Miércoles, 25 Noviembre 2015 11:59

Perspectivas 2016 de la Industria Petrolera en Colombia

Por

Pese a la coyuntura de precios del petróleo y a la incertidumbre con las reservas, el país empezó a hacer una tarea juiciosa para enderezar el camino e incentivar la industria.

Por: Juan Carlos Rodríguez Esparza, 

Director Ejecutivo de Acipet

Analizando la nueva realidad de los precios internacionales del petróleo que se mantienen dentro de la franja de los 40 USD$/Bbl y los 50 USD$/Bbl, los países al igual que las compañías del sector se están ajustando y preparando para afrontar los retos y oportunidades que se presentarán en los próximos años.

Colombia ha reaccionado rápidamente a este efecto a través del Ministerio de Minas y Energía y de la mano de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, ANH, para encauzar el país a ser competitivo en el sector, dado este nuevo escenario de precios, implementando los acuerdos 2, 3 y 4 más los resultados del estudio “Mejorando la Competitividad del Sector de Hidrocarburos”, que focaliza cuatro estrategias a desarrollar así:

Mejorar la Prospectividad, destacando el levantamiento de la información a través de sísmica multicliente.

Fortalecer la ANH, generando estrategias de salida al mercado, asignando permanente áreas en forma directa pero competitivamente al mejor postor.

Proyectos económicamente más atractivos, buscando liberar actividades de programas mínimos y el ajuste en el government take.

Tiempos y procesos eficientes, creando líneas base ambiental unificada, definiendo tiempos máximos de licenciamiento ambiental, estandarizando, codificando y optimizando procesos al entorno social.

Sin embargo, se requiere una mayor participación del gobierno para complementar estas iniciativas, buscando flexibilizar la política petrolera y fiscal del país para hacer más atractiva la inversión en el sector.

Retomando el camino de la competitividad para ser sostenibles en el tiempo con una producción mayor al millón de barriles, es el reto y la oportunidad que tenemos para reactivar la industria en 2016, mejorar el empleo en el sector e incorporar las reservas necesarias para el desarrollo.

El reto más importante que tenemos en el sector de hidrocarburos en Colombia para 2016 es reactivar la inversión exploratoria, tanto en sísmica como en la perforación de pozos exitosos, siendo eficientes en los costos para así alejarnos del fantasma de la pérdida de la autosuficiencia. Si no exploramos, no tendremos producción en un lapso de 4 a 5 años cuando entraría la primera producción de ser comerciales los pozos descubridores o llamados A3, lo que indica que al ritmo de producción actual de un millón de bopd, y si no reponemos nuestra reserva, tendríamos que importar nuevamente crudo en aproximadamente 6 años, como ya lo hicimos en el período de 1976 a 1986 cuando perdimos nuestra autosuficiencia y lo más grave, el país se vio abocado a tener que importar hidrocarburos al más alto precio del mercado por la crisis geopolítica ocasionada por el embargo árabe y la guerra de Irán-Irak. Gracias al sector cafetero logramos apalancar esta crisis minimizando el impacto económico para las finanzas del país.

Los proyectos económicamente viables que ayuden a mejorar el factor de recobro actual del 18%, cobran vigencia con desarrollos tecnológicos e innovación, solo así podemos incrementar esta reserva minimizando el riesgo.

Los proyectos de offshore, deben seguir materializándose para buscar ser comerciales y mitigar en gran medida este impacto en reservas, pero esto debe ocurrir en el largo plazo ya que su producción entrará tan solo a partir del año 2025. En ese orden de ideas el país debe seguir trabajando en la prospección de los proyectos con yacimientos no convencionales los cuales podrían mostrar resultados en el mediano plazo y aportar producción dentro de 4 o 6 años en la eventualidad que estos fueran económicamente viables. El reto es ahora crear las condiciones para estimular los proyectos onshore y ahí es justo en donde se debe fijar la atención, en lo fundamental que es la competitividad para atraer a los inversionistas.

En 2016 esperamos que se consolide y se firme el acuerdo de paz que todos los colombianos deseamos entre el Gobierno y las FACR-EP, y se comience a implementar el mal llamado posconflicto, ya que para no seguir hablando de guerra debería llamarse posacuerdo de paz.

La industria se debe preparar para esta nueva realidad política del país, ya que muchas zonas donde se encuentra el hidrocarburo, han sido territorios donde ha prevalecido la violencia y ahora se tendrá que convivir con una insurgencia que hará parte de este nuevo contexto social legal.

Igualmente la academia jugará un papel importante dado que se hará necesario capacitar a esta nueva población que querrá entrar a participar en los proyectos del sector de hidrocarburos, para así minimizar los riegos operacionales y las fatalidades.

La Asociación Colombiana de Ingenieros de Petróleos, Acipet, seguirá representando los intereses de nuestros ingenieros de petróleos y apoyará al sector de hidrocarburos, como Cuerpo Técnico Consultivo del Gobierno Nacional en esta nueva era de pos acuerdos, en todos los procesos y proyectos de asesoría y capacitación, desarrollando el programa académico “Iniciativa para la Responsabilidad Individual Social Sectorial, IRISS”, con el cual se concientiza a los funcionarios de las compañías sobre el rol y compromiso con su propia empresa y con la sociedad.

Con este tipo de programas contribuimos significativamente con un mejor futuro para el país, mediante un manejo social responsable y con enfoque de participación individual, cumpliendo con las políticas empresariales.

Visto 2282 veces