Sábado, 02 Mayo 2015 23:20

Persiste lucha contra dólar, lavado y enfermedad holandesa: Inexmoda

Por

Colombia es un país de talentos, de buenos diseñadores y de marcas de talla internacional. Las corporaciones y capitalistas miran hacia la esquina noroccidental de Suramérica porque ven enormes opciones en sus textileras.

Si bien los TLC y la competencia desleal que acarrea el contrabando, la triangulación y el lavado de dinero amenazan la industria textil y de confecciones que acopia ya muchos años, el país y sus empresarios le han metido empuje al sector para, no solo posicionarlo, sino para catapultarlo en el mercado internacional en donde sobran elogios y reconocimientos.

Gran responsable de este logro sectorial y de salir avante en semejante reto es el presidente ejecutivo del Instituto para la Exportación y la Moda, Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, quien con perrenque y tozudez le dio fuerza a un gremio que por un momento estuvo arrinconado, desprotegido y acosado por el ultimátum que le impuso en su momento el mercado y la informalidad.

Sobre el primer trimestre de 2015, Botero anotó que este fue interesante porque en el tema de comercio hubo una dinámica positiva, pero reveló que vendrá una caída de las ventas en el registro de abril.

“Vimos en este primer trimestre noticias importantes como lo que sucedió con Fabricato que después de muchos años reportó una utilidad operativa lo que se constituye en un mensaje muy importante por todo el ejercicio que viene haciendo esta compañía en optimizar y multiplicar sus negocios”, declaró el señor Botero.

En opinión de Botero es urgente seguir explorando el tema internacional porque Colombia por coyunturas como la revaluación y el tipo cambio en general así como por la concentración de políticas estatales en el tema minero y petrolero pusieron al país en una situación muy compleja y eso hace que en el mediano plazo se avance en el tema internacional y de incentivo a las exportaciones para lo cual las empresas han hecho adelantos importantes en frentes de productividad y competitividad. “Lo que si queda claro y como una gran enseñanza del pasado es que no podemos montar negocios de exportaciones basados en una tasa de cambio como la que tenemos hoy”.

Aclaró que la devaluación no es la panacea porque las empresas no tienen un efecto inmediato en su flujo de caja que les dé por decir algo un treinta por ciento entre otras cosas porque hoy hay una mezcla en donde las importaciones de materias primas también impacta el ejercicio económico de las factorías, lo mismo pasa con la revaluación pues con ese fenómeno tampoco se pueden duplicar las exportaciones.

Consideró que la base exportadora del país debe formarse y afianzarse con productos competitivos y de alto componente de valor agregado. “En ese sentido es donde debemos crecer las exportaciones y no por que tengamos una tasa de cambio favorable que mejore el ingreso de las empresas, la clave es competir con calidad, pero no contar con el tipo de cambio como la base de fomento de las exportaciones colombianas”.

Se tejen buenas perspectivas en ventas

El presidente de Inexmoda precisó que este año las ventas de textiles y confecciones pueden crecer entre un siete y un nueve por ciento en todo el tema de comercio teniendo en cuenta que el mercado interno sigue siendo muy interesante lo cual se reflejó en los tres primeros meses del año, pero está la expectativa de abril en donde caerá la dinámica de los negocios.

En 2014 el sector le vendió al mundo más de 800 millones de dólares, pero la balanza comercial fue deficitaria porque las importaciones sumaron más de 2.400 millones de dólares. Esa balanza comercial negativa fue de 1.600 millones de dólares. “Por fortuna el comercio interno mostró bondades y cerró el año anterior con ventas de 16 billones de pesos”.

Sobre las importaciones, Botero indicó que el continente asiático sigue siendo muy determinante y en materia de exportaciones el país sigue muy concentrado en el vecindario, en todo lo que es Ecuador, Perú, México y Estados Unidos porque a Venezuela se vende muy poco. Sostuvo que en países como México, Estados Unidos y Canadá hay oportunidades de negocios de productos con valor agregado, pero anotó que es perentorio explorar. Para este año las expectativas del sector podrían estar por el orden de los 17.1 billones de pesos en ventas si las estrategias y el arduo trabajo sectorial dan resultado.

Lavado, el tema difícil del sector

Inexmoda asegura que sin duda alguna el tema de lavado de dinero en el sector de las confecciones sigue siendo delicado y supremamente espinoso toda vez que este flagelo afecta el empleo, el desarrollo y sirve de alimento para los grupos ilegales porque a través del contrabando de textiles y confecciones hay lavado de activos lo cual debe llamar la atención de gobierno que si bien ha hecho un trabajo encomiable con la Policía Fiscal y Aduanera, POLFA, debe ajustar los mecanismos para cerrarle el paso a la ilegalidad y al blanqueo de dinero. “Ese asunto hay que erradicarlo”.

En los últimos días este frente policivo creado por el ejecutivo para golpear las mafias y el contrabando logró el primer fallo asociado a la mala utilización del Plan Vallejo por una empresa y eso invita, según consideración de Inexmoda, a seguir trabajando y a no bajar la guardia porque el lavado es un flagelo que afecta muchísimo a los empresarios legales del país.

Botero comentó que el peso económico del contrabando es bastante considerable porque representa nada más y nada menos que el 30 por ciento de lo que se comercializa en Colombia, lo que en dinero puede representar entre cuatro y seis billones de pesos, algo más del recaudo de una reforma tributaria. “Si el gobierno y las autoridades se concentrarán allí ganaríamos todos, pues se favorece el empresario, gana la gente porque hay más empleo y gana el gobierno porque recauda más impuestos. Esta debe ser una tarea titánica y en cadena, pero liderada por el gobierno nacional”.

A la fecha más de 250.000 personas trabajan en el sector de las confecciones y los textiles lo que representa un impacto social considerable y sensible porque a mayor ilegalidad menores opciones de trabajo hay.

Las empresas han experimentado diversos comportamientos en los últimos diez años porque muchas han cerrado sus puertas, otras se han transformado y no pocas han entendido los cambios y han hecho sus ajustes. “Aquí hemos visto de todo”.

La inversión ronda la moda

El crecimiento y la dinámica de las empresas textileras y de confección en Colombia y su entorno de TLC han hecho que varias empresas de inversión miren a Colombia porque el sector se volvió interesante y rentable.

El presidente de Inexmoda asegura que innegablemente hay oportunidades en la medida de que se pueda ofrecer un mercado legal en Colombia lo cual impulsará en grandes proporciones la inversión extranjera. “Procolombia viene haciendo un trabajo muy interesante, buscando actividades para fortalecer los primeros eslabones de la cadena. Ojalá vengan compañías nuevas a nuestro país que ayuden a mejorar la oferta de materias primas para los confeccionistas”.

Consideró que justo este es el momento de que firmas como Fabricato, Tejicondor, Coltejer y otras textileras y firmas confeccionistas del país busquen aliados estratégicos para crecer y consolidar mercado. “Lo que están haciendo Fabricato y Coltejer es muy importante porque están definiendo unos objetivos estratégicos de especialización, de claridad, de hacer los productos que mejor hacen y de esa manera estamos viendo los excelentes resultados en Fabricato”.

Carlos Eduardo Botero, el presidente ejecutivo de Inexmoda y el líder de un sector que resurge como el Ave Fénix, considera que la industria textil confecciones camina en la dirección correcta, pero con temores por el contrabando y lo espurio, eso sí con la tranquilidad que brinda el mercado interno en donde hay que seguir con la construcción de marca y con los mercados internacionales en donde hay que aprovechar más los tratados de libre comercio como el firmado y hoy en vigor con Estados Unidos, pero desarrollando la cláusula de acumulación de origen que tiene ese compromiso y explorar mercados como México y Canadá en donde las oportunidades vuelan.

Al parecer los nubarrones empezaron a despejarse porque los buenos años y la prosperidad que se fue desbaratando con la apertura económica de 1991 ya tocó fondo y le dio un nuevo aire al sector textil, confección, diseño y moda de Colombia que es de por sí emblemático pues no en vano tiene más de cien años aportando con el desarrollo y el crecimiento del país con innovación, inversiones y creatividad.

Según la historia, fue en 1907 cuando empezó la gran aventura textilera y de las confecciones. En ese entonces en pleno gobierno del General Rafael Reyes es cuando nacen las primeras empresas de tejidos como Fábrica de Hilados y Tejidos El Hato, hoy Fabricato y Tejicondor.

Eran tiempos complicados porque recién se salía de la barbarie que desató la guerra de los Mil Días y la misma separación de Panamá. De todas maneras en ese año el gobierno impulsó la siembra de algodón y las exportaciones con la expedición del decreto 832 que establecía primas de estímulo para esta actividad.

Cabe apreciar que en este año la fábrica de hilados y tejidos de Samacá estrenó moderna maquinaria para aumentar su producción. Entró en operación la Compañía de tejidos de Bello, Tejidos Medida, la Fábrica de Tejidos Hernández y la Compañía Colombiana de Tejidos, Coltejer. Mirando en los anales de la historia y revisando la mitad del siglo 20 observamos los procesos de creación de empresas de producto terminado como Leonisa que ve la luz en 1956 y se consolida como la más importante. En los albores de los años sesenta, nuevas empresas se suman al sector y es así como llegan firmas como Caribú, Everfit, Paños Vicuña, Enka y textiles Pepalfa entre otras tantas.

Luego de este recorrido de más de 100 años nos damos cuenta que la emblemática industria textil-confecciones no solo ha marcado un hito en la historia económica de Colombia sino que debe perpetuarse en el sector real como clave del crecimiento con la importancia y el linaje que le corresponde.

Visto 1461 veces