Martes, 15 Diciembre 2015 15:02

Cotecna dice que algunos juguetes pueden ser una amenaza

Por

Expertos aseguran que en navidad no todo lo que se pone bajo el árbol para entretener es seguro.

La compañía suiza Cotecna, con operaciones en Colombia desde hace 25 años y con amplia experiencia en certificación de productos y reglamentos técnicos a nivel mundial, presentó una serie de recomendaciones que las familias colombianas deben conocer a la hora de comprar juguetes para propender por felicidad y garantizar la seguridad y la vida de los niños.

Alfredo García, Gerente de la multinacional para Colombia y Latinoamérica, explicó que la fabricación, importación y comercialización de juguetes, están regidas en el país por exigentes reglamentos técnicos, que se han construido bajo el liderazgo de entidades como los ministerios de Comercio, Industria y Turismo, así como el de Salud, junto con la Superintendencia de Industria y Comercio.

La reglamentación exige para los juguetes que serán comercializados en el país, que estos hayan pasado por un exigente proceso de demostración de conformidad.

Cotecna Certificadora Services LTDA es un organismo de evaluación de conformidad para la certificación de productos y está acreditado por el ONAC (organismo Nacional de acreditación) bajo el No. 09-CPR-05 y dentro de su amplio alcance están incluidos los juguetes.

Además tiene una amplia cobertura de oficinas en el ámbito mundial que le permite ofrecer cobertura para la realización de evaluaciones de la conformidad y los servicios de certificación tanto a fabricantes como a importadores de este producto.

García explica que la evaluación de la conformidad de un juguete busca determinar que los mismos cumplan con todos los requisitos de seguridad, tanto físico, mecánica como química; de tal manera que se salvaguarde siempre la vida y la salud de los más pequeños.

La compra de un juguete no es juego, argumenta, la compra de un producto inadecuado, ya sea por ser inapropiado para la edad, por sus condiciones físico mecánicas o por lo impropio de los elementos utilizados en su fabricación; se pueden constituir en un peligro para las edades más vulnerables.

Además, agrega, “a través de la pruebas químicas se busca evaluar que el juguete, que estará en contacto con la piel y los sentidos de los niños no genere migración de elementos peligrosos para la salud, como los metales pesados y a su vez, las pruebas mecánicas y físicas buscan por medio de simulaciones y ensayos determinar que el juguete es seguro, no genera riesgos para el usuario y soporta de forma adecuada el uso razonable”.

También se debe tener en cuenta que el requisito de inflamabilidad establece para los juguetes compuestos por material textil, de superficie pilosa y los que contengan accesorios tales como: barbas, bigotes, pelucas y máscaras, sean de un material auto extinguible y/o si arden en presencia de una llama lo hagan lentamente y con poca velocidad de propagación, de tal forma que permita la extinción del foco de incendio y no se produzca una conflagración.

Por ello, asegura Alfredo García, es muy importante que al momento de adquirir los juguetes, nos detengamos a leer las indicaciones contenidas en los empaques, donde se deben especificar materiales, precauciones e incluso las edades de los menores a las cuales se dirigen éstos.

Así, por ejemplo, es importante establecer que el producto no contenga y/o su contenido no deberá exceder el límite máximo establecido para elementos como: antimonio, arsénico, bario, cadmio, cromo, plomo, mercurio y selenio.

Además, se debe verificar que en el etiquetado del juguete o en su empaque, se presente de forma clara, legible, permanente y que contenga las indicaciones que permitan conocer los riesgos que puede ocasionar su uso y que toda la información e instrucciones vengan en español, en este caso.

Adicionalmente, explica el directivo, de acuerdo con lo definido por la resolución 11638 de la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, se exige que los juguetes que son operados y/o accionados por medio de baterías (incluido el control remoto), deben restringir el fácil acceso al compartimiento de pilas o baterías y garantizar que las resguarde adecuadamente. Para ello deben tener un tipo de ajuste que no se abra con facilidad, y requiera de una herramienta para ello o que su apertura se produzca con un mínimo de dos movimientos.

En resumen, en este aspecto se debe garantizar que los juguetes que se pongan en el mercado colombiano dispongan de un sistema de seguridad que imposibilite a los niños el fácil acceso a las pilas o baterías.

Tenga presente estas recomendaciones

Según el gerente de Cotecna, si el regalo para el menor será un juguete es muy importante tener en cuenta aspectos tales como las propiedades físicas y mecánicas de dicho juguete, su inflamabilidad, los posibles componentes tóxicos y todos los símbolos gráficos y literatura para el etiquetado de advertencia sobre la edad a la cual va dirigido el juguete y sus condiciones seguras de uso.

Por último, es muy importante en este sentido, adquirir este tipo de juguetes en comercios que generen máxima confianza y toda la certeza posible de que cumplen con los requisitos legales y reglamentarios, los cuales no buscan otra cosa que la protección de la vida y la salud de los niños colombianos y de todo el mundo.

En síntesis de un obsequio para un pequeño sea toda una dicha para el párvulo y evitar que de una alegría se pase a una tragedia por físico descuido.

 

 

Visto 1065 veces