Lunes, 20 Abril 2020 17:20

Estamos Crudos

Por

Lo que pasa es que aquí hay una realidad, y esa realidad es la transición del petróleo al gas.

Julián Ramírez.
Politólogo Universidad Sergio Arboleda.

Mucho hemos especulado acerca de la economía y el manejo político de los líderes en el mundo, cada quien tiene una fórmula mágica como en el fútbol o en los toros: somos buenísimos criticando desde la barrera.

Yo quisiera dedicar estas líneas a lo que pasa desde diferentes barreras, y lo que pasa es que aquí hay varias realidades del mercado del Petróleo que se están haciendo evidentes, y han sido más drásticas por este choque en la demanda que ha creado el Coronavirus.

¿Entonces qué estamos viendo? Estamos viendo cosas que nunca habían sucedido en la industria del petróleo; estamos viendo que los márgenes de las refinerías están en problemas. Usualmente, cuando uno tiene una cadena del precio del crudo, las refinerías se concentran en distribuir crudos destilados más complejos porque tienen más margen, y pues el crudo pesado al estar barato les daría más rentabilidad a ellas, eso se conoce como crack, en general.

Entonces, usualmente, en el 2014 pasó eso: le fue mal a las empresas que extraían el petróleo, pero a las refinerías no les fue tan mal.

Ahora qué estamos viendo: que el Precio del Petróleo está en “diferentes” precios del petróleo, es decir, para quienes no sabían, el petróleo no tiene un sólo precio, el petróleo tiene más de 100 precios distintos, de los cuales dependen la calidad, el tiempo por el cual uno lo esté contratando, etc. Y cuando uno habla de contratos de Petróleo, hay una cantidad enorme de tipos de contratos de petróleo diferentes.

Hay una parte de esa curva de petróleo, que está en este instante tradeando en niveles negativos: ahora, ¿por qué está pasando eso? ¿Cómo puede uno imaginarse un precio negativo en petróleo?, pues resulta que hay una necesidad de liberar unos inventarios, porque tener almacenado ese petróleo cuesta. O bien, las refinerías tienen unas facilidades para guardar ese material, o lo guardan en Buques, donde en este instante todos están eligiendo qué quieren guardar o qué quieren transportar.

Entonces pasa que hay unos inventarios gigantescos que están viendo incentivos para salir de ellos a como dé lugar. Por eso es realmente que estamos viendo esa presión tan fuerte en el precio del Crudo. ¿Pero qué vemos realmente? exceso de oferta de Estados Unidos, más el exceso de inventarios porque no hay demanda, porque el Coronavirus paralizó la demanda en un 30%, y los dueños de esos Buques tienen que decidir si siguen pagando eso, o lo liberan.

Esa presión es la que puede hacer pensar a los analistas a que el crudo llegue a niveles de los 15 dólares, el cual es un escenario muy nocivo para las economías Latinoamericanas.

Y me han preguntado, -bueno sí, ¿pero qué puede detener esa caída en el precio del Petróleo?, y la respuesta es ¡una Guerra! ¡Una confrontación geopolítica! Es decir, en este instante como está el entorno macro, es eso, porque tener un acuerdo donde Trump tenga la capacidad (porque él dijo que iba a ser parte activa en esta confrontación de los precios) y lo que estamos viendo es distinto.

Lo que pasa es que aquí hay una realidad, y esa realidad es la transición del petróleo al gas.

Y ¿cuál es mi evidencia para decir eso? Es analizar cómo China está cambiando la mezcla de energía, por ejemplo: para China en este instante es mucho más relevante el Gas, porque la cantidad de contaminación que existía por carbón y crudo, ya en China estaba haciendo mucho daño. China ha venido haciendo esa migración hace 4 años, y tienen contratos con Qatar por 20 años de gas licuado. Y hace poco fue operativa una Pipeline que viene desde Siberia y conecta a China. Es decir, China se está preparando para el Gas, para demandar Gas, y a Rusia eso le conviene enormemente.

Rusia es un país muy rico en gas, los países más ricos en Gas son Estados Unidos... Rusia y Qatar. Ahora, ¿quién no tiene gas o no tiene suficiente gas en esa región? -Es Arabia Saudita.

Entonces, a Arabia Saudita la vemos en una posición bien comprometedora, y esa es una de las razones por las cuales los rusos decidieron no hacer una coalición con Arabia Saudita para mantener los precios del petróleo arriba, porque ellos saben que el juego final aquí se llama Gas. El juego final aquí es quién pueda ofrecerle los canales de distribución a China, y los rusos los tienen. Por eso es que estamos viendo que están cambiando los incentivos en Venezuela, porque la estabilidad del régimen de Maduro dependía del respaldo militar de los rusos, y de alguna manera de Rosneft, y de los chinos en el fondo. Por eso hay que ver que ese interés que podía tener Rusia en Venezuela está cambiando bastante.

En ese juego de la energía hay ganadores claves: Estados Unidos tiene reservas de Gas suficientes; Rusia tiene reservas de gas suficientes; Irán tiene reservas de Gas, pero no está en el juego porque está bloqueada económicamente; y Qatar tiene reservas de Gas muy grandes.

Entonces ¿quién está en problemas? -Arabia Saudita. Y ¿quiénes están en problemas con esa confrontación geopolítica? -Pues nosotros: particularmente México, Brasil y Colombia, en donde los demás precios de los Commodities se ven afectados, y lo hemos visto en el estrés de las monedas, y porque nuestro modelo económico es extremendamente dependiente del crudo.

Y con esta nueva realidad, de la cual no podemos controlar tan fácilmente: si le seguimos haciendo caso a los lobbies anti-fracking –quienes muy seguramente tienen el monopolio del gas a nivel mundial-, y si no cambiamos nuestro modelo de negocio, pues el impacto fiscal va a ser muy fuerte.

Visto 1596 veces