Martes, 13 Abril 2021 15:50

Barequeros condenan Proyecto de Ley que criminaliza la minería

Por
Barequeros condenan Proyecto de Ley que criminaliza la minería Foto Pixabay

Exigieron el respeto de los derechos humanos de las comunidades mineras ancestrales, de acuerdo al artículo 2º de la Constitución Política. Solicitan reconocer un actividad precolombina y colonial.

Tras la presentación del Proyecto de Ley 059 del año 2020 hecha por el Ministerio de Justicia y del Derecho, Ministerio de Defensa, Ministerio de Minas y Energía, Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Mesa Minero Agro Ambiental de la Sub-Región del Nordeste Antioqueño y la Asociación Mesa Minera Segovia-Remedios expresaron su total rechazo a la iniciativa legislativa porque criminaliza una labor ancestral, hecha toda la vida para dignificar el modo de vida.

Según los trabajadores, al margen de pretender aumentar las penas por el desarrollo de las actividades mineras ilegales, la medida afecta injustamente a los mineros tradicionales y de subsistencia, en la medida en que, por carecer de un título o contrato de concesión, se les asimila a mineros ilegales, desconociendo la naturaleza atávica así como hereditaria de su actividad legítima, además de la propiedad que sobre esos territorios, por ellos ocupados, se les reconoce aún en numerosos instrumentos internacionales.

 

“Pedimos la construcción de una política pública minera y la formalización de la actividad minera de subsistencia, de manera que se proteja a los más de tres millones de mineros ancestrales y tradicionales a nivel nacional, quienes derivan el sustento y garantizan la seguridad alimentaria de sus familias mediante la actividad minera ancestral. Reconociendo que en su gran mayoría estos barequeros hacen parte de las comunidades indígenas y afrodescendientes, las que gozan de una especial protección constitucional, reconocida en numerosas sentencias de la Corte Constitucional y en el Convenio 169 de la OIT”, precisaron los mineros.

 

Solicitaron la caracterización de las comunidades mineras ancestrales y tradicionales de los territorios, respetando la vocación de los mismos, diferenciando la minería ancestral y tradicional de la verdadera minería criminal, la que condenan desde todo punto de vista.

Igualmente exigieron el respeto de los derechos humanos de las comunidades mineras ancestrales, de acuerdo al artículo 2º de la Constitución Política, teniendo en cuenta que las comunidades vienen realizando esta labor desde mucho antes de la colonia.

Reclamaron la existencia de una cesión de títulos en posesión de empresas privadas y multinacionales, a las cuales el gobierno les ha dado prioridad, fomentando la monopolización de la extracción de recursos naturales y promoviendo la formalización a través de la cesión de áreas, desconociendo los derechos que les asisten sobre el suelo y subsuelo de las comunidades indígenas y afrodescendientes que habitan y ocupan esos territorios.

En su documento, la minería tradicional, solicitó el reconocimiento a la actividad minera ancestral como una actividad económica legítima, y que en virtud de ella, se fomente y garantice el acceso del minero o barequero a los servicios del sistema bancario y financiero, a quienes hoy se les impide su acceso por la estigmatización que el propio Estado Colombiano ha hecho de la actividad del pequeño minero, como del minero de subsistencia, considerándola como una actividad criminal y asociada al narcotráfico y a las bandas delincuenciales.

 

“Exhortamos al Gobierno Nacional y al Congreso de la República a flexibilizar y agilizar los procesos de formalización de los pequeños y medianos mineros titulares para cumplir de manera oportuna las exigencias ante los entes gubernamentales con la posibilidad de expandirnos a nivel internacional”, escribieron los empresarios de la minería.

 

Tajantemente, reclamaron el reconocimiento de las actividades de Chatarreros y Chatarreras como fuente de ingreso principal de hombres y mujeres cabezas de familia que incluyen comunidades indígenas, afro, personas con movilidad reducida y adulto mayor.

 

“Requerimos la aprobación en el Congreso de la República de una legislación acorde con la realidad, la naturaleza y la historia de estas comunidades mineras, esencialmente constituida por población afrodescendiente e indígena, la cual tenga como pilar fundamental la formalización e inclusión en la legalización de mineros ancestrales y tradicionales con políticas equitativas desde el reconocimiento social y cultural de la explotación minera en el territorio colombiano por medio de una caracterización”, señalaron.

 

Consideran que de no encontrar una respuesta que atienda las peticiones, los mineros se verán obligados a realizar una movilización nacional para reclamar por el reconocimiento y formalización de mineros ancestrales y tradicionales, por lo que invitaron a todos los barequeros y pequeños mineros del país, a los integrantes de todas las Mesas Mineras en Colombia, conformadas principalmente en los antiguos Territorios Nacionales, en el Pacífico, en el Bajo Cauca, Antioquia, Sur de Bolivar, a mantenerse alerta para unirse a la lucha pacífica por los derechos ganados con esfuerzo y avalados por la historia.

Visto 653 veces