Martes, 24 Mayo 2016 20:40

Gobernantes firman pacto para erradicar la desnutrición infantil

Por

Gen Cero es un movimiento nacional, liderado por la Fundación Éxito, que busca erradicar la desnutrición crónica en Colombia para el 2030.

27 gobernantes del país (25 alcaldes y dos gobernadores) firmaron hoy en Bogotá el Pacto Gen Cero con el que se comprometen a emprender acciones para contribuir a erradicar la desnutrición crónica en Colombia en menores de cinco años para el año 2030.

Los gobernantes pertenecen a cinco departamentos de Colombia en los que la desnutrición crónica tiene mayores índices que el promedio nacional (13,2%, ENSIN, 2010): La Guajira, Atlántico, Nariño, Vaupés y Boyacá, siendo Vaupés el departamento con mayor prevalencia: 34.6%, es decir, que uno de cada tres niños la padece.

"La firma del pacto Gen Cero permitirá la continuidad y la articulación entre las estrategias públicas y privadas, nacionales y locales, que buscan mejorar el presente y el futuro de nuestros niños, apuntando así al logro de una meta de país", afirma Germán Jaramillo Villegas, Director Ejecutivo de la Fundación Éxito.

Al firmar el pacto, los mandatarios se comprometen a implementar acciones concretas en sus municipios para contribuir a erradicar la desnutrición, estas acciones quedarían plasmadas en los planes de desarrollo y tendrían claros indicadores de seguimiento.

Los temas específicos en los que pueden trabajar las administraciones municipales son: cobertura para control prenatal de las mujeres embarazadas, suplementación durante la gestación, disminución de las cifras de bajo peso al nacer, promoción de la lactancia materna, prevención del embarazo adolescente, entre otras iniciativas.

Este tipo de estrategias son un gran aporte al diseño de políticas públicas, programas y proyectos efectivos para fomentar el desarrollo de niños vulnerables desde su gestación.

Para el alcalde del Municipio de Pupiales, Nariño, Fabio Cárdenas Revelo, este compromiso permite aunar esfuerzos y trabajar por la primera infancia. Aseveró que si los municipios y las gobernaciones asignan recursos para trabajar por la niñez, llegarán días mejores para las regiones.

"Es el momento de actuar de manera decidida para que seamos los actores de ese verdadero cambio, por eso estamos invitando a nuestros funcionarios, líderes comunitarios, a todas las organizaciones, los gremios, a trabajar en nuestro municipio por esa gran meta. Lograr ser actores de días mejores para la humanidad, ese es nuestro principal compromiso", apuntó el señor Cárdenas.

¿Por qué apostarle a la erradicación de la desnutrición crónica?

La desnutrición crónica (retraso en la talla para la edad) afecta el desarrollo físico y cognitivo de los niños, especialmente durante sus primeros años de vida, tiene efectos irreversibles y enormes repercusiones en el desarrollo humano y el de los países. Erradicar la desnutrición crónica es una forma de lograr la equidad y es un camino para disminuir de manera efectiva la pobreza. Cifras del Banco Mundial demuestran que bajar 1% las tasas de desnutrición contribuye a disminuir en 4% la pobreza.

El premio Nobel de economía en el año 2000, James Heckman, aseguró que las inversiones que haga el Estado durante los cinco primeros años de vida de los niños son las que reportan las más altas tasas de retorno para el individuo y la sociedad. Esta intervención, especialmente con niños que viven en situaciones de vulnerabilidad, evita problemas futuros en materia de educación (capacidad de aprendizaje o deserción escolar), salud, embarazo adolescente o delincuencia. Una atención integral y coherente en la primera infancia produce mayor equidad social y económica, y contribuye a mejorar el capital humano.

Los primeros 1.000 días, que ocurren entre el tiempo de la gestación (270 días) y el de los dos primeros años de vida del niño (730 días), son una ventana de oportunidad para la vida, pues es la época en la que se dan los principales desarrollos del ser humano, incluyendo la mayor parte de las conexiones neuronales.

Y, además de la falta de alimentos, la desnutrición crónica tiene otro tipo de determinantes sociales tales como: bajo peso al nacer de los niños, corta duración de la lactancia, pertenecer a una etnia indígena, bajo nivel educativo de la madre, altos niveles de pobreza, limitado acceso a agua potable, entre otros, que deben ser analizados y tenidos en cuenta en los planes de desarrollo de los gobiernos.

Por este motivo es fundamental intervenir con políticas, estrategias y acciones que mejoren las condiciones nutricionales de la población infantil, buscando su completo desarrollo físico y cognitivo, contribuyendo así a mejorar el capital humano de nuestro país y a combatir indicadores como los de pobreza y desigualdad.

¿Qué es Gen Cero?

Gen Cero es una invitación a trabajar juntos, como país, para alcanzar la primera generación con cero desnutriciones crónicas en Colombia para el año 2030. Liderado desde 2013 por el Grupo Éxito, a través de su Fundación, este movimiento nacional busca unir al sector público, privado, a la academia, los medios de comunicación, los líderes sociales y la comunidad en general para trabajar juntos por el logro de esta meta. Otros países como Chile y Cuba lo lograron, Colombia, con un esfuerzo fiscal importante que beneficie a la primera infancia puede lograrlo.

¿Quiénes firmaron el pacto Gen Cero?

Por la Guajira: Urumita, La Jagua del Pilar, San Juan del Cesar y Villanueva. Por Atlántico lo hicieron Palmar de Varela, Piojó, Santo Tomás y San Juan de Acosta.

La delegación de Nariño que firmó el acuerdo la conformaron Ipiales, El Tambo, Nariño, Contadero, San Pablo, Pupiales y San Pedro de Cartago. En este caso el Gobernador de Nariño firmó también el pacto por su departamento.
Por Vaupés la alcaldía de Mitú, por Boyacá lo hicieron los municipios de Firavitoba, Iza, Moniquirá, Nobsa, Tibasosa, Monguí, Ventaquemada, Paipa y Toca. El pacto también fue firmado por el Gobernador de Boyacá.

Visto 920 veces