así salir del amarillismo como también del impacto que generalmente logran las redes sociales.

Sobre la vacuna se han generado cosas muy raras, porque por un lado hay un gran movimiento anti-vacuna, pero, por el otro hay muchísima gente haciéndole caso a cuestiones que brotan de las redes sociales como la ingesta de hidroxicloroquina, azitromicina, n-acetilcisteína, o moléculas que por algún lado sugieran que son eficaces para atacar el Covid-19 sin que haya una demostración científica clara.

 

“Lo importante es creer en los científicos, confiar en nuestros médicos y en todos los que trabajan por llevar soluciones pues las labores investigativas se adelantan a toda velocidad, hay nuevos caminos para acelerar los procesos de exploración y la búsqueda de una solución efectiva. Hay que destacar la colaboración pública y privada que ha resultado mayor que nunca, pero igual la cooperación entre laboratorios y la industria. La verdad que estamos ad portas de tener una posible vacuna que por los datos podría tener una eficacia bastante buena con una velocidad nunca antes vista, pero hay que esperar que la evalúen y la validen otros científicos así como la agencias regulatorias porque desde luego se trata de un equilibrio beneficio-riesgo y por eso es urgente asegurarse que la inoculación sea eficaz, pero también segura”, declaró Claudio Ferrari.

 

La situación en su análisis, seguirá con muchos acertijos porque con el cierre de empresas y el creciente desempleo, no habrá aportes fiscales, brillará por su ausencia la demanda y se avizora un hueco fiscal de inmensas proporciones. Justo por eso, nacen otros interrogantes porque hay expectativa por las medidas que tome el gobierno reiterando que hay menos masa empresarial por la banca rota generada por la Covid-19, más personas sin ingreso y una situación que no permite, ni tibiamente, pensar en nuevas cargas impositivas porque no hay como pagarlas, muestra de ello es la caída del consumo de productos de necesidad primaria.

Así, en medio del rompecabezas que resulta la situación, Megalabs le apuesta a un año más tranquilo, con menos restricciones, eso sí, pidiéndoles a los colombianos que no hagan caso omiso de las recomendaciones para evitar que la enfermedad siga propagándose.

 

El cáncer de piel se puede bloquear

 

Una solución a la mano para evitar el cáncer de piel está en Megalabs por cuanto la empresa produce bloqueadores solares de comprobada calidad que deben usarse, no solo en playa o en la piscina sino en todo tipo de escenario o clima porque los rayos solares son agresivos en cualquier piso térmico.

El cáncer de piel, según la firma, es el más frecuente en Colombia y en muchos otros países porque muestra la mayor tasa de crecimiento, un problema que está directamente relacionado con la exposición solar, no exclusivamente en las vacaciones sino en el día a día. Colombia, dijo el experto, cuenta con llanuras, sabanas, valles y costas de altas temperaturas, pero igual alturas considerables como sucede en los andes, en la Sierra Nevada de Santa Marta o en la Serranía del Perijá.
Apuntó que por cada metro el ascenso, mayor es la fuerza de la radiación, un factor que obliga a las personas a cuidarse porque aparte del cáncer hay problemas paralelos como las manchas, las arrugas y otro tipo de deformación epidérmica.

La protección solar, insistió el Gerente General de Megalabs, garantiza salud en la piel, pero por encima de todo, calidad de vida y protección, inclusive de la radiación artificial, otro riesgo del día a día por efectos de las pantallas encendidas.

 

“La luz natural, igual la azul y esa que sale de las pantallas, también afectan nuestra piel porque tiene mayor penetración causando igual manchas, envejecimiento cutáneo y otros inconvenientes, luego hay que usar protector en todas las facetas y buscar asesoría médica profesional, en esencia de un dermatólogo. Con Umbrella las personas tienen una respuesta muy buena y una adecuada protección recomendada y reconocida por la dermatología”, expuso.

Visto 1478 veces