Domingo, 22 Mayo 2016 08:28

Economía despegará en 2017, pero solo si se hace la tarea fiscal: ANDI

Por

Los resultados del primer trimestre dejan un buen sabor, pero hay mayor optimismo por el repunte de año.

Los industriales colombianos expresaron su beneplácito por el comportamiento de la demanda interna la cual deja ver dinamismo empresarial y una caída importante en el nivel de inventario, asunto que permite pensar en un devenir todavía más tranquilo amén de los pronósticos y profecías.

En diálogo con Diariolaeconomia.com, el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, Bruce Mac Master, aseguró que con todos los impactos que pudo traer la devaluación del peso y con el panorama complejo en el frente fiscal, hay variables que dejan un sentimiento de tranquilidad porque el mercado interno responde al igual que algunas exportaciones.

Dijo que en la industria se observó con calma y optimismo el último dato del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, el cual dice que en el primer trimestre del año la industria creció en 5.7 por ciento, pero aclaró que al interior del empresariado la encuesta muestra que el crecimiento es del 6.1 por ciento.

“Nosotros tenemos una diferencia en el sentido en que albergamos menos compañías medianas y pequeñas y eso nos genera una distorsión, es decir, por lo que tenemos un crecimiento que es bueno, un crecimiento que supera con creces lo que mucha gente había dicho pero que tiene efectivamente un efecto importante que es el de la refinería y el de la coquización”, explico el señor Bruce Mac Master.

Aclaró que al analizar el efecto empresarial sin la refinería, el impacto sería del 3,2 por ciento el cual se ve como un valor, por cierto, superior incluso a lo que tuvo la industria el año pasado y también superior al dato de 2014.

Agregó que infortunadamente las industrias tuvieron un mes de marzo muy afectado por la semana santa, en dónde además de todo se hizo el gran llamado al ahorro de energía, clamor que tuvo eco en las empresas que en efecto apagaron algunas plantas. Cabe precisar que ciertos centros comerciales operaron a media marcha y de manera adicional la gente salió de vacaciones. A lo anterior se sumó el lunes festivo del 21 de marzo con lo cual los días efectivos, trabajables, laborales fueron 1.5 días de diez días, escenario que afectó el ejercicio por menor productividad como suele ocurrir con cada Semana Santa independiente de que llegue en Marzo o abril.

“Estimamos que el mes de abril va a ser mejor y esperemos que el resto del año se mantenga más o menos en esa tendencia”, comentó el presidente de la ANDI.

Tasa de cambio es un irremediable efecto de mercado

Sobre la devaluación que volvió a acentuarse en los últimos días quizás como consecuencia de los actuales rumores que vienen de la Reserva Federal y que dan cuenta de que podría haber un ajuste en la tasa de interés, el dirigente gremial reconoció que la tasa de cambio es el resultado de la oferta y la demanda.

Indicó que Colombia estuvo por muchos años con una sobreoferta de dólares que obedeció a la monetización de las exportaciones que la nación hizo por las ventas de petróleo, carbón y otros minerales como ferroníquel y oro. Esa expansión de divisa, afirmó, mantuvo la tasa de cambio muy abajo.

“Esto se ha venido limitando por las razones que todos conocemos, lo que en este momento tiene un mercado significativamente más apretado en términos de la oferta de la divisa; nosotros hemos estimado que la tasa de cambio debería mantenerse cerca de tres mil a tres mil cien pesos, pues el nivel actual corresponde verdaderamente como un promedio positivo porque recuerden ustedes que además tenemos un petróleo que está cerca de 48 dólares lo que significa que no es que el precio este tan malo en este instante, pero es el precio techo al cual se podría limitar la producción del gas shale que es el que ustedes saben, va a aumentar la oferta significativamente”, apuntó.

Preocupa contexto mundial e interno fiscal

En opinión de la ANDI, la coyuntura económica mundial ha generado una gran cantidad de limitaciones tal y como se observa con la demanda nacional e internacional.

Otra situación importante y delicada de Colombia, expuso, se da en términos fiscales porque ahora más que nunca según razonó Bruce Mac Master, el país productivo debe cuidar la reforma tributaria que se va a tramitar durante el segundo semestre del año.

“La verdad es que ha sido un 2016 de cautela, a pesar de eso cuando uno mira las cifras de inversión, este indicador ha sido bueno, los consumidores por su parte no se muestran tan optimistas, de manera que es una vigencia en la que yo diría que tenemos que navegar con mesura para ver si logramos verdaderamente despegar al siguiente año, es decir en 2017”, expresó Mac Master.

Sobre la posibilidad de elevar el Impuesto al Valor Agregado, IVA, al 19 por ciento, el presidente de la ANDI consideró que este ajuste que viene implícito con el proyecto de reforma tributaria tendrá sin duda algún efecto sobre la demanda interna de bienes y servicios. Se mostró de acuerdo con el gobierno y su reforma al estatuto tributario toda vez que a criterio del empresariado, el estado necesita con urgencia esos recursos adicionales.

Anotó que actualmente el recaudo estimado y que se necesita de manera adicional es de 16 y 18 billones de pesos que efectivamente se requieren para darle viabilidad a varios proyectos del ejecutivo y que tienen que ver con desarrollo y paz.

“La reducción de ingresos derivados del petróleo y de la actividad minera fue cerca de 23 billones de pesos para el estado, no solamente por los impuestos sino por las utilidades de Ecopetrol, de manera que esos recursos se requieren y además tenemos, al mismo tiempo, que financiar el pos-conflicto, es decir que esos recursos que se están requiriendo hoy en día, no son un capricho”, señaló.

La Asociación es clara en decir que apoya la reforma tributaria, pero siempre y cuando no afecte el desempeño o la dinámica empresarial porque la idea es que haya una contribución al fisco desde el sector real, pero sin fomentar mayores impactos en la competitividad y en la eficiente labor de las mismas factorías.

Al referirse al estado de los inventarios de la industria, Bruce Mac Master anotó que los inventarios están más o menos en los promedios que había tenido históricamente el sector empresarial tal y como lo constata la Encuesta de Opinión Industrial que de manera conjunta hace la ANDI con otros gremios de la producción.

La paz es necesaria, pero sin rifirrafe

El tema de la paz no es ajeno al sector industrial el cual lo consideró como esencial, razón por la cual manifestó su desacuerdo con los enfrentamientos verbales entre la Presidencia de la República con la Procuraduría en vista que polarizan un tema que es de interés nacional y que de lejos está por encima de los intereses particulares.

“Yo no soy amigo de las peleas ni de los chismes, así como no soy amigo de los hechos sin fundamento, yo creo que nos tenemos que concentrar todos en lo que es verdaderamente importante, tenemos que recuperar la calma, estar serenos, tenemos que pensar en los intereses superiores del país, yo soy amigo de que verdaderamente volvamos al debate, a los argumentos, es un poco lo que hacemos nosotros permanentemente en la ANDI, lo que hace el empresariado como ha sido demostrado, además con nuestras posiciones, por ejemplo, frente al proceso de paz”, concluyó Bruce Mac Master.

Postobón ve el futuro con optimismo

A su turno el presidente de Postobón, Miguel Escobar, indicó que la empresa va muy bien por cuanto los productos de la Organización Ardila Lule siguen consolidándose como líderes en el mercado.

En ese orden de ideas la firma de refrescos y jugos estima que concluirá el año con un crecimiento de dos dígitos lo cual se ve con muy buenos ojos si se tiene en cuenta la coyuntura nacional e internacional.

Cabe precisar que el consolidado de ventas de Postobón en 2015 fue más que bueno toda vez que en el ejercicio los ingresos alcanzaron los 2,7 billones de pesos.

El tema tributario en la mira

Escobar dijo que el tema tributario no se mira con indiferencia y confirmó que desde luego este es un asunto que está en la agenda de la empresa en el cual hay cercanía con el gobierno para entender cuáles van a ser finalmente las implicaciones de dicha trasformación impositiva.

Ante la posibilidad de llevar el IVA del 16 al 19 por ciento como lo sugieren los expertos tributarios, la empresa sostuvo que el ejecutivo tendrá sus razones para echar mano de un gravamen que resulta indispensable a la hora de cuadrar caja en el frente fiscal.

“Nosotros entendemos que el gobierno necesita recursos y en ese sentido estamos comprometidos a que el ejecutivo tenga garantizados sus patrimonios para la estabilidad del estado y el bienestar de la nación”, certificó.

El presidente de Postobón dijo que dentro de los retos para 2016 está básicamente seguir avanzando, creciendo, satisfaciendo las necesidades y los requerimientos de los consumidores porque el comprador moderno es muy exigente y en eso la empresa, dijo, está comprometida, trabajando en innovación y desarrollo de productos.

Es oportuno decir que Postobón lleva 111 años en el mercado durante los cuales la compañía ha innovando, ha crecido de manera sostenida y de manera juiciosa ha trabajado para consolidarse como la preferida del consumidor colombiano.
En materia social Postobón hace una enorme contribución por cuanto genera 15.000 empleos directos.

“Realmente no nos preocupa el tamaño dentro del mercado, lo que queremos es seguir contribuyendo y trayendo productos innovadores a los consumidores para que nos sigan prefiriendo”, puntualizó el señor Escobar.

Visto 782 veces