Domingo, 05 Julio 2015 09:12

Carencia en políticas de higiene, el gran vector de las infecciones

Por

Los infectólogos consideran que la clave para bajar los altos costos de estas enfermedades está en la prevención, pero también señalan al estado como gran responsable de muchos casos por la precarización de las políticas de higiene.

 

Las enfermedades infectocontagiosas en Colombia le cuestan al estado billones de pesos porque se habla de cifras astronómicas en tratamientos y medicamentos. Patologías como el Dengue, el SIDA, la sífilis, la Tuberculosis, la diarrea (Rotavirus), la malaria, Chikunguña, las de origen zoonotico y otras cuestan mucho dinero, pero el problema podría morigerarse si se retoman las políticas de higiene que fueron tan efectivas hace más de 15 años.

Según la Asociación Colombiana de Infectología, ACIN, la tuberculosis mata a más de dos millones de personas en el mundo, pues en promedio 2.000 millones de seres humanos están en contacto con esta enfermedad.

Para el caso del Dengue, el 2010 fue histórico para Colombia porque en ese año fueron reportados 146.354 casos y 5.420 asuntos de Dengue Grave. En ese año fueron registradas 208 muertes lo cual arrojó una tasa de letalidad del 2,06 por ciento.

Continuando con el tema del Dengue en 2010, las autoridades sanitarias precisaban que esta enfermedad era no solo delicada sino costosa porque atender un paciente costaba alrededor de 504 dólares. En ese año Colombia pagó 81 millones de dólares por el famoso Dengue, enfermedad que fue inclusive motivo de inspiración musical en la costa norte colombiana.

Cabe precisar que en asuntos de Arbovirosis, el Dengue es la enfermedad de mayor morbilidad, mortalidad y afectación económica en las regiones tropicales y subtropicales por cuanto se reportan 50 millones de casos con 500.000 casos graves.

Según los expertos, para el capítulo de las américas, la enfermedad aumentó, precisamente por falencias en las políticas de salud pública. En los últimos 25 años aumentaron los casos de Dengue en los países andinos siendo Colombia y Venezuela los de mayor aporte a las estadísticas.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística. DANE, en materia de enfermedades infectocontagiosas las intestinales aparecen en primer lugar, le siguen las transmitidas por rabia y vectores, prevenibles por vacunación, meningitis, septicemia, enfermedades de transmisión sexual, VIH, infecciones respiratorias agudas y otras enfermedades infecciosas y parasitarias.

El ministerio de Salud precisa que al revisar los tratamientos realizados, en promedio 310.515 personas tienen problemas de afección pulmonar, 13.234 de SIDA y 76.885 de tuberculosis.

El estudio de mortalidad de la entidad revela que en la mayoría de las etapas de la vida de los colombianos las enfermedades infecciosas y parasitarias fueron la causa del deceso y luego aparecen las de tipo respiratorio como causantes de la muerte en personas entre los 50 y los 54 años y en todas las etapas hasta los 80 años o más.

El estudio dice que el deterioro de los indicadores de salud se da desde el momento en que se implementó el modelo de competencia regulada.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el presidente del Congreso Nacional de Infectología, Pío López, aseguró que el país está viviendo desde el punto de vista académico un buen momento y destacó el hecho de contar con un personal médico entrenado en enfermedades infecciosas tanto en el área de adultos como en el área de niños. Dijo que en ese frente de la medicina, hay más profesionales y con mucha más formación.

“Uno de los puntos importantes es que ya tenemos la especialización en el país, hasta hace poco tiempo todas las personas querían entrenarse en enfermedades infecciosas, ya fuera de niños o de adultos tenían que salir de Colombia, en este momento ya existe la especialización tanto para niños como para adultos en Colombia y eso es una bendición porque nos facilita muchas cosas, desde el punto de vista económico, desde el punto de vista familiar y desde el punto de vista epidemiológico porque comenzamos a manejar y a aprender la epidemiología y todo lo de las enfermedades a las cuales nos vamos a enfrentar”, declaró el señor López.

Agregó que la epidemiología y la infectología pasan por un buen momento desde el punto de vista de investigación porque cada vez hay mayor exigencia y más vigilancia epidemiológica de las enfermedades infecciosas en los diferentes focos en el país.

Las enfermedades más comunes en Colombia

López explicó que el trópico es proclive a varias enfermedades de contagio y anotó que por eso siguen haciendo presencia con mucha fuerza enfermedades como la Malaria, el Dengue y ahora el chikunguña. Expuso que son muy comunes en nuestro medio las enfermedades respiratorias en el área pediátrica. “Definitivamente las enfermedades respiratorias y las enfermedades gastrointestinales están viniendo con un periodo de control cada vez mejor por todo el tema de vacunación que tenemos en el país y que dicho sea de paso es uno de los mejores esquemas de América Latina y eso nos garantiza que muchas enfermedades de carácter inmunológico están siendo controladas”.

Aclaró que en medio de todos los esfuerzos y avances, el país sigue teniendo enfermedades que se salen de control como por ejemplo la malaria y el dengue sin contar con los agudos problemas de desnutrición porque ésta es un arma eficaz de los agentes patógenos porque facilita que todas las enfermedades infecciosas ataquen a los niños o a las personas desnutridas.

Contagio por irresponsabilidad sexual

El médico, Pío López, declaró que el gobierno sigue insistiendo en campañas educativas para prevenir las enfermedades de transmisión sexual como la sífilis, el gonococo y el VIH, pero reconoció que si bien tienden a controlarse, el proceso se hace difícil, entre otras cosas porque es un asunto que implica muchísima educación.

“Queremos que las personas entiendan que el uso del preservativo quizás es el mejor mecanismo que existe para minimizar las enfermedades de transmisión sexual, pero en el caso de la transmisión materno fetal del VIH si hemos encontrado que hay un control muy especial porque es una estrategia de nivel mundial que fue muy bien aplicada en Colombia para evitar la transmisión materno fetal, y en eso podemos decir que lo estamos haciendo muy bien”, indicó López.

Sobre el valor de las enfermedades infecciosas en el presupuesto de salud, el galeno dijo que los cálculos en ese sentido no son fáciles, pero enfatizó que ese tipo de enfermedades le cuesta demasiado dinero al gobierno.

“Las enfermedades infecciosas, llámese respiratorias, gastrointestinales, cutáneas, de vectores y de transmisión sexual valen muchísimo dinero, por eso tenemos que trabajar y defender la vacunación. Muchas de las enfermedades mencionadas se pueden controlar por medio de las vacunas y como le decía al principio, Colombia tiene un esquema de vacunación que es líder en América Latina, no en vano tenemos una cobertura bastante interesante, sin embargo nuestro país tiene muchas dificultades en el tema de seguridad en muchas regiones y eso no permite que la vacunación de grandes capitales sea la misma en áreas muy alejadas pero hay que seguir trabajando”, expresó.

Enfermedades y condición social

Para Pío López, la falta de educación va de la mano con muchos aspectos y entre ellos están los problemas económicos porque obliga a las personas a estar en hacinamientos y éste es un favorecedor único para la transmisión de enfermedades infectocontagiosas. Reiteró que la desnutrición es un campo abonado para que estas enfermedades florezcan con toda su magnitud, de tal manera que los problemas sociales en general son un terreno muy fácil para el progreso de las enfermedades infecciosas y de alto contagio.

“Obviamente la educación es fundamental para prevenir y ahí entran a jugar muchísimos factores, el gobierno, las entidades educativas, los entes territoriales y el mismo sector privado para que la gente tenga conciencia de que a los chicos hay que vacunarlos, que tienen que lavarse las manos, que es necesario hervir el agua y que hay que preparar los alimentos en las mejores condiciones de aseo”, apuntó el facultativo.

Sobre el tema de una buena salud sobre la base de la educación, López manifestó que la educación comienza en casa porque el niño copia los hábitos de los padres. Sobre el trabajo del gobierno en temas de salud y prevención consideró que lo está haciendo bien, pero dijo que debe hacerlo mejor. “Todos tenemos que trabajar en pro de tener un éxito y ese éxito es contar con unos niños sanos, que puedan ser unos adultos sanos, productivos y beneficiosos para la sociedad”.

En su opinión a mayor pobreza habrá mayor desnutrición y con esa condición habrá mayor facilidad para que ingresen enfermedades infectocontagiosas en los seres humanos.

Carencia en políticas de higiene y cambio climático

Al igual que otros expertos en el tema médico y de patologías, López indicó que lamentablemente con el adelgazamiento o el casi final de las políticas de higiene se vinieron mayores enfermedades por menor prevención.

“Estoy de acuerdo, un país que quiera tener un control de las enfermedades infectocontagiosas tiene que tener programas establecidos de estricto cumplimiento por cuenta de todos los actores”, manifestó.

Enunció que el cambio climático está afectando mucho el tema de salud así como también el descuido del hombre en los temas ecológicos.

El profesional criticó duramente al personal médico, paramédico y a la misma auto-formulación que hay en Colombia porque se formula con mucha alegría cualquier tipo de antibióticos, situación que va a deteriorar la ecología del país y favorecerá la presencia de gérmenes que cada vez son más resistentes.

Consideró que estos son rompecabezas donde existen muchas fichas que tienen que acoplarse en una forma muy íntima para lograr un bien común.

“Los que trabajamos con enfermedades infecciosas cada vez vemos en nuestras unidades de cuidados intensivos niños o personas con unas enfermedades de agentes multiresistentes, pero la culpa es de nosotros mismos, somos los mismos médicos los que damos antibióticos de amplio espectro para todo lo que se nos meta en el camino. Pensamos que cualquier cuadro febril necesita antibiótico creyendo que con eso vamos a mejorar más tempranamente a nuestro paciente y lo que estamos haciendo es un gran daño porque los bichos son mucho más inteligentes que nosotros, y estos están armándose de una gran cantidad de corazas para crear resistencia”, explicó.

Dijo que la comunidad médica está pidiendo que los antibióticos actuales sirvan, pero indicó que para completar el asunto, la investigación se está quedando atrás, porque se ha olvidado que hay presencia de nuevos gérmenes los cuales tienen mayor resistencia.

Ya hay mutaciones y nuevas plagas

Todo parece indicar que los insectos, los microorganismos y otras especies de vectores están acomodándose al cambio climático y a las nuevas condiciones de vida. En ese sentido se crean por parte de estos nuevos aguantes y mecanismos de defensa que hacen más complicada la lucha contra las enfermedades.

Un ejemplo claro, afirmó López, es el chikunguña que en este momento es la enfermedad de moda. “Este es un prototipo de la mutación, este virus muto y permitió que un mosquito que era el transmisor oficial le permitiera a otro mosquito propagar el contagio a través de la migración porque la enfermedad viene de África. El Chikunguña ya está en las Américas y se hizo una enfermedad compleja. Indiscutiblemente los virus mutan y se hacen cada vez más difíciles de controlar”.

Con los nuevos escenarios, la ciencia debe avanzar con el fin de ganarle la partida a las enfermedades y a los vectores que las transmiten porque lo que se aprendió en la universidad se quedó corto con el presente y por ello los médicos comparten el criterio de que hay que seguir estudiando e investigando para tener las armas del mañana. Por fortuna la investigación es del día a día y ello alivia la preocupación porque se trabaja duro y sin bajar la guardia.

El Congreso Nacional de infectología se llevará a cabo en Bogotá entre el 12 y el 15 de agosto en el Hotel Tequendama y reunirá a los más importantes investigadores de Colombia, América Latina y Europa para abordar los temas sobre enfermedades infecciosas en niños y en adultos.

Visto 827 veces