Jueves, 05 Noviembre 2015 13:06

Empresarios de la costa están molestos por alzas en energía

Por

Los nuevos ajustes golpean la competitividad y se hacen en medio de un servicio precario y poco confiable.

La queja nacional por el ajuste al alza en el servicio de energía eléctrica se intensifica en la costa norte de Colombia en donde los empresarios elevaron su queja porque consideran que se les jugó sucio toda vez que pagaron contratos de largo plazo y rubros adicionales en las tarifas como cargos por confiabilidad.

La queja empresarial se extiende a las familias de Cartagena, y de todo el Caribe que cuentan hoy con un servicio muy regular y en donde la confiabilidad precisamente no es el común denominador.

La Presidente ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena, María Claudia Páez, le dijo a Diariolaeconomia.com que si bien es entendible que hay una coyuntura climática difícil como el fenómeno de El Niño, el país supuestamente estaba blindado porque tenía trazadas unas reglas de juego que se trazaron luego del apagón de 1992 en donde se fueron ajustando medidas como los contratos de largo plazo como los PPA y los BOMT así como los cargos por confiabilidad.

La dirigente cameral le dio mal recibo al anuncio del ejecutivo el cual de manera increíble aprobó la extensión a los cargos por confiabilidad y anotó que más allá de la tarifa hay problemas serios en cobertura y en calidad del servicio lo cual invita a crear un frente común para trabajar en soluciones estructurales y de base que brinden una verdadera solución al problema.

Aseguró que las salidas no solamente deben buscarlas los empresarios sino toda la comunidad costeña que no está satisfecha ni con las tarifas ni con el servicio que se les está prestando y menos con la cobertura.

“Tenemos que tomar decisiones con respecto al tema y para ello hay una mesa que se abrió con el liderazgo de la ANDI, los empresarios y el Consejo Intergremial para trabajar en estos temas y por ello se está invitando con la bancada de Bolívar al gobierno nacional para explorar soluciones que sean estructurales y que le den viabilidad a los procesos productivos porque la comunidad empresarial y la ciudadanía ya no resiste más”, sostuvo la señora, María Claudia Páez.

Agregó que un ajuste en tarifas adicional a los cargos cancelados en las tarifas conlleva a un frenazo en la competitividad porque casualmente ese es el tema en el que más insiste el gobierno y que por la vía del mayor precio en el servicio de energía es un palo más en la rueda de la productividad porque los servicios públicos son elementos fundamentales en la competitividad.

Consideró urgente darle solución a este gran inconveniente porque de otra forma no será posible asumir los grandes retos competitivos que exigen los TLC y todo el entorno de productividad para la demanda interna.

No se puede seguir pagando negligencia

Los empresarios coinciden en todo el país y desde luego los de la costa norte o quienes se instalaron allí para tener mayor cercanía a los puertos y facilitar las exportaciones, en que no tiene presentación que se les pusiera a pagar una contingencia energética para luego salir con el cuento que no hay nada garantizado y que hay que resolver todo por la ruta de los incrementos.

“Definitivamente lo estamos viviendo hoy porque hubo un fondo de contingencia que se creó y que lo hemos pagado luego de la crisis energética de los años noventa cuando hubo apagón y ahora las termoeléctricas nos dicen que no tienen las condiciones para poder ofrecer el servicio a los precios que venimos trabajando, entonces definitivamente hay que tomar soluciones de manera conjunta con el gobierno y además tenemos que buscar soluciones efectivas, estructurales y de largo plazo porque este es un tema reiterativo que para el caso del Caribe se ha convertido en un problema de orden público reflejado en el cierre de vías y protestas por parte de la comunidad que no recibe un óptimo servicio”, afirmó.

Para la presidente de la Cámara de Comercio de Cartagena, no es consecuente que en la era del libre comercio, de la competitividad y de los acuerdos comerciales, los empresarios llamen angustiados a decir que no hay agua que no hay energía, que no hay gas o que colapsaron los servicios públicos. Consideró que es urgente que el gobierno tome medidas perentorias porque se trata de un tema de competitividad, de un lío de la costa, pero también de un escenario que golpea al país.

En materia de gas no hay que hablar de desabastecimiento

Según la presidente ejecutiva de la Cámara de Comercio de Cartagena, un desabastecimiento de gas en la costa norte o en Colombia sería inviable y catastrófico para los empresarios y para la comunidad. Anotó que esa posibilidad no debe ni siquiera considerarse,

Expuso que si bien hay unas fuentes de gas que se han agotado hay otras que están pendientes como las del Cerrejón y las mismas de Anadarko que al parecer encontró una fuente de gas importante en litoral atlántico.

“En este momento con el gobierno se ha encontrado una solución porque los empresarios cartageneros recibieron una notificación de Surtigas, en el sentido que los próximos contratos no eran viables porque no había el producto suficiente.

Afortunadamente se ha llegado a un acuerdo, pero definitivamente tenemos que trabajar en la explotación de nuevas fuentes y en la que ya están descubiertas”, precisó, María Claudia Páez.

Sobre este espinoso tema añadió que sin gas las empresas todas y la petroquímica no pueden crecer. Dijo que un problema como el que experimenta Colombia con la energía eléctrica golpea la inversión porque le envía un mensaje errado al capital que busca renta y negocios en vista que hay incertidumbre, inestabilidad e insatisfacción porque ello implica no poder cumplir con los grandes compromisos del sector privado.

Visto 986 veces